Los planes de Elon Musk, Jeff Bezos y Richard Branson para conquistar el espacio

Elon Musk (left), Jeff Bezos (center), and Richard Branson.
Elon Musk (left), Jeff Bezos (center), and Richard Branson.

Patrick Pluel/Getty; Alex Wong/Getty; Hollis Johnson/Insider

  • Jeff Bezos, Elon Musk y Richard Branson dirigen empresas dedicadas a los viajes espaciales.
  • Cada uno de ellos tiene su propia visión del futuro de la humanidad en el espacio.
  • Blue Origin, SpaceX y Virgin Galactic poseen diferentes objetivos, pero coinciden en ciertas cosas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En el sector privado de exploración espacial, la empresa SpaceX dirigida por Elon Musk quizás sea el nombre más popular, pero el CEO de Tesla no es el único empresario con grandes objetivos para el futuro de la humanidad más allá de la Tierra.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, tiene su propia empresa espacial, Blue Origin, y se desprende de unos 1.000 millones de dólares en acciones de Amazon cada año para financiarla. Por otra parte, el CEO de Virgin, Richard Branson, fundó una compañía de vuelos espaciales comerciales propia llamada Virgin Galactic.

Estas 3 empresas se fundaron con unos pocos años de diferencia a principios de la década de 2000, pero cada una tiene su propio modelo de negocio único y planes para un futuro espacial.

Esto es lo que Musk, Bezos y Branson están tratando de lograr, y en qué punto están actualmente sus proyectos.

Elon Musk

Musk fundó SpaceX en 2002, años antes de convertirse en el CEO de Tesla y convertirse en una figura recurrente en Twitter.

La compañía surgió de una idea que Musk tuvo de enviar una nave espacial llamada "Mars Oasis" al planeta rojo. El vehículo entregaría un invernadero experimental y equipo para hacer fotografías del planeta y enviarlas de vuelta a la Tierra. Musk esperaba que el proyecto despertara un nuevo interés en llegar a Marte dentro del gobierno de Estados Unidos.

El cohete SpaceX Falcon 9 despega en el Centro Espacial Kennedy el 30 de mayo de 2020 en Cabo Cañaveral, Florida.
El cohete SpaceX Falcon 9 despega en el Centro Espacial Kennedy el 30 de mayo de 2020 en Cabo Cañaveral, Florida.

Joe Raedle/Getty Images

Prometió más de 16 millones de euros para financiar la misión, e intentó comprar algunos misiles balísticos intercontinentales de Rusia sin éxito, pero descubrió que el proyecto estaba fuera de su presupuesto. Fundó SpaceX para desarrollar cohetes reutilizables que reducirían el coste de enviar personas y cosas al espacio.

Este ha sido el objetivo de SpaceX durante las 2 últimas décadas.

SpaceX lanza su primer cohete Starship SN8 de carga súper pesada durante una prueba desde sus instalaciones en Boca Chica, Texas, el 9 de diciembre de 2020.
SpaceX lanza su primer cohete Starship SN8 de carga súper pesada durante una prueba desde sus instalaciones en Boca Chica, Texas, el 9 de diciembre de 2020.

Gene Blevins/Reuters

Ha llevado a cabo con éxito numerosos lanzamientos para clientes comerciales y gubernamentales, y en 2012 se convirtió en la primera empresa privada en enviar una nave espacial a la Estación Espacial Internacional (EEI). En 2020 fue la primera en enviar humanos al espacio y a la EEI. Y en abril, la NASA eligió a la compañía para llevar a los primeros astronautas a la Luna desde 1972.

SpaceX también está trabajando en un servicio de Internet de banda ancha que comprende miles de satélites, llamado Starlink. El servicio tiene como objetivo ofrecer Internet de alta velocidad a áreas remotas y rurales, y SpaceX dijo recientemente que tene más de 500.000 pedidos y reservas.

Un prototipo de la nave espacial Starship de SpaceX en las instalaciones de la compañía en Boca Chica, Texas.
Un prototipo de la nave espacial Starship de SpaceX en las instalaciones de la compañía en Boca Chica, Texas.

REUTERS/Callaghan O'Hare

Musk cree que el futuro de la humanidad depende de su capacidad para asentarse en Marte. Afirmó en 2020 que quiere establecer una ciudad de 1 millón de personas en Marte para 2050. Los colonos llegarán allí utilizando una flota de 1.000 naves espaciales SpaceX, la imponente nave espacial de 18 metros de altura que la compañía está diseñando para el viaje al espacio profundo.

Jeff Bezos

Al igual que Musk, la fascinación del multimillonario CEO de Amazon, Jeff Bezos, por los viajes espaciales se remonta a décadas. Le han cautivado especialmente las visiones del físico Gerard O'Neill de las estaciones espaciales flotantes que podrían albergar millones de humanos una vez que la Tierra se quede sin recursos.

Para satisfacer su obsesión, Bezos fundó Blue Origin en el año 2000 con un objetivo similar al de la empresa de Musk: hacer que la exploración espacial sea más barata a través de impulsores que se pueden reciclar para futuros lanzamientos. La compañía con sede en Kent, Washington, operó en total secreto hasta alrededor de 2003, y Bezos se mantuvo callado sobre sus planes durante más de una década después de eso.

El cohete suborbital reutilizable New Shepard se lanza hacia el espacio en 2016.
El cohete suborbital reutilizable New Shepard se lanza hacia el espacio en 2016.

