Así es el ambicioso plan de Biden para luchar contra el coronavirus: 100 millones de vacunas, centros de vacunación a gran escala y la reapertura de escuelas infantiles

BI
  • El presidente Joe Biden emitió tres órdenes ejecutivas relacionadas con el coronavirus en su primer día en el cargo. 
  • Todo apunta a aumentar el uso de mascarillas, acelerar la distribución de vacunas y restaurar la relación de Estados Unidos con la Organización Mundial de la Salud. 
  • En los próximos 100 días, Biden planea reabrir la mayoría de escuelas K-8 y administrar 100 millones de vacunas contra el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La orden ejecutiva obliga a usar mascarillas en terrenos y edificios federales. La orden se aplica a cualquier empleado o contratista federal que trabaje en estos lugares e instalaciones.

Dado que Biden no tiene la autoridad legal para exigir que todos los estadounidenses usen mascarilla, lanzó un desafío que pude a los americanos a usar mascarillas durante 100 días. Ha pedido a gobernantes, alcaldes y funcionarios de salud pública que lo apoyen en la misión. "Este es un acto patriótico", dijo Biden en un discurso en Wilmington, Delaware, el 15 de enero. "Se lo estamos pidiendo. Estamos en una guerra con este virus".

En abril de 2020, Donald Trump detuvo la financiación estadounidense para la OMS. La administración retiró a Estados Unidos de la organización en julio, pero el proceso tarda un año en hacerse efectivo. "La retirada de Estados Unidos de la arena internacional ha impedido el progreso de la respuesta global y nos ha dejado más vulnerables a futuras pandemias", afirmó Zients el martes.

La administración Trump otorgó a los estados la responsabilidad de supervisar sus propios lanzamientos de vacunas, pero muchos departamentos de salud afirmaron carecer de fondos y personal suficientes para acelerar la vacunación. Hasta el momento, solo se han administrado 16,5 millones de dosis, aunque hasta el pasado miércoles se ha distribuido más del doble de esa cantidad.

Biden calificó el lanzamiento de la vacuna como "un lamentable fracaso". Prometió poner a la Guardia Nacional, así como a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para ayudar a establecer puntos de vacunación en todos el país en lugares como gimnasios escolares, estadios deportivos y centros comunitarios, junto con unidades móviles de vacunación en lugares de difícil acceso.

Biden ha propuesto el Plan de Rescate Americano, que cuenta con 400.000 millones para combatir directamente la pandemia. De esa suma, 20.000 millones se destinarían a un programa nacional de vacunación. Otros 50.000 millones irían a hacer que las pruebas de coronavirus estén disponibles más a menudo, algo que incluye comprar test más rápidos y ayudar a las escuelas y los gobiernos locales a administrarlos con más frecuencia.

La administración Trump tenía como objetivo vacunar a 20 millones de personas para finales de 2020, pero se quedó corto. Muchos estados han informado recientemente de la escasez de vacunas, lo que obligó a muchas personas a cancelar sus citas.

Aun así, la velocidad ha aumentado en las últimas semanas: Estados Unidos está administrando alrededor de 800.000 dosis de vacunas por día, en promedio. Biden espera acelerar este ritmo creando más sitios de vacunación, aumentando la producción de viales y jeringas y aumentando los fondos para los departamentos de salud estatales y locales.

En diciembre, dijo que su objetivo a corto plazo era administrar 100 millones de dosis en sus primeros 100 días en el cargo, algo que requeriría poner al menos 1 millón de vacunas por día. "Algunos se preguntan si estamos hemos apuntado muy alto con este objetivo", dijo Biden la semana pasada. "¿Es alcanzable? Es una pregunta legítima. Permítanme ser claro. Estoy convencido de que podemos hacerlo".

El paquete de ayuda para el coronavirus propuesto por Biden incluye 130.000 millones de dólares para ayudar a las escuelas primarias a reabrir de manera segura. Las escuelas pueden usar ese dinero para mejorar la ventilación, reducir el tamaño de las clases, contratar más conserjes, distribuir equipo de protección personal o modificar la distribución de las aulas para que los estudiantes y los maestros guarden la distancia de seguridad. Biden también espera agregar 30.000 millones al Fondo de Ayuda para Desastres de FEMA, lo que podría ayudar a las escuelas a expandir sus capacidades. 

El presidente Joe Biden asumió el cargo el pasado miércoles en medio de un enorme pico mortal del coronavirus en Estados Unidos. Casi 3.000 personas mueren a diario de promedio por el COVID-19. A este ritmo, se estima que 42 estadounidenses fallecieron por coronavirus solo durante el discurso de inauguración de 21 minutos de Biden. 

El plan de acción del presidente tiene en mente tomar medidas inmediatas para vacunar a más estadounidenses, reducir la transmisión del coronavirus y reabrir escuelas y negocios de manera segura. 

Trump está considerando crear el 'Partido Patriota' motivado por las críticas de los republicanos sobre los disturbios en el Capitolio

"Estamos entrando en lo que puede ser el período más duro y mortal del virus", dijo en su discurso de inauguración. "Debemos dejar de lado la política y finalmente enfrentar esta pandemia como una sola nación".

Entre las 17 decisiones ejecutivas que tomó Biden el pasado miércoles, tres están directamente relacionadas con la pandemia. Esto es lo que se espera en los próximos días, según los objetivos a corto y largo plazo del presidente para tratar de recuperar la normalidad. 

