Pasar al contenido principal

El plan de Londres y París para conquistar a los millennials

Vista aérea del centro de Londres
Vista aérea del centro de Londres Getty Images

Una oferta de 177 restaurantes con, al menos, una estrella Michelin, 641 parques y jardines, 506 teatros, 353 museos y galerías, 490 clubes nocturnos y más de 3.500 hoteles integran la oferta turística de un nuevo destino integrado por dos de las ciudades europeas más atractivas para los viajeros: Londres y París.

Separadas por un trayecto de dos horas y cuarto en el tren Eurostar, ambas capitales se han propuesto atraer al público millennial, por lo que se unirán por primera vez en su historia en una campaña de promoción común centrada en el "poder del ahora". No en vano el lema de la campaña es #LondonParisNow.

Muy enfocada al público joven de los Estados Unidos, la campaña explota el auge de las conocidas como city breaks o escapadas urbanas, que seducen cada vez más a los viajeros, más interesados en descubrir los atractivos de las grandes urbes que el conjunto de los países.

Tándem ganador

En plena negociación por el Brexit y en una estrategia que recuerda las asociaciones de ciudades para organizar grandes eventos deportivos (Eurocopa de Polonia-Ucrania, o los Mundiales de Japón-Corea o el futuro EEUU-México-Canadá), París y Londres sumarán sus atractivos para venderse turísticamente.

La penetración de las aerolíneas low cost en los vuelos transatlánticos, que han abaratado en gran medida los trayectos, incluso obligando a las compañías tradicionales a bajar sus precios, también juega a favor de este proyecto.

A la caza del milenial estadounidense

EE.UU. constituye el primer mercado emisor de turistas extranjeros para París y Londres. La capital británica acogió 2,62 millones de visitantes estadounidenses en 2017, un 12,7% más que en 2016, mientras París registró el pasado año una subida del 19% de las reservas hoteleras de turistas de esa nacionalidad.

Leer más: 35 caprichos que podrías permitirte si invirtieses a largo plazo el precio de un café al día

Sin embargo, según un estudio de las entidades impulsoras de este acuerdo –las oficinas de turismo de Londres y París, así como la compañía que explota el tren que las une- los millennials estadounidenses postergan cada vez más sus vacaciones. De hecho, y por su tendencia a la procrastinación en general, se les apoda ya como la generación maybe tomorrow (quizás mañana).

Tan solo uno de cada diez millennials estadounidenses (8%) han visitado Londres y París, frente a siete de cada diez (72%) que manifestaron su deseo de conocer ambos destinos. Ante estos datos, las dos famosas ciudades se lanzaron a diseñar una campaña que les animase a hacer el viaje y no dejarlo para más adelante.

Separados por apenas dos horas

"Sabemos que una vez que las personas experimentan Londres y París se enamoran y quieren visitarlas una y otra vez", señala la directora ejecutiva de Visit London, Laura Citron.

Con esta propuesta, y con solo dos horas de diferencia "los viajeros podrán disfrutar de un instagrameable té de media tarde en Sketch, en el centro de Londres, y sobrevolar París en globo aerostático; recorrer los Campos Elíseos en un sidecar con Retro Tour París o remontar el Támesis en lancha rápida", indica.

Leer más: Cuánto debes ahorrar cada mes para pagar la entrada de una vivienda antes de los 35

A través de la puesta en marcha de una web (Londonandparis.com), con información general, lugares de visita obligada y otros "tesoros ocultos", las dos ciudades tratan de facilitar a los viajeros más jóvenes que reserven la que denominan "la experiencia de sus vidas".

"Mantengamos las cosas simples: dos ciudades increíbles, dos culturas diferentes, separadas por poco más de dos horas con Eurostar", señala por su parte el presidente de la Oficina de Turismo de París, Pierre Schapira. 

"Si eres alguien que quiere aprovechar al máximo la vida, ¿por qué dejar pasar la oportunidad de experimentar Londres y París de una sola vez?", añade.  

 

 

 Artículo original de Cerodosbé.

Te puede interesar