El plan de Netflix de cobrar a la gente por compartir contraseñas es un desastre antes de empezar

Frame de la serie 'El Juego del Calamar'.
Frame de la serie 'El Juego del Calamar'.

Noh Juhan | Netflix

Netflix ha estado probando sus próximas medidas contra el uso compartido de contraseñas en 3 países latinoamericanos, pero con un éxito limitado hasta ahora, según informa el medio Rest of World.

Netflix informó en abril de su primera pérdida de suscriptores en más de una década y dijo que el principal responsable era el hecho de que la gente compartiera las contraseñas de sus cuentas.

El gigante del streaming comenzó a probar en marzo una política más estricta para evitar que la gente compartiera las contraseñas con personas ajenas a su "hogar" en Costa Rica, Chile y Perú.

Según la nueva política, los suscriptores de esos países están técnicamente sujetos a un cargo de casi 3 euros por cada persona ajena a su hogar que utilice su cuenta.

Rest of World ha hablado con más de una docena de suscriptores de Netflix en Perú, quienes aseguran que el mensaje en torno al cambio de política ha sido confuso y que no han sido objeto de ninguna aplicación que les cobre por compartir contraseñas.

La confusión de los consumidores se debe a la forma en que Netflix define un "hogar", según informa Rest of World.

Un representante de Netflix ha respondido al medio que, aunque la empresa es consciente de que algunos consumidores piensan que eso significa cualquier persona de la familia inmediata del titular de la cuenta, la empresa define un hogar como personas que comparten un domicilio físico

Netflix no ha respondido inmediatamente cuando Business Insider se ha puesto en contacto con ella para que comentara el reportaje de Rest of World.

Medidas insólitas tras el trimestre 'horribilis' de Netflix: un pésimo registro de suscriptores que llevará a la compañía a decir adiós a las cuentas compartidas y dar la bienvenida a la publicidad

Rest of World también ha informado de que Netflix se ha topado con la resistencia de los organismos estatales de consumo de Costa Rica, Perú y Chile. La agencia de consumo de Perú recomendó a Netflix que trabajara para aclarar su definición de "hogar" con los clientes, según Rest of World.

La misma agencia ha compartido con el medio internacional que la nueva política de Netflix de cobrar a los usuarios por compartir las contraseñas podría llevar a una discriminación arbitraria contra los consumidores.

Una representante anónima del servicio de atención al cliente de Netflix ha dicho a Rest of World que ella misma y otros representantes del servicio de atención al cliente no sabían qué decir a los titulares de las cuentas cuando se les preguntaba por la nueva política.

La representante del servicio de atención al cliente ha añadido que si un cliente llamaba afirmando que un miembro de su hogar estaba utilizando la cuenta desde una ubicación diferente, se le indicaba que le dijera que esa persona podía seguir utilizando la cuenta mediante un código de verificación sin incurrir en un cargo adicional. 

Nota: Mathias Döpfner, director general de la empresa matriz de Business Insider, Axel Springer, es miembro del consejo de administración de Netflix.

Otros artículos interesantes:

Netflix planea alargar el tiempo en cines de alguna de sus películas antes de incluirlas en la plataforma, como la secuela de 'Puñales por la espalda'

Una encuesta señala que Netflix está perdiendo más suscriptores a largo plazo

Netflix está explorando la programación de televisión en vivo y es una carrera con Disney+ para ver qué compañía puede ganar esta nueva guerra del streaming

Te recomendamos