Los empleados de Twitter que no quieran trabajar para Elon Musk corren el riesgo de perder sustanciosos pagos por sus acciones e indemnizaciones si renuncian

Elon Musk

REUTERS/Andrew Kelly

Parece que los empleados de Twitter que son reacios a trabajar con Musk podrían enfrentarse a posibles despidos o renunciar y perder lo que podrían ser grandes sumas de dinero.

Musk no es conocido por ser protrabajador y tiene la reputación de pagar incluso a los mejores ingenieros por debajo del mercado

A pesar de que los ejecutivos de Twitter insistieron en las reuniones, a las que ha tenido acceso Business Insider, que el líder multimillonario de Tesla y SpaceX cree que es "importante" retener a los trabajadores en la empresa, sus comentarios sugieren lo contrario, al igual que la consideración, o falta de ella, para los empleados previstos en el acuerdo de adquisición entre Twitter y Musk.

Hasta que se ejecute la venta, las adjudicaciones de acciones en función del plan existente de la empresa para los empleados están siendo restringidas, mientras que sí se pagará a los accionistas externos a la compañía. 

A pesar de esto y de los despidos ampliamente esperados, Twitter sigue contratando, dijeron 3 empleados, e incluye RSU como una parte sustancial de los paquetes de compensación para muchos trabajadores nuevos (las siglas en inglés de Restricted Stock Unit, un tipo de plan de incentivos salariales similares a las opciones sobre acciones). 

Mientras tanto, dichos incentivos se están acelerando para los ejecutivos que probablemente serán despedidos cuando se cierre el trato y reciban decenas de millones de dólares en pago por ello.

Se está considerando indemnizar a los trabajadores despedidos que no pertenecen a la categoría superior jerárquica, pero se espera que los pagos sean relativamente escasos, apunta un empleado. 

Aquellos que son despedidos o deciden irse, incluso si es porque Musk traslada la sede de la empresa a otro estado, es probable que pierdan el valor de todas las acciones no ejecutadas; a menos que Musk decida ofrecer algo como parte de su paquete de indemnización. Un portavoz de Twitter se negó a comentar.

"Vas a ver una dolorosa carnicería": la compra de Twitter por parte de Elon Musk podría tener impactos devastadores en las filas ejecutivas, según los expertos

"No hay nada en la ley que dicte la velocidad a la que debe recibir las acciones", revela William Gould, profesor de derecho en la Universidad de Stanford y expresidente de la Junta Nacional de Relaciones Laborales. La única obligación de Musk con los empleados será lo poco que se establece en el acuerdo, agrega.

Teniendo en cuenta la historia de Musk con los trabajadores y los planes que se han dado a conocer para reducir costes, parece poco probable un movimiento tan generoso y costoso que mejore las retribuciones de estos empleados. 

"Una vez que se haga cargo, todas las apuestas están hechas", señala Robert Bies, profesor de administración en la Escuela de Negocios McDonough de la Universidad de Georgetown, quien ha estudiado los despidos corporativos y la cultura empresarial. 

"Todo el mundo es reemplazable para él. Nada en sus comentarios hasta ahora ha sido sobre la gente de allí. Se trata de la línea de fondo", añade.

Robert Sheridan, socio de Nelson Mullins centrado en la ley laboral, cree que sin un contrato adicional vigente, como el de los ejecutivos de alto nivel, el resultado más probable para la indemnización entre los trabajadores despedidos es un sistema escalonado basado en la duración del servicio y salario.

"Por lo general, hasta un año, obtienes de 2 semanas a un mes de salario como indemnización. A los 2 años, tal vez 2 meses, y así sucesivamente", explica Sheridan. "El máximo es probablemente 6 meses de indemnización para los empleados con la permanencia más larga en Twitter", agrega.

Con los niveles salariales de Twitter, incluso las indemnizaciones por despido más bajas podrían tener un coste para la empresa de decenas de miles de dólares. 

Es posible que eso no se compare con las adjudicaciones de acciones que podrían suponer cientos de miles de dólares o más, por las cuales los trabajadores que se van parecen no poder recibir un pago.

La aceleración del período de concesión de acciones debido a una adquisición o "cambio de control", también conocida como cláusula de "doble activación", no se describe para nadie más que para los ejecutivos más importantes de Twitter. Los empleados tendrán poco o ningún recurso en este frente.

"Las empresas generalmente están más protegidas de la responsabilidad cuando se trata de 'reducción de fuerza'", agrega Sheridan. "Es solo una cuestión de decir: 'Lo siento, estamos haciendo esto por razones comerciales en todos los ámbitos'. Son mucho más defendibles".

Las RSU pueden representar una gran parte de la compensación total en Twitter, cuentan a Business Insider 3 empleados actuales y un exejecutivo. Dichas acciones pueden representar el 50% o más de la compensación total de una persona en algunos casos.

Y las actualizaciones de acciones, que pueden ser a menudo iguales o superiores al salario de una persona, se entregaron en marzo durante las revisiones de desempeño (antes de que la inversión inicial de Musk en Twitter se hiciera pública), apunta un trabajador. 

Estas se valoraron en 35 dólares por acción. Ahora están fijados al precio de oferta de Musk de 54,20 dólares por acción, que no se realizará por completo durante años, según las disposiciones del acuerdo de adquisición.

"El aumento fue significativo", aclara un trabajador sobre este incentivo salarial. Otro trabajador de la empresa recibió una actualización de su plan de acciones, que ahora vale cerca de 1 millón de dólares, lo que hizo que la persona declarara: "Si no me despiden, me quedo".

No está claro qué incentivos, si los hay, otorgará un Twitter propiedad de Musk y la compañía no ha dicho nada definitivo a los empleados sobre el tema. 

En SpaceX, los trabajadores pueden participar 2 veces al año en ofertas públicas, donde las participaciones de los empleados en una empresa sin cotizar se venden a un precio fijo a inversores selecciones, señalan 2 personas familiarizadas con la práctica de la empresa.

Un trabajador de Twitter dijo que no se oponen a trabajar para Musk, pero que no aceptarán lo que parece ser la demanda de Musk de que las personas bajo su mando trabajen más duro y por menos dinero.

Si la compensación resulta ser menor bajo su liderazgo, sin incentivos iguales, la persona se iría. Incluso si eso significa perder el valor de las RSU. "Voy a seguir el dinero", sentencia esa persona.

Otros artículos interesantes:

Musk quiere que Twitter deje de ser una plataforma de nicho

Elon Musk planea que Twitter vuelva a cotizar en bolsa menos de 3 años después de comprarla

Elon Musk sugiere que Twitter podría empezar a cobrar a las cuentas institucionales

Te recomendamos