Pasar al contenido principal

La madera se convierte en el nuevo oro de los mercados: su precio se duplica por la elevada demanda y tiene mejores perspectivas que las piedras preciosas

Una mujer trabaja en un taller de madera
Getty Images

  • La madera se ha transformado en una especie de nuevo oro, mientras que, paradójicamente, el diamante, ha sufrido una importante devaluación. 
  • Sorprendentemente, la madera incluso eclipsa al oro y la plata, tradicionalmente las commodities que funcionan como refugio en momentos convulsos, al despuntar un 100% en los mercados.
  • “La desmesurada demanda de este producto ha sido el origen de su fuerte rally en los mercados en comparación con lo que cualquier analista podría haber esperado”, señala Don Hayne, CEO de Canfor, uno de los grandes productores de madera, en declaraciones que recoge Newsmax Finance.  
  • “La madera podría mantener la fortaleza que ha mostrado hasta ahora, teniendo en cuenta que muchas economías aún permanecen cerradas”, añaden desde RBC.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del COVID-19 ha generado un auténtico terremoto en los mercados con ganadores y perdedores, algunos de ellos inesperados.

Dentro del espacio de las materias primas se han podido observar auténticos movimientos, que en muchos casos pueden verse como irracionales. Por ejemplo, los futuros del petróleo llegaron a cotizar en negativo y los rallies del cobre o del azúcar también evidencian cómo se han desvirtuado los precios de los recursos básicos

La crisis actual, que no tiene precedentes en el último siglo, ha originado situaciones muy particulares. Sin ir más lejos, efectivamente, existen determinados productos cuyo coste no suele ser muy elevado que se han encarecido sorpresivamente y viceversa. Es lo que ha sucedido con la madera, que se ha transformado en una especie de nuevo oro, y el diamante, que ha sufrido una importante devaluación. 

Los futuros de la madera se han duplicado desde principios de abril y se ha convertido en la materia prima que tiene una mayor rentabilidad en el último mes. Sorprendentemente, la madera incluso eclipsa al oro y la plata, tradicionalmente las commodities que funcionan como refugio en momentos convulsos.

Subir un 100% en poco tiempo puede resultar chocante, pero tiene una explicación. Pese a que se esperaba que los confinamientos iban a reducir la demanda de los materiales de construcción, la realidad es que en cuanto se ha comenzado a reabrir la economía se ha observado una alta demanda que no es capaz de cubrir la oferta, según los expertos. 

“La desmesurada demanda de este producto ha sido el origen de su fuerte rally en los mercados en comparación con lo que cualquier analista podría haber esperado”, señala Don Hayne, CEO de Canfor, uno de los grandes productores de madera, en declaraciones que recoge Newsmax Finance.  

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

La madera cotiza a un volumen mucho menor que el oro y otros metales y es propensa a tener una gran volatilidad en sus precios. “Invertir en madera en el entorno actual no resulta muy estable, pero la realidad es que hay una tendencia creciente e imparable que, al menos, puede dispararse durante los próximos meses”, señalan los expertos de RBC en una nota distribuida a sus clientes. 

“La madera podría mantener la fortaleza que ha mostrado hasta ahora, teniendo en cuenta que muchas economías aún permanecen cerradas”, añaden estos analistas.

El precio de los diamantes se hunde

No obstante, este comportamiento tan fuerte de la madera contrasta con el hundimiento que han sufrido algunas piedras preciosas. Algunas de ellas, son joyas que suelen actuar de escudo protector en los mercados: los diamantes. Según un informe de Statista, la demanda mundial de diamantes industriales se está cubriendo lentamente con diamantes sintéticos o desarrollados en laboratorios.

¿Qué significa eso? Básicamente que la demanda de piedras preciosas puras está disminuyendo lentamente. En este sentido, habría buenas razones para ello, ya que los inversores ahora están preocupados por el impacto ambiental de la extracción de estas piedras preciosas y el vínculo histórico de la industria con los conflictos sangrientos en África.

Una gran parte del pulido de diamantes cultivados en laboratorios proviene de la India. Allí el 90% de las piedras extraídas y el 99% de las cultivadas se cortan y procesan, según los datos de Bain recogidos por Business Insider. No obstante, durante la pandemia, esta tendencia se había estancado.

India tuvo uno de los confinamientos más estrictos del mundo y el gigante de la industria, De Beers, amenazó con trasladar su negocio a otra región.

La moratoria en las importaciones indias, las restricciones temporales en la entrada de bienes a partir de marzo supuso que no entraban diamantes en bruto en el país. Por esa razón, las exportaciones de diamantes pulidos del país disminuyeron un 50% interanual y las exportaciones de joyas de oro se redujeron un 80%.

Eso llevó a una acumulación de diamantes de casi 5.000 millones de dólares, que es una de las razones por las que De Beers y sus competidores tuvieron que bajar los precios para lidiar con el gran stock de sus inventarios. 

“La demanda de los diamantes va a seguir estando bajo presión, dado que India se mantiene atravesando un momento complicado con el volumen de contagios”, analizan en un informe al que ha accedido Business Insider los expertos de SunTrust. “No sería extraño ver más caídas en los precios hasta final de año”, concluyen.

Y además