Pasar al contenido principal

La polémica startup que vende transfusiones de sangre para que parezcas más joven por 7.500 euros va a abrir su primera clínica

A punto de abrir la primera clínica en la que podrás llenar tus venas con sangre joven por 8.000 dólares [RE]
Getty Images/Joern Pollex
  • Una startup llamada Ambrosia Medical que cobra 8.000 dólares al mes por llenar tus venas con sangre joven planea abrir su primera clínica en Nueva York antes de final de año.
  • Fundada por el graduado en Stanford Jesse Karmazin, la compañía ha completado recientemente el primer ensayo clínico diseñado para asegurarse de los beneficios de las transfusiones de sangre de gente joven.
  • Aunque su equipo no ha publicado aún los resultados del ensayo, Karmazin ha explicado que los resultados son "realmente positivos".

Para el fundador de startups y graduado en Stanford Medical Jesse Karmazin, la sangre va a ser el próximo gran medicamento que apruebe el gobierno de EEUU.

Karmazin recientemente ha lanzado Ambrosia Medical —una startup que llena las venas de la gente mayor con sangre fresca de jóvenes donantes— con la esperanza de que el procedimiento ayude a combatir la vejez rejuveneciendo los órganos del cuerpo. La compañía planea abrir su primera clínica en Nueva York para el final de este año, tal y como Karmazin ha explicado a Business Insider EEUU.

En 2017, Ambrosia aceptó a participantes en el primer ensayo en EEUU., diseñado para averiguar que ocurre cuando las venas de adultos se llenan con sangre de jóvenes.

Si bien los resultados de ese estudio no se han hecho públicos aún, Karmazin explicaba a Business Insider EEUU que los resultados eran "realmente positivos".

Como las transfusiones de sangre ya están aprobadas por la FDA, el enfoque de Ambrosia tiene luz verde para continuar como un tratamiento alternativo. Parece haber un interés significativo: desde que abrió su web la semana pasada, la compañía ha recibido más de 100 peticiones sobre cómo obtener el tratamiento, según David Cavalier, jefe de operaciones de Ambrosia, ha explicado a Business Insider EEUU. Eso llevó a la creación la primera lista de espera de la compañía.

"Tanta gente estaba solicitándolo que queríamos crear una manera simple para ellos para añadirse a la lista", según Cavalier.

Con eso en mente, Cavalier y Karmazin están actualmente mirando varias potenciales localizaciones para la clínica en Nueva York y organizando conversaciones con potenciales inversores. Esperan abrirla a finales de este año.

"Nueva York sería nuestra clínica estandarte" según Karmazin.

El primer ensayo clínico de este tipo

Una bolsa con sangre [RE]

Hasta ahora, la compañía ya ha transfundido sangre de jóvenes donantes a 150 pacientes de entre 35 a 92 años, según Cavalier. De ellos, 81 participaban en su ensayo clínico.

El ensayo, que implicaba la donación de 1,5 litros de plasma de personas entre los 16 y los 25 años durante dos días, estuvo liderado por el médico David Wright, quien posee un centro privado de terapia intravenosa en Monterey, California. Antes y después de las transfusiones, la sangre de los participantes pasaba el test de una serie de biomarcadores o de sustancias biológicas medibles y procesos que están pensados para ofrecer una fotografía de la salud y la enfermedad.

La gente en el ensayo pagó 8.000 dólares por participar. La compañía no ha fijado un precio comercial para el procedimiento, según Karmazin.

"El ensayo era un estudio de investigación. Vimos algunas cosas interesantes y planeamos publicar esos datos. Y queremos empezar a abrir clínicas donde el tratamiento pueda estar disponible", explica Cavalier.

Karmazin añade que el ensayo mostraba que el tratamiento era muy seguro.

"La seguridad era esencialmente perfecta, o tan buena como como las transfusiones de plasma son", agrega.

Sangre joven y anti-edad: ¿son beneficiosas?

Karmazin tiene razón sobre las transfusiones de sangre y su capacidad de salvar vidas.

