El PP gana las elecciones en Castilla y León aunque no logra la mayoría absoluta: dependerá de Vox, que entrará así en su primer gobierno autonómico

Alfonso Fernández Mañueco, candidato del PP a la presidencia de Castilla y León, junto con el líder popular, Pablo Casado.
Alfonso Fernández Mañueco, candidato del PP a la presidencia de Castilla y León, junto con el líder popular, Pablo Casado.

PP

Con el 95% escrutado, el Partido Popular ha vuelto a ganar las elecciones en Castilla y León, después de que en 2019 lo lograran los socialistas tras 32 años. Los populares han sumado 31 procuradores en las Cortes castellanoleonesas, lejos de los 41 necesarios para contar con la mayoría absoluta que les daría unívocamente el Gobierno autonómico.

Por esta razón, los populares de Alfonso Fernández Mañueco deberán depender del grupo de Vox, que pasa de un escaño a 13 procuradores, lo que les permitirá formar grupo propio. Vox así se verá obligado a formar parte del nuevo Gobierno de Mañueco, siempre y cuando la organización de extrema derecha conceda su apoyo al líder popular.

Los socialistas, por su parte, han caído en 7 procuradores. Suman 28 escaños. Unidas Podemos ha mantenido su parlamentario, mientras que Ciudadanos ha salvado los muebles. Aunque han pasado de 11 procuradores a solo uno, los peores augurios vaticinaban la desaparición de la organización naranja en las Cortes castellanoleonesas.

3 claves para no perderse en las elecciones de Castilla y León: el PP y su dependencia de Vox, los números de PSOE y Unidas Podemos y el destino de Ciudadanos

Los partidos de la España vaciada han logrado irrumpir en las Cortes de Castilla y Léon. Por Ávila mantiene su procurador, pero Unión del Pueblo Leonés (UPL) crece, pasando de un parlamentario a 3. Por su parte, Soria ¡Ya! ha irrumpido en las Cortes con 3 procuradores.

En total, esas organizaciones sumarían 7 escaños en la Cámara castellanoleonesa, aunque no logran ser decisivos: PP y Vox suman 44 escaños, con lo que podrán formar Gobierno de coalición. El propio Santiago Abascal, líder de Vox, ha avanzado ante los suyos que a su candidato este 13 de febrero se le está "poniendo cara de vicepresidente".

Hasta ahora, de Vox dependían muchos gobiernos autonómicos del Partido Popular, como el murciano. Esta será la primera vez que los de Abascal entren a ocupar puestos de responsabilidad en un Ejecutivo regional. "Vamos a hacer que Castilla y León vuelva a ser una gran región de España. El resto de partidos nos habían mandado al rincón", ha defendido García-Gallardo, el candidato de Vox.

Otros artículos interesantes:

Los presupuestos para 2021 disparan la inversión estatal en Murcia, Cataluña y Asturias y la frenan en las dos Castillas, Cantabria y Galicia

Los 8 pueblos más bonitos de Castilla y León para ir de escapada rural este verano

Startup Olé y la Junta de Castilla y León promueven la innovación para luchar contra el coronavirus

Te recomendamos