Los planes de estímulo para combatir el impacto del coronavirus suman ya casi 50.000 millones de euros a nivel global

Un trrabajador del Ministerio libanés de Sanidad desinfecta la barandilla del paseo marítimo de Beirut
Reuters
  • Las previsiones de impacto económico del coronavirus en el turismo, el comercio, las bolsas o la industria han motivado que varios países lancen planes de estímulo para intentar paliar los efectos más negativos del brote.
  • Por el momento, ya son 13 los gobiernos de todo el mundo que han anunciado paquetes de estímulo para combatir el impacto económico del coronavirus, valorados en un total de 48.000 millones de euros.
  • Los planes de estímulo incluyen recortes fiscales, ayudas a empresas, mejoras en infraestructura e incrementos en el presupuesto sanitario, entre otras medidas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

La expansión internacional del coronavirus ha generado una onda expansiva que está teniendo un impacto sin precedentes en la economía mundial. De hecho, la paralización de la actividad industrial, la caída del tráfico aéreo y las reservas hoteleras, el desplome de las bolsas y el freno en el consumo han provocado que la OCDE reduzca su previsión de crecimiento económico mundial para este año entre un 0,5% y un 1,4%.

A lo largo del mes pasado, empresas de todo el mundo y de sectores muy diversos han ido anunciando medidas excepcionales para contener el virus o han cuantificado las pérdidas que esta situación supondrá para sus cuentas de resultados. Mientras su número no deja de aumentar día a día, los gobiernos y las instituciones internacionales han comenzado a tomar la iniciativa para intentar paliar la situación.

Leer más: La OMS eleva a "muy alto" el riesgo de contagio y de impacto del coronavirus

De este modo, varios países de todo el mundo han puesto en marcha una serie de planes de estímulo pensados para reducir ese impacto económico, con medidas para reforzar sus sistemas sanitarios y de prevención, préstamos y ayudas fiscales a empresas que están viendo mermada su actividad o incluso con subsidios para toda su población que ayuden a reactivar el consumo.

Varios países asiáticos han sido los primeros en lanzar paquetes de estímulo ante el coronavirus, aunque la expansión del brote ha motivado que EEUU e Italia planteen medidas similares. Mientras, el Banco Mundial ha anunciado recientemente que destinará más de 10.700 millones de euros para reforzar los sistemas de salud de los países en desarrollo y contener la propagación del coronavirus.

Estos son los 11 gobiernos de todo el mundo que han anunciado planes de estímulo para frenar el impacto del coronavirus y las principales medidas que han planteado para contener el brote y sus efectos entre la población, las empresas o las principales industrias de sus respectivos países.

China

Coronavirus: el personal de la estación de tren de Shanghai usa mascarillas
Reuters

El gobierno chino no ha lanzado un plan de estímulo con un presupuesto definido, sino que ha ido anunciando medidas concretas para reducir el impacto de la crisis. En cambio, su enfoque se ha centrado en iniciativas concretas, como rebajar las tarifas eléctricas, reducir las cuotas sociales que pagan las empresas o la retirada de impuestos indirectos.

Estas medidas estarían valoradas en un total de 1 billón de yuanes (unos 127.000 millones de euros), según estimaciones recogidas por Financial Times, una cantidad que equivale al 1% del PIB chino y que duplicaría las previsiones actuales de gasto mundial. Además, Pekín también ha anunciado transferencias fiscales a las provincias más afectadas por el coronavirus.

Corea del Sur

Soldados surcoreanos desinfectan una estación de tren en la ciudad de Daegu por el brote del coronavirus
REUTERS

El segundo país en sufrir el brote de coronavirus ha optado por lanzar un presupuesto adicional para combatir los efectos del brote, que ha supuesto añadir más gasto público a unas cuentas públicas que ya eran las más altas de su historia reciente. En total, Corea del Sur prevé gastar unos 11,7 billones de wones (sobre 8.800 millones de euros) a través de la venta de bonos del Estado, lo que elevará su ratio de deuda sobre PIB al 41,2%.