Una simple transfusión de sangre, que  blood transfusion, que implica conectar una vía intravenosa y bombear el plasma de una persona sana a las venas de alguien que se ha sometido a una cirugía o ha sufrido un accidente automovilístico, por ejemplo, es uno de los procedimientos más seguros para salvar vidas que existen. Cada año en EEUU, las enfermeras realizan unas 14,6 millones de ellas, lo que equivale a 40.000 transfusiones de sangre al día.

Pero en lo que se refiere a la sangre joven y su presunto potencial para combatir el envejecimiento, la ciencia sigue sin aclararse.

"No hay evidencias clínicas [de que el tratamiento vaya a ser beneficioso] y básicamente estás abusando de la confianza de la gente y de su interés en el tema", explicaba el neurocientífico de Stanford Tony Wyss-Coray, quien lideró un estudio en 2014 sobre plasma joven en ratones, recientemente a la revista Science.

Karmazin sigue siendo optimista. Se le ocurrió la idea para su compañía como estudiante de Medicina en Stanford y becario en el Instituto Nacional de la Edad, donde observó docenas de transfusiones tradicionales llevarse a cabo con seguridad.

"Algunos pacientes obtienen sangre joven y otros, vieja, y yo pude sacar algunas estadísticas sobre ello, y los resultados parecían realmente asombrosos", explicaba Karmazin a Business Insider EEUU el año pasado. "Y pensé: 'Este es el tipo de terapia que querría tener disponible".

Hasta ahora, nadie sabe si las transfusiones de sangre joven pueden estar relacionadas con un solo beneficio para las personas.

Karmazin explicaba que "muchos" de los 150 participantes que han recibido tratamiento han notado beneficios que incluyen más concentración, mejor memoria y sueño, y apariencia mejorada, así como tono muscular.

Pero es difícil cuantificar esos beneficios antes de que los hallazgos del estudio se hagan públicos. También está la posibilidad de que simplemente viajar a un laboratorio en Monterey y pagar para formar parte del estudio pueda haber hecho que los pacientes se sientan mejor.

Los estudios en ratones no tienen por qué traducirse en resultados en humanos

Karmazin se inspiró para crear su tratamiento de transfusiones tras ver varios estudios en ratones que implicaban parabiosis, una técnica quirúrgica de 150 años que conecta las venas de dos animales vivos. (La palabra proviene de las palabras griegas para, o "más allá", y bio, o "vida").

Irina Conboy, una profesora de bioingeniería en la Universidad de California en Berkeley que fue pionera en uno de esos estudios de parabiosis en ratones en 2005, encontró evidencias de que el intercambio había hecho algo positivo en la salud del ratón más viejo que recibió la sangre del más joven. Pero los animales no estaban simplemente intercambiando sangre: el roedor más viejo también estaba recibiendo los beneficios de los órganos internos y el sistema circulatorio del joven.

En otras palabras, los investigadores no podían asegurar si era la sangre en sí lo que estaba logrando la aparente resurrección o si el hecho de que los animales estuviesen unidos de otro modo era lo que hacía percibir esos beneficios.

En 2016, Conboy y su equipo llevaron a cabo otro estudfio para ver qué pasaría si simplemente intercambiaban la sangre de los roedores sin conectar sus cuerpos en absoluto. Encontraron que si bien el tejido muscular en el ratón más viejo parecía beneficiar ligeramente con la sangre del joven, seguían sin poder estar seguros de que esos modestos beneficios vinieran de la sangre en sí. Después de todo, el experimento había cambiado fundamentalmente la sangre del ratón viejo diluyéndola.

"Los efectos de la sangre joven en el tejido viejo parecen ser rejuvenecedores; en cualquier caso, no hay una sola evidencia de que la sangre joven es lo que causa el cambio en los resultados. Podría perfectamente serlo la disolución de la sangre vieja", según Ranveer Gathwala, un investigador de células madre de Berkeley en el laboratorio de Conboy que fue coautor del documento en 2016.

Sin embargo, Karmazin sigue con la esperanza de que los beneficios que ha dicho haber presenciado son el resultado de transfusiones de sangre joven.

"Estoy muy contento con los resultados que estamos viendo", ha resumido.

Te puede interesar