Filtran documentos secretos en los que Google revela cómo va a combatir a la Unión Europea por su intento de regular a las tecnológicas

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior europeo.
Thierry Breton, comisario de Mercado Interior europeo.

Kenzo Tribouillard/Pool vía REUTERS

  • Google maneja un plan confidencial para responder a la Unión Europea en sus intentos de regular a las grandes tecnológicas.
  • En un documento secreto al que han tenido acceso varios medios europeos, Google detalla que su objetivo es "contraatacar" al comisario de Mercado Interior.
  • También expone cómo quieren cambiar el discurso público para convencer a los ciudadanos de que las nuevas normas europeas quieren poner límites a la red.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Objetivo: contraatacar a Thierry Breton".

Esta línea se puede leer en un documento interno de Google, en el que la multinacional del buscador expone cuál será su estrategia para hacer frente a la nueva legislación europea sobre servicios digitales que entrará en vigor en diciembre.

A la presentación ha tenido acceso en exclusiva el medio francés Le Point, y de su información se han hecho eco cabeceras de carácter internacional como el Financial Times o la agencia Reuters.

Según el documento, al que también ha podido acceder el Financial Times, la estrategia de Google se enmarca en un período de 60 días en los que intentarán derribar las "limitaciones irrazonables" que la nueva Ley de Servicios Digitales europea impondría al modelo de negocio de Google. La multinacional del buscador también pretende "reiniciar" la "narrativa política" sobre este tema.

El documento pone en el foco al comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, uno de los más acérrimos defensores de la nueva norma que estuvo en período de exposición pública durante todo el verano. La idea es "contraatacar" y "debilitar el apoyo" con el que la nueva normativa cuenta en Bruselas.

La presentación arranca con un membrete con el que reivindica ser un documento confidencial, "a compartir solamente con aquellos que deban conocerlo". Según el Financial Times, también es un ejemplo palpable de cómo las grandes tecnológicas manipulan el discurso público e influencian sobre los parlamentarios.

Google, Facebook y Microsoft eluden pagar cada año unos 2.360 millones de euros en impuestos en 20 países en desarrollo, denuncia una investigación

El primer objetivo del documento ya se ha logrado sin haberse comenzado a ejecutar: las tensiones entre Google y la Unión Europea vuelven a ir en aumento. También es previsible que otro objetivo de este plan de dos meses del gigante tecnológico se consiga: abrir de nuevo el debate en el Parlamento Europeo, donde hay eurodiputados que no tienen tan clara la necesidad de romper y dividir a las grandes multinacionales.

Otra táctica que emplea la presentación para "reiniciar" el discurso político en Europa es contraargumentar la idea de que la nueva Ley de Servicios Digitales "no tiene coste para los europeos". Google quiere demostrar que la normativa implicará nuevos límites "para el potencial de internet", justo en el momento en el que los ciudadanos esperan de él "lo máximo".

Solo en los últimos días se han celebrado varios eventos en el Parlamento Europeo que han pivotado sobre la idea de que Europa necesita una ley que ampare a los ciudadanos también en la red. La presidenta de la Comisión Europea participó este miércoles en un evento en la Eurocámara al que también acudió el padre de las páginas web, Tim Berners-Lee.

Código rojo para Google: su multimillonario acuerdo con Apple será clave en la demanda antimonopolio que acaba de presentar EEUU

En el evento, Von der Leyen remarcó la necesidad de que Europa defienda su soberanía digital y que los ciudadanos europeos no dependan exclusivamente de tecnología fabricada en terceros países.

Lo mismo dijo el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, particularmente señalado en este documento filtrado de Google. Lo hizo en la Comisión de Inteligencia Artificial y Digitalización, AIDA, por sus siglas en inglés. En ella, defendió la necesidad de actuar ya.

"Ahora es cuando hay que hacer las cosas", insistió. "Tenemos que organizarnos para que las empresas y los ciudadanos dispongan de alternativas que sí sean europeas". Breton recordó que la nueva regulación no busca "excluir" a nadie, pero sí imponer una legislación a empresas de terceros países que quieran operar en Europa.

Google pasa al ataque, a tenor de esta información filtrada, justo unos días después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos presente una demanda antimonopolio que pone en el ojo del huracán a la compañía y su acuerdo con otra multinacional, Apple.

También las autoridades italianas iniciaron esta semana una investigación por monopolio contra Google por su peso en el mercado de la distribución de publicidad en línea.

LEER TAMBIÉN: Por qué la histórica demanda antimonopolio de Estados Unidos contra Google también puede ser una mala noticia para Apple, Facebook y Amazon

LEER TAMBIÉN: Cuenta atrás para que la tasa Google española entre en vigor: la OCDE asume que no habrá acuerdo hasta mediados de 2021 y Francia exige a la UE que dé "ejemplo"

LEER TAMBIÉN: Bill Gates asegura que Estados Unidos regulará a las grandes tecnológicas: Google, Amazon, Apple y Facebook

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Google
  2. Unión Europea
  3. Trending
  4. Top
  5. Política internacional