No solo lo piensas tú, la ciencia también lo confirma: los PowerPoint no sirven de nada

Trabajadores miran un Power Point.
Trabajadores miran un Power Point.

Getty

  • El cerebro no es capaz de retener la información de la presentación y de la persona que está hablando, al mismo tiempo. 
  • Es mejor buscar otras alternativas como pasar un documento que resuma en 3 páginas lo que se quiera decir en la reunión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando vemos las presentaciones, también conocidas como PowerPoint, nuestro cerebro tiene que analizar que una persona —el presentador— hable, mientras que a su vez tenemos que leer diapositivas llenas de letras. Pero para que nuestro cerebro retenga toda esa información, tiene que hacer múltiples tareas en una única región del mismo. Pero los humanos no estamos preparados para eso.

Las presentaciones, que se apoyan de palabras que dicen los presentadores, se crean con la intención de aumentar la comprensión y la retención de las personas que escuchan, pero realmente resulta contraproducente. El psicólogo Marc Coutanche, de la Universidad de Pittsburgh en Estados Unidos, lo explica en Popular Mechanics:

"Las regiones lingüísticas —del cerebro— procesan los sonidos, las palabras y el significado de las frases. Imagina un circuito en el que tienes múltiples entradas y múltiples salidas, pero que comparten los mismos cables".

En otras palabras, cuando el cerebro oye palabras y ve otras diferentes, o bien el cerebro entra en cortocircuito —te quedas fuera de combate—, o bien el cerebro alterna entre los dos conjuntos de palabras, confundiendo ambas. Por eso casi todas las presentaciones de PowerPoint son aburridas y difíciles de recordar.

Jeff Bezos prohíbe usar Power Point en todas las reuniones de Amazon (y su alternativa es brillante)

Un gran número de éxitosos emprendedores, como Jeff Bezos o Elon Musk, han opinado anteriormente —no muy bien— sobre el uso de los PowerPoint. 

"En vez de perder el tiempo escuchando a una persona mientras el resto de los asistentes están en silencio, es más eficaz destinar 30 minutos a leer un ensayo de 6 páginas en el que se explique todo lo que se desea contar en la reunión", explicó en 2019 el dueño de Amazon en una carta a sus empleados.

Pero si necesitas encontrar una alternativa efectiva a las presentaciones y no quieres que los que te escuchen se queden dormidos, existen algunas alternativas. Inc ha recopilado 3 opciones.

Si tienes que discutir y decidir algo, haz como Jeff Bezos y manda un documento breve (3 páginas como máximo) para que todas las personas lo lean al principio de la reunión. Es importante no enviar el documento como tarea previa, porque casi nadie lo leerá.

Las universidades deberían prohibir PowerPoint: hace que los estudiantes se vuelvan estúpidos y los profesores aburridos

Pero si en cambio eres profesor o profesora, crea experiencias interactivas. Esto significa cuadernos de trabajo, ejercicios en grupo y, sobre todo, tomar notas, siempre con un lápiz o un bolígrafo y nunca con un ordenador. Tomar apuntes en papel aumenta enormemente la capacidad de retención, ya que se recurre a múltiples partes del cerebro: el efecto PowerPoint a la inversa.

Por último, si tu intención es entretener o inspirar, da un discurso. Si el grupo es demasiado grande para participar en ejercicios interactivos, piensa en una charla TED en lugar de una conferencia universitaria.

Otros artículos interesantes:

Las universidades deberían prohibir PowerPoint: hace que los estudiantes se vuelvan estúpidos y los profesores aburridos

Elon Musk dice que los que tienen un MBA "podrán ser buenos haciendo PowerPoint", pero "no saben cómo funcionan las cosas"

Microsoft presenta una alternativa a los AirPods con la que podrás pasar dispositivas de PowerPoint, y cuesta 250 dólares

Te recomendamos