Posbióticos: qué son, principales beneficios y cómo ayudar a tu cuerpo a producirlos

Cebollas

Getty Images

Seguramente hayas escuchado hablar acerca de los probióticos y prebióticos, pero es probable que el término posbiótico no te suene tanto. 

Este hermano de las anteriores sustancias es clave para tener una microbiota intestinal sana, aunque todavía queda mucho por descubrir en términos de investigación sobre sus beneficios. 

¿Qué son los posbióticos?

¿Qué es eso de los posbióticos? Son componentes producidos por la fermentación bacteriana de los probióticos y que ejercen efectos metabólicos y/o inmunomoduladores en el organismo. Dado que los estudios son todavía muy recientes, se investiga la posibilidad de suplementar directamente estos metabolitos para prevenir determinadas enfermedades. 

Especialistas como la dietista Amanda Sauceda comparten a WellandGood hasta 3 formas distintas de definir los posbióticos. "Pueden ser parte de una célula microbiana, una bacteria inanimada o compuestos que se producen después de que la microbiota intestinal mastica las fibras", comparte.

Dicho de otro modo, los posbióticos son microorganismos no vivos que se pueden producir naturalmente en el intestino cuando ingieres alimentos prebióticos. Los científicos empleanotros términos para referirse a ellos, como paraprobióticos, probióticos fantasma o probióticos muertos por calor.

8 alimentos fermentados que deberías incluir en tu dieta para conseguir un intestino más sano (y mejorar tu salud general

Una buena parte de la evidencia hasta ahora revela que los ácidos grasos de cadena corta ayudan a mantener un revestimiento intestinal saludable y podrían ser útiles para el sistema inmune. 

Por otro lado, un informe publicado en PubMed señala propiedades anticancerígenas, antioxidantes y antiinflamatorias ligadas a los posbióticos.

Destacan otros estudios como este, publicado en Nature en 2019, que aseguran que la bacteria Akkermansia muciniphila desactivada mediante un calor suave supera a la bacteria viva para mejorar aspectos clave del síndrome metabólico en individuos con sobrepeso u obesidad.

Desde la web Gut Microbiota for Health destacan que son más seguros, ya que al estar inertes, los microorganismos presentes en los posbióticos no pueden provocar infecciones.

¿Cómo producir posbióticos?

Comer sano, variado y hacer hincapié en los alimentos vegetales es un primer paso. Añadiendo a tu dieta muchas frutas y verduras de colores variados, le darás un empuje a tu intestino para comenzar a producir posbióticos. La clave reside en combinar alimentos prebióticos y fuentes destacadas de fibra. 

¿Qué alimentos se consideran prebióticos? Los espárragos, vegetales como el ajo y las cebollas, los plátanos, la raíz de achicoria, las hojas de dientes de león, los puerros, la cebada, la avena, el cacao, las manzanas, los frutos secos, la linaza, las algas y las legumbres como los garbanzos.

Datos del estudio más grande sobre el microbioma humano, el American Gut Project, señalan que en la diversidad alimentaria está la llave. Según esta investigación, las personas que comen más de 30 tipos de plantas diferentes por semana tienen una microbiota intestinal más diversa que los que ingieren menos de 10.

Otros artículos interesantes:

El CSIC desarrolla un probiótico capaz de reducir el apetito y combatir las enfermedades vinculadas a la obesidad

Llevar una dieta vegana puede reducir el riesgo de diabetes, especialmente si consumes suficiente cantidad de este micronutriente

La flora intestinal y el sistema inmunitario de los niños cambian tras un mes jugando en la naturaleza: el descubrimiento de un fascinante experimento finlandés

Te recomendamos