Qué es ponerse en corto y cómo se puede invertir bajo la fórmula que utilizaron los hedge funds con GameStop

Traders observan las cotizaciones en Wall Street.
Héctor Chamizo

En las últimas jornadas ha cobrado mucha relevancia en los mercados el concepto de las posiciones cortas a raíz de la guerra entre los hedge funds y los traders minoristas de wallstreetbets de la comunidad de Reddit.

En este sentido, hay muchas personas que no saben qué es ponerse corto y cómo se puede invertir bajo esta fórmula.

5 fondos de inversión para apostar por inversiones sostenibles

El concepto de abrir posiciones cortas, o bajistas, en esencia, es apostar contra tendencia. Se basa en la creencia de que un activo va a caer y aprovechar ese descenso para obtener una rentabilidad.

6 ideas y trucos prácticos en los que no habías caído para elegir un buen broker para invertir en bolsa

Ponerse corto, por tanto, supone vender un activo con la idea de que el precio bajará para comprarlo después a un nivel más bajo. La operación permite obtener ganancias en un mercado a la baja o proteger las inversiones que ya se tienen en cartera.

Quién suele operar en corto

Esta estrategia de inversión suele ser utilizada, principalmente, por muchos gestores de fondos. Pero, en especial, los más habituales son los hedge fund. A través de esta operativa manifiestan su opinión de que el mercado está sobrevalorando a una compañía en concreto.

En muchas ocasiones, la terminología de sobrevaloración se ve desde un prisma relativo con otros valores comparables. De este modo, estos hedge fund adquieren valores de compañías que piensan que están infravaloradas y cubren su posición vendiendo en corto títulos de empresas que piensan que cotizan a unos múltiplos elevados. Es decir, que están caros.

La contrapartida para las empresas que sufren los cortos en sus propias carteras es, especialmente en momentos en los que escasea la liquidez, que una acumulación de posiciones bajistas puede inundar el mercado de órdenes de venta que colapsen el precio de sus acciones. Esto dañaría la percepción sobre la salud y situación financiera de dichas empresas. Es por eso que en muchas circunstancias del mercado el regulador prohíbe este tipo de operativa, como sucedió en la crisis del coronavirus en España.

Cómo se pueden tomar posiciones cortas

Para poder invertir en esta operativa lo habitual es tomar prestados títulos de una compañía, que tendrás que devolver en un futuro, y venderlos en la bolsa como si se tratase de acciones en las que el inversor estuviese posicionado. Es como alquilar estos títulos para venderlos en el futuro con una contrapartida económica.

La filosofía se basa en comprar de nuevo esas acciones cuando los títulos hayan caído hasta los niveles esperados para, después, devolver esas acciones a la entidad o inversor que te las había prestado previamente. Un método que se conoce como venta a crédito.

Al abrir una posición corta los valores se toman prestados de un tercero, generalmente un bróker, para después venderlos. El préstamo se produce de manera automática al abrir esa posición. El beneficio o pérdida al ponerse corto procede de la diferencia entre el precio al que se ha vendido y el que se paga después para adquirirlo.

Sin embargo, para posicionarse a la baja existen otras alternativas e instrumentos financieros que lo permiten. Una de las opciones es vender futuros de un activo. Mediante esta operación el vendedor y el comprador lo que hace, fundamentalmente, es fijar las condiciones que habrá en el futuro a un precio que se ha establecido con anterioridad.

Asimismo, el inversor se puede posicionar en corto a través de warrants de compra y warrants de venta (call warrant y put warrant, respectivamente). Con esta fórmula se consigue el derecho al inversor a comprar el activo subyacente a un precio determinado. Si ese precio de liquidación o del subyacente resulta ser mayor al del ejercicio, el contrato se liquida por abono al titular de la diferencia que resulte.

En última instancia, comprar ETFs invertidos. Esto generar rentabilidad o no a contracorriente. Es decir, al revés del comportamiento del mercado. 

Otros artículos interesantes:

3 compañías que pueden tener un potencial superior al 50% en los mercados, según Credit Suisse

10 reglas sobre el mundo de la inversión de una de las mayores leyendas de Wall Street aplicables para la situación actual en los mercados

Las 5 grandes oportunidades de inversión para los próximos años, según el responsable del negocio institucional de BlackRock en España