El precio del uranio crece un 31% en 2021, a medida que los inversores apuestan por este combustible de energía nuclear

Entrada a una mina de uranio en Mailuu-Suu (Kyrgyzstan).
Entrada a una mina de uranio en Mailuu-Suu (Kyrgyzstan).

Reuters

  • El precio del uranio ha pasado de los 26,04 euros a principios del año en curso a los 40,40 actuales. 
  • Según la Asociación Nuclear Mundial, la demanda de uranio, que actualmente se sitúa en los 162 millones de libras, será de 206 millones en 2030 y de 292 en 2040. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las empresas generadoras de energía nuclear han comenzado una carrera por disponer del uranio necesario, ante el continuo descenso de la oferta y el crecimiento de la demanda, provocado, entre otros, por los inversores financieros. 

Un solo dato demuestra que el interés por este combustible está creciendo de manera vertiginosa en los últimos tiempos: el 4 de enero de 2021, una libra de uranio tenía un precio, según Investing, de 26,04 euros (30,85 dólares al cambio actual). 

En el momento de escribir este artículo, a 10 de septiembre de 2021, se sitúa en los 34,10 euros (40,40 dólares). Es decir, el precio del uranio ha crecido un 30,9% en lo que va de año y ha alcanzado su punto más alto desde 2014.

Bill Gates en busca del Santo Grial de la energía

Según este artículo del Financial Times, los inversores están optando por esta energía nuclear que consideran la mejor alternativa para dejar de utilizar combustibles fósiles

Esto, junto con la falta de nuevas minas de uranio, es lo que está provocando el crecimiento en el precio que, estiman, continuará mirando hacia arriba. 

Sprott compra 6 millones de libras de uranio

Uno de los principales impulsores del precio del uranio ha sido el fideicomiso de inversión lanzado por el administrador de activos canadiense Sprott. 

Este adquirió 6 millones de libras de uranio físico, por un precio de 202 millones de euros (240 millones de dólares). Esto, señalan en el artículo mencionado, ejercerá presión sobre las empresas de servicios públicos que han de asegurarse el suministro de uranio. 

A ello, por añadidura, hay que adicionar el hecho de que China está planteando un tremendo aumento de su capacidad de energía nuclear durante la próxima década. 

Tokamak, el dispositivo de fusión nuclear de Reino Unido que ha abierto las puertas a la comercialización de este tipo de energía

Pero no ha sido Sprott el único actor financiero que está comprando uranio, Yellow Cake Plc. dispone de, aproximadamente, 24 millones de libras de uranio, que supondrían un valor de alrededor de 844.000 euros (1 millón de dólares). 

Todos estos movimientos, afirma el director ejecutivo de Ocean Wall, han sido un factor clave para el aumento del precio del uranio

Sprott compra uranio a través de WMC Energy, que lo guarda en Canadá, Francia y Estados Unidos. El fideicomiso se lleva una comisión del 0,35% por las gestiones y un 1% por cualquier operación de compra-venta o sobre el valor bruto.

La demanda de uranio será de 206 millones de libras en 2030

Según la Asociación Nuclear Mundial (WNA por sus siglas en inglés), la demanda de uranio, que actualmente se sitúa en los 162 millones de libras, será de 206 millones en 2030. Y seguirá subiendo –hasta los 292– 10 años después. 

A la vez, se barrunta que el suministro de uranio disminuya en un 15% para 2025 y un 50% 5 años después, debido, sobre todo, a la falta de inversión en nuevas minas. Algo que, en parte, tiene que ver con la pandemia, puesto que algunas operaciones mineras se tuvieron que interrumpir. 

El interior de Chernobyl sigue rugiendo: el incremento del número de neutrones provoca que los científicos no puedan "descartar la posibilidad de un accidente"

Esto ha sucedido en un contexto de creciente demanda de energía, a medida que la economía se recupera, y también se ha visto afectado por el interés en una generación libre de carbono. 

Por ello, señalan en el Financial Times, los analistas esperan que las empresas de servicios sientan presión para renovar los acuerdos de suministro a largo plazo.

Los precios de la luz y del gas no paran de subir

Sí, hoy también es un día histórico para el precio de la luz, que ha vuelto a marcar un nuevo máximo. El Gobierno anuncia un plan de choque que presentará la próxima semana, mientras tanto, los consumidores pueden poner en funcionamiento algunos de estos consejos para abaratar la factura de la luz. Aunque, todo sea dicho, el margen de maniobra del consumidor es mínimo. 

Disparado también está el precio del gas (lo que afectará directamente al recibo energético), que puede llegar a subir un 10% el próximo invierno. El precio de compra del gas ha pasado de 21,87 euros por milivatio hora a mediados de abril a 48,45 euros a finales de agosto, un 121,5% más, debido al encarecimiento de los hidrocarburos y la escasez de reservas.

Otros artículos interesantes:

La energía nuclear es demasiado lenta y poco eficiente para luchar contra el cambio climático, según un informe

8 compañías eléctricas que solo ofrecen energía 100% renovable

Cómo ser la marca más sostenible: BMW apuesta por la energía 100% verde y por acabar con las emisiones de CO2