El CEO de Aurora, la startup de conducción autónoma apoyada por Uber, revela cómo pretenden facturar 2.000 millones de dólares en 2027 sin vender un solo vehículo

Chris Urmson, CEO de Aurora Innovation
Chris Urmson, CEO de Aurora Innovation

Aurora Innovation

  • La startup estadounidense de conducción autónoma Aurora va a salir a bolsa a través de una SPAC valorada en 11.000 millones.
  • El consejero delegado de la compañía revela algunas claves de su modelo de negocio de "conductor como servicio".
  • Así pretende su consejero delegado, Chris Urmson, alcanzar los 2.000 millones de dólares de facturación en el sector de la conducción autónoma.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aurora Innovation, la startup de tecnologías de conducción autónoma respaldada por Uber, pretende alcanzar los 2.000 millones de dólares de facturación en 2027, según asegura su consejero delegado Chris Urmson, y pretende alcanzar ese hito sin tener un solo vehículo en propiedad.

La clave de este objetivo de la compañía que saldrá a bolsa a través de una SPAC, una sociedad de propósito especial destinada a una adquisición junto a Reinvent Tecnhology Partners Y valorada en 11.000 millones, es su modelo de negocio basado en el uso de su tecnología de conducción autónoma.

Según los responsables de la startup, este modelo les permitirá obtener miles de millones de dólares en apenas 6 años. Con el coste que tiene desarrollar una tecnología de conducción autónoma, generar beneficios rápido es algo crítico, más aún para compañías cotizadas.

"Creemos que podemos ser la mejor del mundo dando servicios de conducción autónoma, pero eso no quiere decir necesariamente que tengamos que ser los mejores produciendo vehículos o operando logística, como un Uber, o un transportista" asegura a Business Insider Urmson, que fue uno de los pioneros del proyecto de conducción autónoma de Google, hoy conocido como Waymo.

Aurora, la empresa de vehículos autónomos respaldada por Amazon y Uber, saldrá a bolsa vía SPAC valorada en 11.000 millones de dólares

Ahí es donde aparece el modelo de "conducción autónoma como servicio". Esto permitiría a Aurora no tener necesidad de contar con una flota de vehículos en propiedad. En lugar de eso, los clientes de la startup estadounidense, que podrían ser desde flotas de logística hasta compañías de vehículos comerciales o de coches para movilidad urbana como Uber, serían dueños de sus propias flotas.

Estas compañías tendrían un coste por uso de la tecnología de conducción autónoma, denominada Aurora Driver, que combina hardware, software, mapas y datos para que los vehículos pudieran desplazarse de forma autónoma.

"Daremos esa conducción autónoma, esa tecnología, a nuestros socios, y cuando ellos la utilicen para desempeñar sus negocios, nos pagarán en función de la distancia que cada vehículo recorra con Aurora Driver operando", explica Urmson.

Los planes de Aurora pasan por tener su tecnología de conducción autónoma para camiones en las carreteras en 2023, y que la aplicación para movilidad en ciudades el año siguiente. Utilizar este modelo de "conducción autónoma como servicio" permitiría a la compañía facturar 622 millones de dólares en 2026 y triplicarlos hasta los 2.000 millones un año después, según las previsiones de la startup.

Según su consejero delegado, la fórmula de su modelo de negocio es sencilla.

"Va a haber compañías que operen estos vehículos para entregar bienes, llevarlos a tiendas o transportar personas por el mundo. Y estaremos nosotros, que daremos la capacidad de conducción. La pregunta que va a surgir es, ¿en qué balance estará el vehículo? La clave será ser la compañía con un menor coste de capital", argumenta.

El CEO de Aurora, la startup respaldada por Amazon, explica por qué va a comprar la división de coches autónomos de Uber pese a su pésima reputación

Los planes de Aurora es que sus costes sean todos variables, como los seguros, el mantenimiento, los servicios en la nube o los pagos a sus clientes.

"Esto nos permitirá tener el negocio enfocado en aquello que hacemos mejor. Al final nos permitirá ofrecer un modelo de negocio agradable, con bajos activos y un margen relativo alto", añade Urmson.

Para empezar, Aurora pretende enfocarse solo en una parte de sus posibles mercados objetivos: el del transporte con camiones. El mercado estadounidense del transporte por carretera vale 700.000 millones de dólares, mientras que la movilidad en ciudades no representa más de 35.000 millones.

Esto muestra que la startup apoyada por Uber pretende jugar a largo plazo.

"Incluso si consiguen facturar 2.000 millones de dólares en 2027, esto no quiere decir que vayan a obtener beneficios. Todavía hay mucho que mostrar por parte de compañías como Aurora", advierte el analista de Guidehouse Insights Sam Abuelsamid. "Tendrán que gastar mucho en investigación y desarrollo durante muchos años. Pero definitivamente tienen potencial", agregó.

"Asumiendo que consigas cierta tracción en el mercado, que las compañías vean que es posible. Una vez has demostrado que puedes hacerlo, habrá que ver si consigues un crecimiento significativo", concluyó el analista.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

El CEO de Aurora, la startup respaldada por Amazon, explica por qué va a comprar la división de coches autónomos de Uber pese a su pésima reputación

Aurora, la empresa de vehículos autónomos respaldada por Amazon y Uber, saldrá a bolsa vía SPAC valorada en 11.000 millones de dólares

Aurora, la startup de coches autónomos respaldada por Amazon, firma un acuerdo con Paccar para implementar su software en camiones

Te recomendamos

Y además