Por qué deberías poner tu decoración navideña lo antes posible, según la ciencia

Decoración de Navidad

Getty Images

  • Si eres de los que no saca el árbol de Navidad del trastero hasta bien entrado diciembre y detestas que el alumbrado festivo se encienda en noviembre, deberías saber que poner la decoración navideña cuanto antes acarrea algunas consecuencias positivas para la salud. 
  • Aquellas personas que decoran su hogar con adornos navideños antes que el resto disfrutan de tres beneficios principales avalados por la ciencia: la anticipación, la distracción del estrés y el consuelo que brinda la nostalgia, según detalla LiveScience.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La Navidad traza una línea divisoria entre los que la aman y los que la detestan. Entre los primeros probablemente se hallen aquellas personas que en cuanto el frío comienza a pegar fuerte, desempolvan su querido árbol de Navidad, sacan el espumillón y se apresuran a limpiar las figuritas del belén. 

¿Existe una buena razón para adelantarse al Adviento y no esperar a diciembre para poner la decoración navideña? Detrás de la pasión por las luces de colores, los mullidos calcetines destinados a llenarse de regalos o las piñas, coronas y guirnaldas, también acechan algunos beneficios importantes para la salud.

Desde la revista Live Science comparten cuáles son los mejores motivos para sacar los adornos navideños de sus cajas cuanto antes. 

Nostalgia, dopamina y felicidad anticipada

La salud mental se ve favorecida por la Navidad precoz por tres razones principales: la anticipación de esperar tiempos más felices, el amparo de la nostalgia —que promueve la conexión social y aporta más sentido a la vida—, y la distracción ante factores de estrés actuales, como la pandemia, la crisis climática o los problemas geopolíticos y económicos, según explican desde Vital Record.

Los niños aguardan las celebraciones con gran expectación, algo que queda grabado en sus imágenes neuronales que más tarde, los adultos asociarán a las vacaciones, vinculadas a sensaciones de recompensa anticipada. El anhelo por el pasado puede evocar emociones positivas como la paz, la comodidad, la alegría y la felicidad.

La decoración navideña puede recordarnos tiempos más simples y felices, evocando las emociones de la infancia.
La decoración navideña puede recordarnos tiempos más simples y felices, evocando las emociones de la infancia.

 Lynda Hinton/Unsplash

"En un mundo lleno de ansiedad, las decoraciones navideñas evocan los fuertes sentimientos de la infancia. Los adornos son un ancla o un camino a esas emociones mágicas de emoción", explica el psicoanalista Steve McKeown a UNILAD. 

Dicho de otro modo, más allá de la mera apariencia estética de los objetos, los adornos navideños esconden simbolismo y capacidad de conectar con los recuerdos más felices de tu memoria, las navidades de la infancia o los recuerdos asociados a amigos y familiares del pasado. 

Además de darle un punto de novedad y emoción a la rutina o de resultar evocadora, esta decoración puede estimular las hormonas del bienestar, creando un cambio neurológico. Es la explicación que brinda la psicóloga Deborah Serani a Today.

Los adornos navideños aumentan la segregación de dopamina, conocida como la hormona del placer o de la felicidad, un neurotransmisor activado por la generación de recompensa. Algunas personas con sentimientos depresivos experimentan una mejora ante la perspectiva de las vacaciones o de poder abrazar de nuevo a sus seres queridos. 

Varias investigaciones científicas han hurgado sobre el interés temprano en sacar los adornos de Navidad: un estudio publicado en el Journal of Environmental Psycology destaca que poner la decoración de Navidad en noviembre nos hace más felices, ya que se fomenta la amabilidad y el buen trato entre las personas, reduciendo la ansiedad y el estrés. 

De todos modos, es clave subrayar que los beneficios psicológicos de la decoración temprana navideña dependen de las percepciones y experiencias pasadas de cada persona. Otras pueden simplemente asociar la Navidad a sensaciones de rechazo, tristeza, pérdida, duelo por un familiar o angustia relacionada con las medidas de distanciamiento físico y restricciones causadas por la pandemia. 

Otros artículos interesantes:

Por qué es mejor comprar los regalos de Navidad cuanto antes por la crisis de suministros y para ahorrar dinero

Las 25 ciudades con las luces de Navidad más espectaculares de todo el mundo

Una pareja crea una casa en el árbol con su propia caravana: alquilaron una grúa para elevar el tráiler de más de 3.000 kilos

Te recomendamos

Y además