Cobrar menos por adelantado y bonus si se tiene éxito: las plataformas quieren un sistema para pagar a actores y actrices que tenga en cuenta el rendimiento del contenido

Streaming Wars.
Streaming Wars.
  • Algunas plataformas están explorando fórmulas para vincular el sueldo de actores y actrices al rendimiento de las producciones en las que participan.
  • La idea tiene dos daños colaterales: puede afectar negativamente al sueldo de los artistas y puede terminar obligando a las propias plataformas a ser más sinceras con sus datos.

Las plataformas quieren cambiar la forma en que remuneran el trabajo de actores, actrices y otros miembros vinculados a la producción de sus contenidos originales. 

El nuevo sistema plantearía fórmulas que, en la práctica, reducirían el montante del pago por adelantado y establecerían un sistema de compensación por el éxito que el contenido obtenga una vez estrenado. 

Estamos ante un nuevo ejemplo de las medidas correctoras que el streaming está adoptando para mejorar la eficiencia económica de sus operaciones. Y parece que ahora les ha tocado el turno a los intérpretes, a los que quieren involucrar el riesgo de cada estreno. 

Bloomberg fue el primer medio en hacerse eco de esta cuestión.  Según la noticia, Apple lleva un tiempo presentando a distintos agentes del sector un nuevo modelo de remuneración que afectaría directamente a la forma en que el talento percibe su salario en la actualidad

La propuesta incluye un bonus basado en un sistema de puntos con arreglo a tres criterios vinculados al contenido: el número de personas que se den de alta en AppleTV+ para verlo, el tiempo de visionado que acumula y el coste de este con relación al tamaño de su audiencia. 

Así, por ejemplo, aquellos actores y actrices que participasen en programas que lleguen al top 3 de lo más visto en AppleTV+ podrían percibir más de 10 millones de dólares por temporada

Estos baremos tan solo son el punto de partida en las negociaciones, pero, con independencia de que se lleven a la práctica total o parcialmente, ilustran hasta qué punto las plataformas de streaming están recurriendo a modelos pretéritos para hacer sus negocios rentables. 

Son conscientes de que la solución pasa por ser más eficientes en el gasto y por ello plantean reducir los costes que no estén directamente vinculados al rendimiento (como ocurre con los pagos por adelantado) y compensar los buenos resultados. Lo que se busca, en última instancia, es que la recompensa del éxito repercuta en mejores programas, así como en un talento más involucrado en la promoción. 

También, de manera indirecta, evitará que los costes de los proyectos se disparen incluso antes de empezar la producción. 

Apple no es la única plataforma interesada en introducir cambios. Según Bloomberg tanto Netflix (especialmente para sus producciones cinematográficas) como Amazon están considerando introducir planes de compensación similares, aunque ninguna ha compartido detalles concretos al respecto. La línea maestra en todos los casos parece clara: es necesario dejar de pagar como si todos los programas fuesen un éxito

En realidad, las plataformas de streaming está arrastrando una mochila que ellas mismas se echaron sobre los hombros. Los elevados pagos por adelantado a creadores y talento cumplieron la función que perseguían: convencer al talento para que trabajase con ellos en un momento en que su dimensión de mercado y prestigio estaba en construcción. 

Al no compensar al talento en base a los resultados (con respecto a los cuales el secretismo era absoluto) muchos actores y actrices cobraban los mismo con independencia de los resultados que reportaban a la plataforma. 

La perversión de este sistema fue, de hecho, una de las piedras angulares de la huelga de guionistas y actores que paralizó Hollywood el año pasado. Ambos gremios pelearon para que el nuevo convenio recogiese un sistema de compensación que pusiese fin a su precaria situación económica, en paralelo a una mayor transparencia de sus cifras de resultados, que las juntas de WGA y SAG-Aftra recibirían para verificar que se satisfacían las condiciones firmadas. 

Lo que ahora proponen las plataformas es, de hecho, la misma fórmula: la restauración de los back-ends vinculados a la explotación comercial. A cambio de reducir el caché inicial, se garantiza que percibirán un porcentaje de las ganancias que genera el proyecto

A nadie se le escapan los puntos ciegos de este nuevo planteamiento. De un lado, está la cuestión de cómo afectará a la escala salarial en el caso de trabajadores de programas que no entren en el umbral de éxito que desbloquee la compensación. De otro, el cómo se garantizará una buena gestión y difusión de los datos con arreglo a los cuales se hagan las liquidaciones. La polémica está servida. 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.