La planta de baterías que Volkswagen pretende instalar en España podría suministrar a otras marcas, aunque el 80% de su producción será para Seat

Planta de fabricación de Seat en Martorell (Barcelona).
Planta de fabricación de Seat en Martorell (Barcelona).

Reuters/Albert Gea

  • La planta de baterías que Volkswagen pretende instalar en España podría fabricar para otras marcas.
  • "Estamos abiertos a suministrar a otros", ha asegurado a Cinco Días un ejecutivo de Seat, que ha indicado que el 80% de la producción de la fábrica sería para sus eléctricos.
  • Esta fábrica está vinculada al Perte del vehículo eléctrico, uno de los proyectos para emplear los fondos europeos para la reconstrucción tras la pandemia que contará con 24.000 millones de euros de dinero público.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El fabricante alemán Volkswagen mantiene sus planes de que una de las 6 gigafactorías que pretende instalar en Europa antes de 2030 esté situada en España, y no descarta que su planta española, que ya ha generado una cascada de ofrecimientos de varias comunidades autónomas para albergarla en su suelo, pueda fabricar pilas para otras marcas.

“Tenemos espacio, pero sí hay que decir claramente que para abastecerse de esta fábrica (otra marca) tendría que ajustarse a la tecnología y a la química que nosotros implementamos en las celdas. Estamos abiertos a suministrar a otros e incluso a montar una tercera línea si hiciese falta", ha asegurado Alfonso Sancha, vicepresidente ejecutivo de compras de Seat, a Cinco Días.

Esta planta tendría, en principio, una capacidad de producción de 40 Gwh (gigavatios hora), y el 80% de su producción estaría orientado a abastecer los eléctricos de Seat, que por el momento ha indicado que sus modelos de eléctricos puros saldrán bajo la marca Cupra, su enseña más deportiva. Esto sin contar con cuánta parte de sus baterías irían para la producción de Volkswagen en Landaben (Navarra).

Volkswagen pretende fabricar en España su nueva familia de eléctricos compactos, lo que aseguraría el trabajo a sus fábricas en el país

Para incluir en su producción una línea para otras marcas tendrían que tener un encargo con un volumen superior a los 16 Gwh. "Es lo mínimo para que tuviese sentido la inversión", indicó el ejecutivo, en declaraciones al rotativo económico del grupo Prisa.

Una fábrica de baterías supeditada al apoyo público

Empleados de Volkswagen en la fábrica de baterías de Salzgitter (Alemania)
Empleados de Volkswagen en la fábrica de baterías de Salzgitter (Alemania)

REUTERS/Fabian Bimmer

Volkswagen ya confirmó en julio que España podría ser el destino de su tercera planta de baterías —las dos primeras son la que está construyendo en Suecia con Northvolt y la suya propia en Salzgitter (Alemania)— aunque su consejero delegado, Herbert Diess, supeditó esa fábrica y que España fabricara su línea de eléctricos pequeños Small BEV "al contexto general y al apoyo por parte del sector público".

Ese apoyo se refiere, fundamentalmente, al Perte (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del vehículo eléctrico, uno de los planes vinculados a los fondos europeos para la reconstrucción económica tras la pandemia, con el que el gobierno español pretende generar 140.000 puestos de trabajo el sector automotor con una inversión de 24.000 millones de euros hasta 2023.

Este es el plan del Gobierno para impulsar el coche eléctrico en España: 24.000 millones de euros, 250.000 vehículos eléctricos matriculados y 140.000 puestos de trabajo

Seat eleva esas previsiones a 500.000 puestos de trabajo y una estimación de 36.000 millones de euros de aportación al Producto Interior Bruto nacional, y ya cuenta con unas 15 compañías dispuestas a vincularse al Perte.

Estas empresas, según reveló Sancha a Cinco Días son Aeorum, Grupo Antolin, Asti Mobile Robotics, CaixaBank, Delta Vigo, Ficosa, Fisas Navarro, Gestamp, Iberdrola, Lithium Iberia, Mind Caps, Sayer Technologies, Seat, Sesé y Telefónica. Es decir, no solo empresas del sector de los componentes de automoción, sino compañías tecnológicas, financieras, energética o de telecomunicaciones.

Sorprende que entre ellas no haya, por el momento, ninguna otra empresa de automoción más allá de Seat. "En estos momentos ningún otro fabricante se nos ha acercado. Estamos abiertos, tenemos la esperanza de que esto sea un proyecto tractor y otros se animen", asegura el ejecutivo de Seat.

Otros artículos interesantes:

Volkswagen pretende fabricar en España su nueva familia de eléctricos compactos, lo que aseguraría el trabajo a sus fábricas en el país

Volkswagen pide participar en el PERTE del vehículo eléctrico para instalar en España su tercera fábrica de baterías

Este es el plan del Gobierno para impulsar el coche eléctrico en España: 24.000 millones de euros, 250.000 vehículos eléctricos matriculados y 140.000 puestos de trabajo

Te recomendamos

Y además