Pasar al contenido principal

El PP presenta 19 enmiendas a sus propios Presupuestos con un castigo de 35 millones al País Vasco

 María Jesús Montero, ministra de Hacienda
Europa Press

Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 han comenzado a debatirse en el Senado. Algo que debería haber sido un mero trámite tras haber recibido los apoyos en el Congreso de los Diputados se ha convertido en un nuevo examen para la Cuentas Generales. En el paso de este documento entre ambas cámaras salió adelante la moción de censura a Mariano Rajoy presentada por Pedro Sánchez, y que contó en la votación del Congreso con el apoyo del PNV. Así que ahora, el nuevo Gobierno de Sánchez tiene que afrontar las enmiendas presentadas por el PP, que fue quien llevó al Congreso esas mismas Cuentas. 

El Grupo Popular en el Senado ha registrado un total de 48 enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, de las que 19 son del PP y de ellas tres afectan a partidas dirigidas al País Vasco comprometidas con el PNV por un montante total de unos 35 millones de euros, según informa Europa Press. El apoyo del PNV fue fundamental para que saliera adelante la moción de censura a Rajoy. Además, se da la circunstancia de que el Senado cuenta con mayoría del PP por lo que es de prever que las enmiendas sean aprobadas. 

El resto de las enmiendas del Grupo Popular, un total de 29, corresponden al Partido Aragonés (PAR). 

Leer más: Pensiones, paro o presupuestos: los retos económicos del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez

La mayor partida que ha registrado el PP supone la baja de 26,6 millones de euros asociados al Servicio Vasco de Empleo, junto a otros 5,5 millones del ente público para almacenamiento eléctrico (Fidetec). Asimismo, otra de las modificaciones incluidas por los populares en sus propias cuentas afectan al Centro de Investigación Vasco (Biscay Marine Energy Platform), con la baja de otros 3 millones de euros.

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha sido la encargada de exponer los Presupuestos por "voluntad propia" y para defender su tramitación "por la estabilidad del país" en el debate de los vetos. Esto después de que la Mesa del Senado, en la que el PP cuenta con mayoría, acordase trasladarlo del pasado martes 5 de junio a este lunes, 11 de junio.

Además, hay que tener en cuenta que los Presupuestos de 2018 ya se estaban aprobando con retraso respecto al calendario habitual de tramitación de las Cuentas. Habitualmente, los PGE se tienen que aprobar a finales de septiembre, sin embargo, el año pasado esto no ocurrió. La situación en Cataluña, donde se celebró el 1-O, hizo que el Gobierno no contara con los apoyos suficientes y decidiera no presentar las nuevas Cuentas por lo que se prorrogaron las de 2017. 

Si se aprueban las enmiendas

Por otro lado, la Mesa del Senado ha adelantado un día el debate en el Pleno de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, del martes 19 al lunes 18 de junio a las 12.00 horas. Esto hace que se espere que ese día, o como muy tarde el martes, concluya la tramitación de las cuentas en la Cámara Alta y que estas regresen de nuevo al Congreso si se introducen las enmiendas parciales presentadas por el PP dada su abultada mayoría.

El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, ha explicado a la salida de la reunión de la Mesa de la Cámara Alta que se ha acordado que el debate en el Pleno de los Presupuestos se adelante al lunes 18 de junio a las 12.00 horas, según informa Europa Press, para que previsiblemente ese mismo día concluya la tramitación de las cuentas en el Senado y la tarde del martes 19 se dedique a la primera sesión de control al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Te puede interesar