Pasar al contenido principal

El precio de la luz y el gas podría ser fijado por el Gobierno, que también podrá racionar la gasolina durante el estado de alarma

Hombre en una gasolinera de Repsol
Reuters
  • El precio de la luz y el gas podría ser fijado por el Gobierno, que también podría racionar la gasolina.
  • El real decreto que declara el estado de alarma nacional en España para contener la propagación del coronavirus otorga al Gobierno potestad sobre las empresas energéticas: petroleras, eléctricas y operadores de infraestructuras.
  • El real decreto permite que el Estado tome los mandos de estas compañías de forma temporal, para fijar los precios de la luz y del gas, decidir la distribución de las reservas de petróleo y gas, racionar la dispensa de combustibles en gasolineras y eliminar las subvenciones a las renovables.
  • El real decreto no permite la nacionalización de estas empresas.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El precio de la luz y el gas podría ser fijado por el Gobierno, que también podría racionar la gasolina. El real decreto que declara el estado de alarma en España para detener la propagación del coronavirus otorga al Gobierno potestad sobre las empresas energéticas: petroleras, eléctricas y operadores de infraestructuras con el objetivo de que no suban los precios a raíz de la situación.

Si bien el real decreto no permite la nacionalización de las empresas, sí abre la puerta a que el Estado tome los mandos de estas compañías de forma temporal, para fijar los precios de la luz y del gas, decidir la distribución de las reservas de petróleo y gas, racionar la dispensa de combustibles en gasolineras y eliminar las subvenciones a las renovables. 

“Las autoridades competentes delegadas podrán adoptar las medidas necesarias para garantizar el suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo así como de gas natural, de acuerdo con lo previsto en el artículo 7 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del sector eléctrico y en los artículos 48 y101 de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos”, apunta el artículo.

Leer más: Militares de la UME se despliegan en las zonas de alto riesgo de España para frenar el contagio de coronavirus

En base a ello el Gobierno podría tomar el control del sistema eléctrico y operar cualquier activo energético, desde una planta de generación de electricidad hasta las redes de distribución y transporte de electricidad. 

Además, en caso de que fuera necesario, el Gobierno podría cortar el suministro a cualquier consumidor y determinará el régimen retributivo aplicable a las actividades afectadas garantizando, en todo caso, un reparto equilibrado de los costes.

E los últimos días las energéticas han anunciado medidas para reforzar su operativa, entre ellas, el aplazamiento de los pagos del suministro para pequeñas y medianas empresas y autónomos. En caso de que hubiera problemas de suministros el Gobierno estaría en potestad de tomar los mandos para modificar el mercado y garantizar el suministro. 

Y además