El presupuesto adicional dedicará un tercio de sus fondos a proveer al sistema sanitario surcoreano, otro tercio a subsidios y préstamos en condiciones ventajosas para sus principales empresas, mayoritariamente tecnológicas e industriales, y el tercio restante a ofrecer ayudas a hogares con bajos ingresos.

Japón

Dos personas caminan frente al logo de los Juegos Olímpicos en Tokio.
Dos personas caminan frente al logo de los Juegos Olímpicos en Tokio.
REUTERS/Athit Perawongmetha

REUTERS/Athit Perawongmetha

Por el momento, el Gobierno japonés no ha aprobado un paquete de estímulo con un presupuesto concreto para combatir el coronavirus y ha optado por medidas preventivas drásticas, como imponer cuarentenas de 14 días a los viajeros procedentes de Corea del Sur y China, lo que ha reavivado las viejas tensiones entre países vecinos.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se ha comprometido a presentar próximamente un presupuesto específico para frenar los efectos del coronavirus, del que todavía no se conocen detalles. Sin embargo, uno de sus asesores ha cifrado el gasto público necesario para paliar el brote en 5 billones de yenes (unos 40.000 millones de euros), según Bloomberg.

Singapur

Personas en un autobús de Singapur ante el miedo del coronavirus.
Reuters

El gobierno de esta ciudad estado ha sido uno de los primeros en anunciar medidas económicas de estímulo y de prevención sanitaria ante la expansión del coronavirus. En concreto, su presupuesto para 2020 incluye 6.400 millones de dólares singapurenses (en torno a 4.000 millones de euros) en gasto sanitario, ayudas a las empresas y subsidios a su población en general.

De esa cantidad, el 12,5% se destinará a mejorar los sistemas de prevención y las infraestructuras sanitarias, mientras que el resto del presupuesto está destinado a empresas y familias. Estas medidas han supuesto que Singapur incurra en su mayor déficit presupuestario de las 2 últimas décadas, hasta el 2,1% de su PIB.

Indonesia

Peatones con mascarillas en el centro de Yakarta (Indonesia)
Reuters

El tercer país más poblado de Asia también ha lanzado un paquete de estímulo, aunque de menor cuantía que los de sus países vecinos. En concreto, el presupuesto contra el coronavirus está valorado en 10,3 billones de rupias (unos 640 millones de euros), dedicado exclusivamente a ofrecer incentivos fiscales, préstamos a las autoridades locales y fondos para su sistema de Seguridad Social.

Sin embargo, el Gobierno indonesio ya ha anunciado que lanzará un segundo tramo presupuestario destinado a las rentas medias de su país que contará con más fondos que el plan original, según Bloomberg.

Tailandia

Varias mujeres con mascarilla pasean en Bangkok (Tailandia)
Reuters

El país ha sufrido un menor efecto del coronavirus que sus vecinos y el Gobierno tailandés está todavía elaborando un plan de contención que se añadirá al presupuesto para 2020 que se acaba de aprobar. Ese paquete de estímulo alcanzaría un valor de 100.000 millones de bahts (unos 2.800 millones de euros) y será sometido a votación la próxima semana, según Reuters.

Además, el ministro tailandés de Turismo, Phiphat Ratchakitprakar, ha asegurado este jueves que propondrá un presupuesto específico de 5.000 millones de bahts (sobre 140 millones de euros) para ayudar al sector ante la previsible caída de la llegada de visitantes extranjeros al país.

Hong Kong

2 mujeres hacen la compra en un supermercado con estanterías vacías en Hong Kong

Reuters

La excolonia británica ha incluido en su prepuesto para este año un paquete de ayudas de 120.000 millones de dólares de Hong Kong (unos 13.200 millones de euros), con la particularidad de que incluye un pago único de 10.000 dólares de Hong Kong (sobre 1.130 euros) a cada residente permanente que tenga más de 18 años.

Al igual que en otros países del entorno, este gasto extra ha supuesto que el déficit público de Hong Kong alcance su máximo histórico, tras más de 15 años en superávit.

