Desde "estrechos vínculos" hasta "intercambio de importantes favores" con Putin: así explica la UE por qué ha sancionado a estos 15 oligarcas rusos

Vladímir Putin, presidente de Rusia, y el millonario ruso Roman Abramovich, en una imagen de archivo.
Vladímir Putin, presidente de Rusia, y el millonario ruso Roman Abramovich, en una imagen de archivo.

Reuters

La Unión Europea ha sancionado la semana pasada a 15 rusos (14 hombres y una mujer) en el marco de la ampliación de la represión contra la élite del país tras la invasión de Ucrania.

En un informe en el que anunciaba su decisión, la UE detalla sus razones para sancionar a estas personas. Fundamentalmente, señala que las relaciones de los oligarcas con el presidente ruso Vladímir Putin han sido clave para su poder y riqueza.

Describe a algunos como "beneficiarios de los responsables rusos de la anexión de Crimea o de la desestabilización de Ucrania", acusa a otros de apoyar "acciones o políticas que socavan o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania", y dice que algunos son "personas de negocios importantes que participan en el sector económico que proporciona una fuente sustancial de ingresos" al gobierno ruso.

Qué es un oligarca ruso y por qué se les sanciona

Esto es lo que comparte la UE sobre las personas sancionadas.

Roman Abramovich, 55 años

Roman Abramovich.

Abramovich, propietario del Chelsea Football Club de Londres (Reino Unido), tiene "largos y estrechos vínculos" y "acceso privilegiado" a Putin, con quien "ha mantenido muy buenas relaciones", según el informe de la UE.

Este añade que dicha conexión ha ayudado a Abramovich, cuyo patrimonio neto se cifra en 13.900 millones de dólares (unos 12.600 millones de euros, al cambio actual) según el índice de multimillonarios de Bloomberg, a "mantener su considerable riqueza".

El informe de la UE también señala que es uno de los principales accionistas del grupo siderúrgico Evraz, uno de los mayores contribuyentes de Rusia.

El superyate de Roman Abramovich, oligarca ruso sancionado, surca la costa suroeste de Turquía tras 8 días de navegación sin destino

German Khan, 60 años

German Khan.

Khan abandonó el 15 de marzo el consejo de administración de la petrolera alemana Wintershall Dea tras ser sancionado. El informe de la UE recoge que ha mantenido una "estrecha relación" con Putin y que "sigue intercambiando importantes favores" con él.

El documento también indica que el Banco Alfa, del que Khan es uno de los principales accionistas, ha recibido "beneficios" de esta relación entre los 2 hombres.

Al igual que en el caso de Abramovich, la UE afirma que Khan ha proporcionado una gran fuente de ingresos al gobierno ruso.

Alexander Mikheev, 61 años

Alexander Mikheev.

Mikheev es director general de Rosoboronexport, una filial del conglomerado estatal de defensa Rostec, que, según la UE, "posee varias instalaciones de producción que desempeñan un papel decisivo en el despliegue de esas tecnologías en el campo de batalla".

La venta de armas es una fuente de ingresos fundamental para el gobierno ruso y puede "hacer avanzar los objetivos económicos y estratégicos de Rusia", escribe la UE en su informe.

Del accionista principal de Dia al hombre más rico de Rusia: quiénes son los 10 oligarcas rusos sancionados por la Unión Europea

Alexey Kuzmichev, 59 años

Sergei Karpukhin.

Kuzmichev es uno de los principales accionistas del conglomerado Alfa Group y "una de las personas más influyentes de Rusia", según el informe de la Unión Europea.

Este señala sus "vínculos bien establecidos" con Putin y dice que el presidente ruso ha recompensado lo que describe como la "lealtad del Grupo Alfa a las autoridades rusas" con "ayuda política" a sus planes de inversión en el extranjero.

El Grupo Alfa incluye el Banco Alfa, que ha financiado un proyecto de caridad dirigido por la hija mayor de Putin, María, de acuerdo con la UE.

El informe sostiene que Kuzmichev estaba asociado a Khan y a Mijaíl Fridman y Petr Aven, 2 ex miembros del consejo de administración de Alfa-Bank.

Viktor Rashnikov, 73 años

Viktor Rashnikov (mirando a la cámara).

Según el informe de la UE, Rashnikov es el propietario y presidente de la planta siderúrgica de Magnitogorsk (MMK), uno de los mayores contribuyentes de Rusia. "La carga fiscal de la empresa ha aumentado últimamente, lo que se traduce en unos ingresos considerablemente mayores para el presupuesto estatal ruso", señala.

MMK ha declarado en un comunicado el viernes que las sanciones eran "infundadas e injustas", informa Bloomberg.

Marina Sechina, 60 años

Prueba de los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 en Krasnaya Polyana, Rusia.

Sechina, la única mujer entre los sancionados, es propietaria de empresas que participaron en la preparación de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014, según el documento de la UE.

Este alega que una de las empresas, Stankoflot, "recibe contratos sin licitación" de Rostec, el conglomerado estatal de defensa.