Día 1: Biden emitió un mandato en el que pide usar máscarillas en cualquier propiedad federal del país y lanzó un "Desafío de 100 días con mascarilla" para todos los estadounidenses.

Joe Biden sostiene una mascarilla en el teatro The Queen en Wilmigton, Delaware, el 28 de octubre de 2020.
Joe Biden sostiene una mascarilla en el teatro The Queen en Wilmigton, Delaware, el 28 de octubre de 2020.

Día 1: Biden ha nombrado a un nuevo equipo de respuesta contra el COVID-19.

Jeffrey Zients ocupó varios puestos de alto perfil durante la administración de Obama.
Jeffrey Zients ocupó varios puestos de alto perfil durante la administración de Obama.

Biden ha nombrado a Jeffrey Zients, quien se fue director del Consejo Económico Nacional bajo la administración de Obama, su coordinador de respuesta al COVID-19.

Zients ahora está a cargo de administrar la producción y distribución de vacunas en el país, garantizar un suministro constante de equipo médico y determinar las restricciones de viajes, entre otras tareas. No tiene antecedentes médicos o científicos, pero los funcionarios de la era Obama consideraron a Zients como un hombre muy capaz para solucionar cualquier problema.

"Lo que ha faltado asombrosamente durante el año pasado es una respuesta organizada", dijo Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., al Financial Times el miércoles. "Necesitas que alguien sea el director de la orquesta. No necesitan saber tocar todos los instrumentos, solo necesitas saber qué hacer para sacar lo mejor de ellos".

Zients también trabajará codo con codo con David Kessler, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos, quien asumirá el papel que actualmente ostenta Moncef Slaoui, como jefe de implementación de vacunas en EE.UU. 

Biden también planea restaurar un puesto en el Consejo de Seguridad Nacional de la era Obama, Dirección de Seguridad Sanitaria Global y Biodefensa, que se disolvió durante la administración Trump. En una conferencia de prensa el pasado martes, Zients explicó que el cargo "jugaría un papel crítico para detener la pandemia y prevenir futuras catástrofes biológicas". 

El papel lo ocupará Elizabeth Cameron, exfuncionaria de seguridad nacional de la Casa Blanca. 

Día 1: Detener la salida de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS habla con Michael Ryan, director del Programa de Emergenicas Sanitarias, durante una sesión informativa en la sede de la OMS en Ginebra el pasado 6 de marzo de 2020.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS habla con Michael Ryan, director del Programa de Emergenicas Sanitarias, durante una sesión informativa en la sede de la OMS en Ginebra el pasado 6 de marzo de 2020.

El miércoles, Biden puso fin al proceso de retirada pidiéndole al Dr. Anthony Fauci, director del Instituto nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, que represente a Estados Unidos en las reuniones anuales de la OMS

Primer mes: poner en funcionamiento 100 centros de vacunación con apoyo federal.

Emily Alexander, de 37 años, muestra su tarjeta de vacunación COVID-19 poco después de recibir la vacuna en State Farm Stadium en Glendale, Arizona, el 11 de enero de 2021.
Emily Alexander, de 37 años, muestra su tarjeta de vacunación COVID-19 poco después de recibir la vacuna en State Farm Stadium en Glendale, Arizona, el 11 de enero de 2021.

"Al final de nuestro primer mes en el cargo, tendremos 100 centros apoyados por el gobierno federal en todo el país que finalmente vacunarán a millones de personas", dijo Biden la semana pasada.

Primeros 100 días: 1,9 billones de dólares para combatir la pandemia.

Varios trabajadores de la industria de las aerolíneas sostienen carteles durante una protesta en Federal Plaza en Chicago, Illinois, el 9 de septiembre de 2020.
Varios trabajadores de la industria de las aerolíneas sostienen carteles durante una protesta en Federal Plaza en Chicago, Illinois, el 9 de septiembre de 2020.

También se invertirán fondos adicionales en nuevos tratamientos contra el COVID-19, expandiendo la capacidad de Estados Unidos para detectar e identificar nuevas cepas de coronavirus y aumentando la fabricación nacional de suministros médicos o equipos de protección. Biden también planea financiar 100.000 puestos de salud pública para ayudar con el rastreo de contactos y la administración de vacunas

Primeros 100 días: obtener 100 millones de vacunas contra el coronavirus.

Gayle Butler prepara la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19en St. John's Well Child & Family Center en Los Ángeles, California, el 7 de enero de 2021.
Gayle Butler prepara la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19en St. John's Well Child & Family Center en Los Ángeles, California, el 7 de enero de 2021.

 Primeros 100 días: reabrir la mayoría de escuelas K-8.

Un estudiante de Rippowam Middle School el 14 de septiembre de 2020 en Stamford, Connecticut.
Un estudiante de Rippowam Middle School el 14 de septiembre de 2020 en Stamford, Connecticut.

"Podemos enseñar a nuestros niños en escuelas seguras", dijo Biden el miércoles. "Podemos vencer el virus mortal".

LEER TAMBIÉN: Facebook confirma que está guardando información de las cuentas involucradas con el asalto al Capitolio después de bloquearlas

LEER TAMBIÉN: Cómo protegerte contra la nueva variante del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Aranceles, Morón, Rota, Venezuela o la tasa Google: cómo impactará el nuevo Gobierno de Biden, que hoy inicia su mandato, en España

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”