Malasia

2 mujeres con mascarillas en una estación de Kuala Lumpur (Malasia)
Reuters

El Gobierno malasio aprobó a finales de febrero un paquete de estímulo específico para el brote de coronavirus de 20.000 millones de riggits (unos 4.200 millones de euros), destinado mayoritariamente a aliviar a las empresas del sector turístico. Para financiarlo, Kuala Lumpur ha asegurado que emitirá deuda si fuese necesario, tras haber recortado las previsiones de crecimiento para este año.

El paquete incluye mejoras en infraestructuras de turismo, sanidad y transporte, reducir las contribuciones empresariales a los fondos de pensiones y un programa de pago demorado de impuestos, según Bloomberg.

Australia

Estanterías vacías en la sección de desinfectantes de un supermercado de Canberra (Australia)
Reuters

El impacto del coronavirus en Australia, a diferencia de otros países, no tiene que ver con el tratamiento de los infectados o la contención de los contagios, sino con la escasez de productos como papel higiénico o gel desinfectante en los supermercados del país, lo que ha provocado un escándalo en todo el país ante un posible desabastecimiento.

El Gobierno australiano ha asegurado que en pocos días tendrá listo un paquete "multimillonario" de estímulo con la intención de que su economía pueda escapar de la recesión, después de que su crecimiento en el primer trimestre se haya reducido un 0,5%, según Business Insider Australia.

EEUU

Un trabajador desinfecta un autobús en Seattle (EEUU)
Reuters

El Senado de EEUU acaba de aprobar un plan de estímulo de emergencia de 8.300 millones de dólares (en torno a 7.300 millones de euros) destinado a contener la expansión y los efectos del coronavirus en el país, que ha sido uno de los últimos en reportar casos de infectados en su territorio. Ahora, solo falta la firma del presidente de EEUU Donald Trump para que se haga efectivo.

Ese plan incluye un gasto de 3.000 millones de dólares (sobre 2.650 millones de euros) para investigación y desarrollo de una vacuna o tratamientos contra el virus, 2.200 millones de dólares (unos 1.900 millones de euros) para prevención sanitaria, unos 1.000 millones de dólares (alrededor de 880 millones de euros) en equipamiento médico y 1.250 millones de dólares (unos 1.100 millones de euros) para ayudar a combatir el coronavirus fuera del país.

Italia

Personas disfrazadas pasean por la plaza de San Marcos en Venecia en medio del brote del coronavirus, que ha cancelado los actos oficiales del carnaval.
Personas disfrazadas pasean por la plaza de San Marcos en Venecia en medio del brote del coronavirus, que ha cancelado los actos oficiales del carnaval.
REUTERS/Ohad Zwigenberg

El país transalpino ha sido el más afectado en Europa por la llegada del coronavirus, lo que ha provocado que el Gobierno italiano haya puesto en marcha medidas para contener su expansión y su impacto económico. En principio, el ministro de Economía, Roberto Gualteri, había asegurado a Financial Times que destinarían 3.600 millones de euros a este plan, aunque el presupuesto será de más del doble de esa cantidad.

Este viernes, mientras el total de contagiados en Italia ya supera los 3.800, el Ejecutivo italiano ha desvelado que el plan contará con 7.500 millones de euros, con préstamos y facilidades de pago de contribuciones sociales a las empresas afectadas y un aumento de la dotación para los servicios sanitarios y de emergencia. De este modo, Italia alcanzará un déficit del 2,5% este año, 3 décimas más de lo inicialmente previsto.

LEER TAMBIÉN: La OCDE rebaja al 2,4% su previsión de crecimiento mundial en 2020 y alerta de que en el peor escenario se reduciría a la mitad

LEER TAMBIÉN: El Banco Mundial destinará hasta 10.700 millones de euros para contener la propagación del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Coronavirus: esto es todo lo sabemos y lo que no sabemos sobre el brote que afecta ya a más de 70 países

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020