Sechina posee una participación en RK Telekom y es la exesposa del anteriormente sancionado Igor Sechin, director general del gigante petrolero ruso controlado por el Estado, Rosneft, señala el informe.

"Ha utilizado sus conexiones con varios actores del gobierno ruso y de las estructuras empresariales rusas, incluso con su antiguo marido, para su beneficio personal", recoge.

"Las sanciones a empresarios rusos no van a conseguir nada" y "no tienen sentido", según Mijaíl Fridman, accionista principal de Dia

La "reunión de los oligarcas"

Vladimir Putin y Alexander Shokhin, jefe de la Unión Rusa de Industriales y Empresarios, en Moscú en 2017.

El razonamiento de la UE para imponer las sanciones ha sido lo que llamado una "reunión de oligarcas" que Putin celebró el 24 de febrero, el día en que Rusia invadió Ucrania. En la misma se discutió cómo responder a las sanciones occidentales.

Se dice que Alexander Shokhin, presidente de uno de los mayores grupos empresariales de Rusia, aprovechó la reunión para instar a Putin a que intentara evitar las consecuencias económicas de la guerra. Shokhin es uno de los asistentes sancionados por la UE.

Otros asistentes sancionados han sido Andrey Ryumin, director ejecutivo de la compañía eléctrica rusa Rosseti; Suleyman Kerimov, propietario de Nafta Moscow; Tigran Oganesovich Khudaverdyan, director de la empresa tecnológica Yandex; y Vladímir Rashevsky, director general de EuroChem Group.

La UE sostiene en su informe que la sola asistencia a esta reunión demuestra que cada persona era "un miembro del círculo íntimo de oligarcas cercanos a Vladímir Putin".

Continúa diciendo que estas personas respaldan políticas que "amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania".

Estas fotos de 5 ciudades ucranianas antes y después de la guerra muestran la destrucción que han provocado los ataques de Rusia

Asimismo, acusa a Yandex, que describe como especializada en "productos y servicios inteligentes impulsados por el aprendizaje automático", de ocultar información a los rusos sobre la guerra.

"La compañía ha estado advirtiendo a los usuarios rusos que buscan noticias sobre Ucrania en su motor de búsqueda de que hay información poco fiable en Internet, después de que el Gobierno ruso amenazara a los medios de comunicación rusos por lo que publican", añade.

En respuesta, Khudaverdyan ha renunciado a su puesto en Yandex, que declaró en un comunicado que estaba "conmocionada y sorprendida al saber que Tigran había sido designado bajo las sanciones de la UE" y que lamentaba "enormemente" su marcha.

Shokhin ha respondido el miércoles diciendo que las sanciones eran "esperadas" porque Bruselas dejó claro que apuntaba a los que asistieron a la reunión de Putin.

EuroChem ha emitido un comunicado el miércoles en el que anunciaba que Rashevsky había "dimitido para permitir que la empresa siguiera funcionando sin problemas", y añadía que lo hacía "a pesar de lo infundado" de las acciones de la UE.

La UE designa a las figuras mediáticas sancionadas como "propagandistas"

Konstantin Ernst, segundo a la derecha, reunido con Putin en Moscú en 2016.

La UE ha sancionado a 4 figuras de los medios de comunicación: Armen Gasparyan, Artyom Sheynin, Dmitry Kulikov y Konstantin Ernst.

Según el informe de la UE, Sheynin, presentador del Canal Uno, controlado por el Estado, ha afirmado que la operación de Rusia en Ucrania era "inevitable" y obligaría a Ucrania a mantener la paz. El documento también destaca que "promueve el odio étnico entre ucranianos y rusos".

Este señala asimismo que Gasparyan, que presenta un programa en el medio de comunicación ruso Sputnik y un programa de radio en Vesti FM, "sigue publicando propaganda prorrusa relacionada con la invasión rusa de Ucrania y niega activamente la soberanía de Ucrania".

La UE también critica en el informe que Kulikov, un productor de cine y presentador de radio, ha "hecho comentarios públicos en los canales de televisión de propiedad estatal en línea con la narrativa del Kremlin sobre la situación en la región de Dombás".

Además, apunta que Kulikov "ha justificado las acciones de las autoridades rusas que amenazan la integridad y la soberanía territorial de Ucrania".

El informe recoge que Ernst, que es director general de Channel One, es responsable de "organizar y difundir la propaganda antiucraniana de las autoridades rusas". También que ha recibido varios premios del Estado, como la medalla concedida a los participantes en la operación militar rusa en Siria, la "Orden de la Amistad" y un premio "por los servicios prestados a la patria".

Otros artículos interesantes:

Del accionista principal de Dia al hombre más rico de Rusia: quiénes son los 10 oligarcas rusos sancionados por la Unión Europea

Qué es un oligarca ruso y por qué se les sanciona

"Las sanciones a empresarios rusos no van a conseguir nada" y "no tienen sentido", según Mijaíl Fridman, accionista principal de Dia

Te recomendamos