Blue Origin

Durante años, la compañía ha estado probando un cohete suborbital llamado New Shepard que llevará a los turistas que paguen al borde del espacio en una cápsula presurizada. Los pasajeros podrán vislumbrar la Tierra a través de grandes ventanales y experimentar unos minutos de ingravidez.

En mayo, Blue Origin anunció que el primer vuelo se realizará el 20 de julio y que el primer asiento se subastará con fines benéficos.

Un adelanto del diseño final de la cápsula New Shepard para turistas espaciales suborbitales.
Un adelanto del diseño final de la cápsula New Shepard para turistas espaciales suborbitales.

Blue Origin

La compañía también está desarrollando un cohete más grande llamado New Glenn para entregar cargas útiles en órbita baja, junto con un proyecto futuro secreto llamado New Armstrong. Si notas algo aquí, estás en lo cierto: los vehículos de lanzamiento de Blue Origin llevan el nombre de ex astronautas de la NASA.

En 2019, Bezos reveló planes para un módulo de aterrizaje lunar llamado Blue Moon, que según la compañía estará listo en 2024 y eventualmente ayudará a establecer una "presencia humana sostenida" en la luna. Blue Origin presentó una oferta por un contrato para llevar astronautas de la NASA a la luna. Finalmente, el contrato se lo llevó SpaceX, pero la compañía ha impugnado la decisión.

Blue Origin presentó un módulo de aterrizaje lunar, pero perdió un contrato para llevar a los astronautas de la NASA a la luna a favor de SpaceX.
Blue Origin presentó un módulo de aterrizaje lunar, pero perdió un contrato para llevar a los astronautas de la NASA a la luna a favor de SpaceX.

REUTERS/Clodagh Kilcoyne

Cuando Bezos anunció sus planes de dejar el cargo como CEO de Amazon en 2021, dijo que planeaba dedicar más tiempo a sus otras empresas, incluida Blue Origin. Y en una entrevista de 2018 con Matthias Döpfner, CEO de Axel Springer, Bezos cse refirió a esta como su "trabajo más importante".

Richard Branson

La empresa espacial de Branson se diferencia de Blue Origin y SpaceX en un par de aspectos clave. Virgin Galactic se centra actualmente en el turismo suborbital, en lugar de enviar personas y cargas útiles al espacio. También tiene un método radicalmente diferente para enviar naves espaciales fuera de la atmósfera de la Tierra.

Una nave espacial adjunta a su vehículo portador, WhiteKnightTwo.Virgin Galactic
Una nave espacial adjunta a su vehículo portador, WhiteKnightTwo.Virgin Galactic

Virgin Galactic

Virgin Galactic no lanza cohetes directamente desde el suelo como sus rivales. Su nave espacial vuela a 15.240 metros por un amplio avión de doble fuselaje llamado WhiteKnightTwo. A partir de ahí, la nave se separa y se desliza durante unos segundos, antes de encender su motor cohete y comenzar un ascenso casi vertical a unos 91.000 metros.

La compañía aún no ha transportado turistas, pero ha vendido 600 billetes por entre 136.000 y 204.000 euros cada uno. Aunque Virgin Galactic planeó aceptar pasajeros en 2021, ha pospuesto esos planes para el próximo año.

El VSS Unity se desliza hacia la base de operaciones después de un vuelo de prueba.
El VSS Unity se desliza hacia la base de operaciones después de un vuelo de prueba.

Virgin Galactic

Cuando la nave espacial alcance su altitud final, los clientes podrán levantarse de sus asientos y pasar varios minutos flotando alrededor de la lujosa cabina y mirando hacia la Tierra o hacia el espacio. Virgin también planea ofrecer vuelos con fines de investigación. Una vez que la nave espacial regrese a la atmósfera de la Tierra, será pilotada de regreso a las instalaciones en Nuevo México para un aterrizaje en la pista.

Una nave espacial  se lanza hacia el borde del espacio.
Una nave espacial se lanza hacia el borde del espacio.

Virgin Galactic

Las naves espaciales de Virgin Galactic son completamente reutilizables, aparte de su combustible, y la compañía tiene como objetivo hacer que el envío de cosas y personas al espacio sea más económico y ecológico.

En marzo, Virgin Galactic presentó el VSS Imagine, el primero de sus vehículos SpaceShip III de próxima generación. Antes de eso, había construido y volado 2 naves espaciales SpaceShipTwo, incluida la VSS Enterprise, que fue destruida en un accidente fatal en 2014.

En marzo, dio a conocer su próxima nave espacial, la VSS Imagine.
En marzo, dio a conocer su próxima nave espacial, la VSS Imagine.

Virgin Galactic

En el futuro, Virgin Galactic planea operar una flota de diferentes vehículos que podrían llevar a los turistas a hoteles espaciales, transportar investigadores a laboratorios flotantes o proporcionar vuelos transcontinentales ultrarrápidos. En 2017, se fundó otra empresa llamada Virgin Orbit, que está trabajando para enviar satélites a órbita utilizando un sistema de lanzamiento aéreo similar.

Otros artículos interesantes:

La increíble colección de coches de Jeff Bezos en la que no hay ni un tan solo eléctrico

'Big Twin', el mayor avión de carga bimotor pensado para solventar el auge del e-commerce impulsado por Amazon

Virgin Galactic retrasa el viaje al espacio de su fundador Richard Branson hasta el año que viene