¿Por qué exige Putin que los países occidentales "hostiles" paguen el gas en rublos?

Pagar gas de Rusia en rublos

Dado Ruvic/Reuters

"Si los países hostiles no pagan en rublos a partir del 1 de abril, lo consideraremos un incumplimiento de los contratos de gas, en cuyo caso se interrumpirán los contratos existentes".

Las declaraciones, recogidas por el medio de comunicación estatal ruso RIA Novosti, son de Putin: el presidente de Rusia ha lanzado un ultimátum a Occidente (EEUU, Reino Unido y Unión Europea) y lo ha plasmado en un decreto que ha firmado este jueves 31.

Abril ya ha llegado (aunque hay un plazo de 10 días para aplicar el sistema, y Europa cree poder pagar en euros un mes más al vencer la mayoría de los pagos en mayo), pero el órdago de Putin deja importantes preguntas pendientes:

¿Por qué quieren Putin y Rusia que se pague el gas en rublos?

Venganza, contraataque, defensa de la patria, intimidación o influencia son algunos de los conceptos con los que se está intentando explicar por qué Putin ha exigido a los países occidentales considerados "hostiles" que le paguen a Rusia el gas en rublos, en lugar de en euros o dólares.

La medida busca claramente responder a las sanciones impuestas a Rusia por invadir Ucrania, y tiene varios enfoques. 

Desde el nacionalismo y la propaganda, Vladímir Putin lo ha presentado como una reivindicación del "derecho a la libertad de Rusia", que estaría siendo castigada por no "sacrificar sus intereses y valores tradicionales", así como una manera de "reforzar" la soberanía rusa.

En el plano económico, después de anunciar la intención el presidente ruso el pasado 23 de marzo, ya sirvió para que enseguida los mercados viesen un crecimiento del rublo del 5% frente al dólar (en contraste con el 40% que había perdido desde que comenzó la guerra en Ucrania), y podría influir en la depreciación del euro y del dólar, divisas con las que 'compite'.

"Si los inversores extranjeros se volvieran más reacios a mantener pasivos estadounidenses —por ejemplo, debido a cambios estructurales en el comercio mundial de materias primas— el resultado podría ser una depreciación del dólar y/o unos tipos de interés reales más altos para evitar o frenar la depreciación del dólar", ha señalado Goldman Sachs esta semana. Lo mismo ocurriría con la zona del euro.

"El aumento de la frecuencia del uso de sanciones financieras por parte de EEUU como herramienta de política exterior podría crear un incentivo para que terceros países se diversifiquen y dejen de depender del comercio en dólares", añade el grupo de banca de inversión.

Alguien compra petróleo a Rusia en secreto: los petroleros están apagando sus transmisores para no ser detectados

Sin embargo, el principal motivo por el que Rusia quiere cobrar el gas en rublos parece político, ya que, "en términos prácticos, a Moscú le importa poco" hacerlo en una moneda u otra: en cualquier caso, Moscú recibiría una reserva de divisas útil para comprar importaciones o para apuntalar el rublo, analiza Financial Times.

"Se trata de una cuestión política, no comercial, y parece diseñada para devolver a las empresas europeas parte de las molestias de las restricciones impuestas al banco central, y para subvertir parcialmente esas restricciones", declara al medio financiero Ron Smith, analista principal de petróleo y gas de BCS en Moscú.

Al mismo tiempo, pone en una encrucijada a esos países "hostiles": "Esto obligará a Occidente a eludir sus propias sanciones o marcará efectivamente el fin del suministro de gas ruso a Europa", añade Bas van Geffen, estratega macro senior de Rabobank, recoge Financial Times.

"Está tratando de intimidar a Occidente para que modere las sanciones", se suma desde Político el experto en mercados emergentes y economista Timothy Ash.

¿Cómo puede afectar la medida a los países occidentales?

La no validez de los pagos en euros o dólares obligaría a los países dependientes del suministro de Gazprom, el gigante gasístico ruso, a disponer de cuentas en rublos en bancos rusos.

Las consecuencias no son las mismas para todos, ya que, mientras que EEUU y Reino Unido han prohibido las importaciones de gas ruso, Europa padece una mayor dependencia: el 40% del gas que se consume en el continente sale de Rusia. 

Pagar el gas de Rusia en rublos: ¿puede Europa hacer frente al último órdago de Putin?

Se trata de "un factor de alto riesgo, que generaría muchas complicaciones a los compradores", explica James Huckstepp, analista de S&P Global Commodity.

En concreto, Alemania puede ser uno de los más afectados, pues el gas ruso ha supuesto el 55% de sus importaciones de gas en 2021 y hasta el 40% de las mismas en el primer cuatrimestre de 2022, según Reuters.

Con el objetivo de amortiguar el golpe de una posible escasez de suministro ante un hipotético corte, Alemania ha puesto en marcha un plan de emergencia que ha llevado al Gobierno a pedir a particulares y empresas que reduzcan el consumo y que podría acabar suponiendo un racionamiento de gas.

¿Puede Rusia dejar de suministrar gas si no se le paga en rublos?

En teoría, Gazprom podría dejar de suministrar gas a Europa casi inmediatamente sin grandes dificultades operativas, pero supondría una pérdida de ingresos para la empresa y el Estado ruso, observa Financial Times en su artículo.

En caso de hacerlo, seguramente desviaría parte del gas a lugares como Asia central o Turquía, pero sobre todo almacenaría parte de la producción... hasta donde pudiese: la capacidad se llenaría en 4 meses y medio en lugar de los 7 habituales si no hubiese exportaciones a la UE, de acuerdo con Tom Marzec-Manser, analista de gas en ICIS, fuente global de Servicios Independientes de Inteligencia de Productos Básicos.

Una vez completo el tanque, Gazprom tendría que dejar de bombear gas, debido a que no es fácilmente viable reorientar rápidamente las entregas por gasoducto a otros mercados, complementa el medio.

Otra dificultad proviene de los contratos de suministro de Gazprom, que "son complejos y confidenciales, por lo que es probable que cualquier cambio desencadene en una batalla legal", apuntan también desde Político

Según ha declarado el canciller alemán, Olaf Scholz, los contratos —que se facturan en su mayoría en euros y dólares— "seguirán así".

Finalmente, si las 2 partes no llegan a un acuerdo, se espera un proceso largo: el asunto quedaría en manos del Tribunal de Arbitraje de Estocolmo y, además, Gazprom tendría que negociar numerosos contratos diferentes, informa Financial Times.

Otros artículos interesantes:

Pagar el gas de Rusia en rublos: ¿puede Europa hacer frente al último órdago de Putin?

Rusia corta el grifo del gas a EEUU, Reino Unido y la Unión Europea, calificados como "hostiles", si estos se niegan a pagar en rublos

La exigencia rusa de comprar el gas en rublos podría sumir a la economía de Alemania en una crisis económica con consecuencias globales

Te recomendamos