Pasar al contenido principal

El plan del Gobierno para bajar la factura de la luz: eliminará el impuesto del 7% a las eléctricas

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica
Twitter / @Congreso_Es
  • El Gobierno suprimirá el impuesto del 7% a las eléctricas para frenar la subida del precio de la luz.
  • Anuncia medidas para proteger a las personas en riesgo de pobreza energética.
  • Promueve el "autoconsumo" y un plan para fomentar las renovables.

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, ha anunciado este miércoles el "plan de choque" con diversas medidas para influir en el mercado eléctrico y abaratar así los altos precios registrados en las últimas semanas, en las que se ha batido hasta en dos ocasiones el récord anual.

Ribera ha explicado en la Comisión de Transición energética un paquete de medidas que pretende aprobar, entre las que destaca la supresión del impuesto del 7% a la generación eléctrica que las empresas del sector venían abonando desde 2012, cuando el anterior Ejecutivo implementó la medida.

Curiosamente, el PP ha cursado una proposición de ley este mismo miércoles para suprimir el impuesto, horas antes del anuncio de Ribera. En su propuesta, el PP acompañaba la suspensión de este impuesto con un mayor margen en la recaudación por las subastas de derechos de emisión de gases de efectos invernadero, fijado hasta ahora en 500 millones de euros y que pasarían a 2.000 millones.

Se trata de una decisión del Gobierno que pretende abaratar los costes de producción de las compañías eléctricas para que puedan relajar sus precios al obtener un mayor margen de beneficio. De este modo, el precio final que paguen los consumidores será menor, a pesar de la menor recaudación.

La eliminación del 7% supondría rebajar el precio de la factura de la luz

Una medida en línea con lo expuesto por varios expertos como Natalia Fabra, profesora de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid, quien explica a Business Insider que "la eliminación de los impuestos que gravan la generación de los ciclos combinados y de las centrales de carbón [...] y la redefinición de los peajes variables por el uso de las redes de gas, evitarían que su cuantía se trasladase a los precios del mercado eléctrico con los que se retribuye toda la generación".

Lo que Fabra considera en su análisis retroactivo publicado por la CNMC es que, habiendo eliminado el pasado 1 de enero el impuesto del 7% sobre los ingresos de la generación eléctrica y el impuesto especial sobre hidrocarburos, ambos introducidos en 2013 por la Ley 15/2012, con ello calcula que se habrían perdido en torno a 277 millones de euros en impuestos desde enero a agosto de 2018.

Leer más: Amazon, Google y Apple se convierten en inesperados impulsores de las energías renovables

Sin embargo, esta pérdida recaudatoria "podría paliarse o bien redefiniendo la forma de dichos impuestos (para que dejaran de ser función de la generación de cada central), o bien trasladando dicha carga sobre el consumo de hidrocarburos al sector transporte y revirtiendo su recaudación al sector eléctrico".

Según sus cálculos, este ahorro "permitiría a los consumidores liberar más de 1.600 millones de euros para otros usos", con lo que se conseguiría, por un lado, rebajar el precio de productos y servicios en sectores afectados por la subida de la electricidad; por otro, compensar esa pérdida recaudatoria con otros impuestos desligados de la energía, como por ejemplo el IVA.

Medidas contra la pobreza energética y para potenciar el autoconsumo

Además, Ribera ha anunciado medidas aún por definir para aumentar la cobertura de las personas en riesgo de pobreza energética, incluyendo un nuevo bono social ligado a la calefacción y la ampliación del eléctrico, que ya está en vigor.

Por otra parte, Ribera ha anunciado que el Gobierno está estudiando otras medidas para fomentar el autoconsumo, ofrecer más información al consumidor acerca de la potencia contratada en el mercado regulado o potenciar las renovables, dentro de una "reforma estructural" del sistema energético español que se abordará antes de que acabe el año.

Otra de las apuestas de Ribera es la de facilitar los contratos bilaterales para desplazar una parte del mercado mayorista a la contratación bilateral de energías renovables, algo que supondría un cambio en la tendencia actual, donde aproximadamente la mitad de los consumidores acuden al mercado regulado.

Leer más: La joven promesa tecnológica española que quiere encontrar la solución al problema energético del Bitcoin

"España es uno de los pocos países europeos donde la mayor parte de la energía se obtiene en el mercado mayorista. Tenemos un largo recorrido en la potenciación de los contratos bilaterales", ha explicado la ministra, que espera revertir lo antes posible la situación.

Por otra parte, la ministra ha avanzado que el Gobierno que eliminará el peaje de respaldo, conocido como Impuesto al sol, de forma progresiva.

Te puede interesar