Tu factura de streaming para ver series y películas está a punto de encarecerse: las plataformas pretenden inundar sus catálogos con contenidos exclusivos

Finalmente sabremos lo que sucedió en Budapest.
Finalmente sabremos lo que sucedió en Budapest.

Marvel/YouTube

  • Amazon va a adquirir la biblioteca de contenidos de los estudios MGM, que podrían mostrarse en exclusiva en su servicio Prime.
  • La medida indica que los contenidos podrían ser cada vez más exclusivos en el mercado del streaming.
  • Esta exclusividad podría traducirse en que los espectadores paguen más suscripciones para acceder a lo que quieren ver, según los expertos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La industria audiovisual atraviesa una fase de consolidación y, según los expertos, es probable que pronto te resulte más caro ver tus series y películas favoritas en streaming. 

Esto se debe a que la exclusividad desempeñará un papel más importante a la hora de ayudar a las empresas de streaming a conseguir ojos -y clientes- en sus plataformas, lo que significa que es posible que tengas que suscribirte a más servicios a medida que las películas y los programas se vuelvan exclusivos dentro de cada plataforma. El acuerdo de 8.450 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) de Amazon por MGM, anunciado en mayo, por ejemplo, podría ser sólo el principio. 

"Creo que el contenido realmente codiciado, cuando es lo suficientemente bueno como para que alguien se suscriba, se convierta en algo que muy probablemente el proveedor de contenidos quiera tener en exclusividad", explica a Business Insider Brad Gastwirth, estratega de Wedbush Securities. 

El acuerdo de Amazon con MGM le brinda contenido en exclusiva 

El éxito de cada plataforma de streaming dependerá en parte de su arsenal de contenidos exclusivos, apuntan los expertos.

En el caso de Disney son sus populares marcas Marvel, Pixar y Star Wars, así como su contenido de propiedad intelectual existente, explica a Business Insider Rahul Patel, analista de la empresa británica de investigación de datos Ampere Analysis. Es probable que los clientes que quieran ver los contenidos de esas marcas paguen los 9 euros de suscripción a Disney+, ya que no podrán verlos en ningún otro sitio.

Para Netflix, que se ha centrado menos en su oferta de películas, es su programación original estrella, impulsada por el fenómeno FOMO -el miedo de no estar al tanto de todo lo que pasa- según Patel, como "Bridgerton" y "Tiger King".

Patel afirma que la reciente fusión de Amazon y MGM ayudará igualmente al gigante tecnológico a diferenciar su plataforma de streaming de sus rivales. El acuerdo dará a Amazon contenido que los espectadores solo podrán ver en su servicio Prime si decide seguir esa ruta. 

"Supongo que podemos suponer que sacará el contenido de MGM de la mesa para que otros distribuidores no puedan ofrecerlo a sus clientes y lo tengan en exclusiva en Amazon", explica Patel. "Y eso se convertirá en parte de su estrategia para competir con las plataformas, que ya tienen una base de contenidos exclusivos".

Estos 5 gigantes de Hollywood podrían ser los próximos objetivos de los gigantes tecnológicos tras la compra de MGM por parte de Amazon

Por ejemplo, Skyfall, distribuida por los estudios MGM, está actualmente en Hulu en Estados Unidos y en España actualmente no está integrada en el catálogo base de ninguna plataforma de streaming. Todavía no está claro cómo se ofrecerá en exclusiva cualquier contenido de MGM en Amazon Prime y qué acuerdos de licencia podrían mantener el contenido de MGM disponible en otros servicios durante cualquier período de tiempo después de que se cierre el acuerdo. 

Pero si la película de James Bond fuera hipotéticamente retirada de Hulu y ofrecida sólo en Amazon, la medida -así como los futuros proyectos de Amazon-MGM que se lancen- podría ser suficiente para incitar a un "superfan de Bond" a comprar una suscripción de 3,99 euros a Prime Video, explica Patel. 

"El hecho de que Skyfall fuera retirado de Hulu sería quizás parte de la razón por la que Amazon podría estar interesado en comprar MGM para empezar", afirma Patel. "Ofrecer el contenido de MGM en exclusiva es un gran negocio y una gran parte de la razón por la que están comprando el estudio".

Cuanto más contenido exclusivo ofrezcan las plataformas de streaming, más suscripciones habrá que pagar

Las compañías de cine solían conceder licencias de sus contenidos a empresas como Netflix. Pero entonces los titulares de los derechos empezaron a retirar sus contenidos de los servicios de streaming existentes para ofrecerlos por su cuenta. Disney, por ejemplo, es propietaria de Marvel, cuyas películas estaban disponibles en Netflix hasta el lanzamiento de Disney+ a finales de 2019. Marvel es un gran impulsor de clientes para la plataforma de streaming de Disney, que tiene más de 100 millones de suscriptores en todo el mundo.

El cambio de hábitos provocado por la pandemia catapulta la economía de la suscripción mucho más allá del streaming: coches, clases de fitness e incluso cervezas o croquetas

Patel señala que esto no es nada nuevo. Pero lo que sí es nuevo es que los estudios con contenido popular que no han optado por ir directamente al consumidor hasta la fecha, como MGM Studios y Sony, se emparejen con los servicios de streaming.

Para ellos, se trata de encontrar una oportunidad para mostrar su contenido, dice Patel, y la fusión de MGM con Amazon es un ejemplo de ello. También lo son los acuerdos de distribución exclusiva que Sony ha alcanzado con Netflix y Disney para exhibir las películas de 2022 del estudio en los servicios de streaming tras su paso por las salas de cine.

La exclusividad será "un punto clave en lo que respecta a la competitividad de las plataformas", sentencia Patel.

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

La apuesta de Amazon por MGM es la última señal de que la tecnología está transformando Hollywood: estos son los mayores acuerdos que han alterado el mundo del streaming

Netflix, Disney+ y HBO Max generan ingresos muy diferentes por suscriptor, lo que complica medir quién está ganando la guerra del streaming

El algoritmo de Netflix sí que acierta (aunque tú creas que no)

Te recomendamos

Y además