Pasar al contenido principal

Elon Musk se echa para atrás en su idea de bombardear Marte y propone lanzar miles de satélites para aumentar la temperatura del planeta

Elon Musk
REUTERS/Mike Blake
  • Musk ha planteado en repetidas ocasiones la idea de que la atmósfera de Marte podría calentarse para albergar vida humana, derritiendo sus polos y provocando artificialmente un efecto invernadero.
  • Sin embargo, este martes, Musk sugirió que los satélites equipados con reflectores solares podrían ser preferibles a lanzar armas nucleares.
  • No es seguro que la vaporización de los polos de Marte tenga el efecto deseado por Musk, ya que es posible que no contengan suficiente CO2 para calentar la atmósfera y hacerla habitable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Elon Musk tiene una nueva idea para hacer que la atmósfera de Marte sea habitable para los humanos, y no incluye el lanzamiento de armas nucleares en sus polos para que se derritan.

Desde 2015, el directivo ha planteado la idea de que el lanzamiento de armas termonucleares sobre los casquetes polares de Marte podría calentar la atmósfera del planeta, con el objetivo eventual de hacerlo habitable para los humanos. Su teoría es que vaporizar el agua atrapada en los polos liberaría CO2, creando una especie de efecto invernadero.

Leer más: Cómo vivirán los primeros humanos en Marte, según Elon Musk

Musk reiteró la idea la semana pasada e incluso creó camisetas de Nuke Mars. Sin embargo, el martes tuiteó una nueva teoría que reemplaza las bombas de hidrógeno lanzadas por satélites.

"Podría tener sentido lanzar misiles reflectores solares para calentar Marte", escribió Musk. Los soles artificiales es como el directivo se refiere a la corriente teórica de explosiones nucleares causadas por bombas nucleares.

Sin embargo, no ha abandonado por completo su idea relacionada con las armas nucleares. Nuke Mars se refiere a una corriente continua de explosiones nucleares de fusión nuclear muy bajas sobre la atmósfera para crear soles artificiales. "Al igual que nuestro sol, esto no haría que Marte se vuelva radiactivo", dijo Musk en un tuit. También aseguró que el método "no era arriesgado", en su opinión.

Reemplazar las armas nucleares con satélites puede no abordar algunos de los principales problemas que enfrenta los sueños de Musk de hacer Marte habitable. Un artículo publicado en Nature Astronomy el año pasado concluyó que liberar CO2 de Marte no sería suficiente para transformar adecuadamente su atmósfera por dos razones.

En primer lugar, los investigadores descubrieron que no hay suficiente CO2 atrapado en los polos para producir un efecto invernadero lo suficientemente intenso, y en segundo lugar, a diferencia de la Tierra, la atmósfera de Marte se pierde continuamente, por lo que cualquier gas producido se alejaría lentamente hacia el espacio exterior.

Y además