Pasar al contenido principal

Glovo, Deliveroo y Uber Eats reclaman una regulación "a la francesa": más protección para los 'riders' sin que sean asalariados

Fundador de Glovo, emprendedor joven
Ticbeat
  • Las empresas de delivery reclaman una legislación que se adapte a su modelo de negocio y miran al proyecto de ley francés, por el que las plataformas ofrecen más protección sin que los mensajeros sean asalariados.
  • Los portavoces de Glovo, Uber Eats y Deliveroo advierten sobre las dificultades que les genera la inseguridad jurídica.
  • El cofundador de Glovo, Sacha Michaud, sostuvo que desde la compañía están convencidos de que operan con el modelo correcto.

Las plataformas de delivery, Glovo, Uber Eats y Deliveroo piden un marco regulatorio estable para las contrataciones de sus mensajeros. Las empresas de entrega a domicilio claman por una legislación que se adapte a su modelo de negocio y han apuntado a una legislación similar al proyecto de ley francés . Uno de los aspectos clave para el desarrollo de su actividad es que los mensajeros tienen un modelo laboral basado en contratos mercantiles con la empresa. El modelo no ha estado exento de polémica y ha llegado a los tribunales que han dictaminado en algunos casos que se trataba de falsos autónomos

El director general de la asociación que aglutina a todos estos nuevos modelos de negocio Adigital, José Luis Zimmerman, instó a implementar una legislación en línea con el proyecto de ley francés Para la Libertad de Elección del Futuro Profesional que quiere definir las responsabilidades de cada una de las partes y que las plataformas ofrezcan más protección a los mensajeros aunque sin tener que tengan que ser asalariados. "Queremos que esté el debate se resuelva a por la vía política o regulatoria más que por la judicial”, instó el director general de la asociación que aglutina a todos estos nuevos modelos de negocio, José Luis Zimmerman, en el marco de la presentación del informe La contribución económica de las plataformas de delivery en España, realizada por Afi para Adigital, 

Los representantes de estas compañías pusieron sobre la mesa las dificultades que la inseguridad jurídica les está generando con los partners"Es un tema de fricción importante”, reconoció el jefe de operaciones de Stuart, David Guasch. 

Leer más: Los repartidores de Glovo no son falsos autónomos, según declara una sentencia de un juzgado de Madrid

El gerente de operaciones de Deliveroo en España, Darío Álvarez, señaló: "Pedimos que existan unas leyes que se vayan adaptando a estos modelos, que nos sentemos y no miremos solo hacía atrás y que veamos y busquemos el beneficio para todos, para la sociedad en su conjunto. Queremos una regulación laboral que ampare a todo el mundo y no queremos estar fuera de la ley".

Por su parte el cofundador de Glovo, Sacha Michaud, aprovechó la ocasión para reafirmarse y sostuvo que desde la compañía están convencidos de que operan con el modelo correcto: “hemos ganado juicios. Pasamos inspecciones laborales en varias ciudades. Es un tema de debate público pero estamos convencidos de que estamos haciendo las cosas bien y en beneficio de los repartidores”, aseveró 

Michaud recordó que el futuro del trabajo es un debate abierto a nivel mundial: “el segundo punto es entender quienes son los repartidores”. En este sentido, el portavoz de Deliveroo apuntó: “tenemos contacto directo con los repartidores para entender su posición y que haya una regulación para todo el mundo. Seguimos trabajando para cumplir con todos”

También el director general de Uber Eats, Manuel Pujol Olivares, se enfatizó que la necesidad de “centrar el debate en lo que dicen los mensajeros” de tal forma que “sea lo mejor posible para que los repartidores escojan”. 

Leer más: Así son por dentro las 'supercocinas' con las que Deliveroo quiere derrocar a Uber Eats y Just Eat

La flexibilidad laboral es una de las ventajas del trabajo de los mensajeros, para aquellos que quieren trabajar cuando quieran o que prefieran tener varios trabajos, algo en lo que coincidieron los portavoces de las empresas de delivery. “Es innegable que es un nuevo modelo de trabajo al que acceden muchas personas. Les da una oportunidad laboral”, subrayó el ejecutivo de Deliveroo. 

En este sentido, Guasch explicó que muchos raiders proceden del mundo de la logística y las razones que dan para este cambio es la flexibilidad: “deciden cómo y cuándo. Muchos mensajeros quieren poder cambiar: trabajar por la mañana con Glovo, al mediodía con Deliveroo y por la tarde con Uber Eats”.  En esta línea el portavoz de Glovo incidió en que la barrera de entrada para este tipo de profesiones es mínima y ayuda a personas a acceder a un mercado laboral difícil: “es una forma de que tengan ingresos. No compite con el empleo fijo y esto es muy importante”. 

El perfil de los raiders, según explicaron los ejecutivos del encuentro, es variado, “hay estudiantes, personas que trabajan sólo los fines de semana, gente que tiene personas a su cargo y valoran la flexibilidad”. 

Te puede interesar