Los precios empiezan a notar el 'efecto Instagram' en España mientras la inflación está en su nivel más alto en 4 años tras 6 meses al alza

Una pareja de turistas con mascarillas se hace un selfie en Barcelona durante la pandemia de coronavirus

Reuters

  • El economista jefe de UBS, Paul Donovan, asegura que el alza de la inflación en EEUU responde al efecto Instagram, debido al aumento en el consumo de todo aquello que no ha sido posible durante la pandemia, como viajes, restauración o moda.
  • En España, en cambio, la subida de la inflación no responde del todo a esta tendencia y el aumento del IPC en junio se debe principalmente al encarecimiento de la electricidad, aunque también a los paquetes turísticos, el transporte, el alojamiento o la restauración.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Durante 2020, los precios tocaron fondo tanto en España como en el resto del mundo debido al impacto de la pandemia en el consumo, el ocio y el turismo, en la mayor caída generalizada de la inflación a escala global desde la Gran Depresión que se produjo tras el crac de Wall Street de 1929. Este fenómeno generó temores a una posible deflación entre los expertos, que señalaron sus posibles consecuencias a largo plazo en el empleo y el consumo de bienes duraderos.

En España, la caída de los precios a causa del impacto del coronavirus se inició en abril del año pasado y llegó a arrastrar 7 meses después al Índice de Precios de Consumo (IPC) a su nivel más bajo en 4 años, aunque sin llegar a caer en deflación. En cambio, desde el inicio de 2021, los precios están volviendo a crecer con fuerza ante la recuperación del consumo, llegando a superar las previsiones de los expertos y, en el caso de la energía, también las del Gobierno.

Evolución de la tasa anual del IPC general y subyacente entre enero de 2020 y junio de 2021

Instituto Nacional de Estadística

En concreto, la tasa anual del IPC se mantuvo en junio en el 2,7%, según las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, como muestra la gráfica anterior. Por su parte, la consultora IHS Markit ha destacado que las empresas españolas han aplicado en junio la mayor subida de precios de los últimos 21 años, al trasladar a los consumidores los mayores costes energéticos, de transporte, servicios públicos y empleo que ha provocado el aumento de la demanda interna.

No obstante, este aumento de la inflación, al igual que el desplome de precios que le precedió, no solo afecta a España. En la eurozona, la tasa anual de la inflación se situó en junio en el 1,9% y las del conjunto de la Unión Europea en el 2,2%, según la estimación adelantada por Eurostat, mientras que en EEUU alcanzó en mayo un aumento interanual del 5%, que supone su mayor incremento desde agosto de 2008, en plena Gran Recesión.

Qué es el 'efecto Instagram'

El fuerte avance de la inflación en EEUU se atribuye al alza en los precios energéticos, aunque no exclusivamente. Así, Paul Donovan, economista jefe de UBS Wealth Management, ha señalado recientemente que el actual repunte de la inflación se debe a lo que ha denominado como efecto Instagram debido al aumento en el consumo de todo aquello que no ha sido posible durante la pandemia, como viajes, restauración o moda.

Donovan ha explicado a la edición estadounidense de Business Insider que la mayoría de habitantes de países desarrollados han concentrado su consumo en gadgets o en crear un gimnasio casero como vía para sobrellevar el confinamiento, mientras que la retirada de la mayoría de restricciones vinculadas a la pandemia han motivado que los consumidores muestren más interés por los productos y servicios que no han podido disfrutar durante estos pasados meses.

Cómo será el mundo después de la pandemia: la historia apunta a gastos sin derroche, nuevas formas de hacer negocio y cambios sociales y políticos

"En los próximos meses, la gente solo gastará dinero en cosas que pueda publicar en Instagram después, lo que es, básicamente, salir y ropa nueva", ha asegurado, señalando que el coste de la restauración y los hoteles ha aumentado un 0,6% en mayo respecto al mes anterior, mientras que la moda se ha encarecido un 1,2% y los precios de los billetes de avión un 7% tras haberse disparado más de un 10% en abril, coincidiendo con la retirada de restricciones al turismo.

Paul Donovan ha augurado que este fenómeno persistirá y ayudará a que los precios se moderen en otros productos y servicios que han liderado el repunte de la inflación desde el comienzo de 2021. Además, el economista jefe de UBS ha pronosticado que el efecto Instagram implica que el aumento súbito de la inflación en los últimos meses será un fenómeno transitorio, en línea con los pronósticos de la Reserva Federal de EEUU.

¿Se repite el patrón en España?

Comparando el tipo de productos que el experto de UBS ha destacado como más característicos del efecto Instagram con la evolución de los precios de las principales categorías de productos y servicios que se recoge en los últimos del IPC publicados por el INE, es posible comprobar que ese fenómeno también comienza a reproducirse entre los consumidores españoles, aunque con algunas diferencias.

Al igual que en EEUU, en España también son los precios de la energía, y en concreto los de la electricidad, los principales responsables del alza de la inflación en los últimos meses, aunque no los únicos. Así, la categoría de vivienda es la que más se encarece, un 10,9% interanual, que el INE lo atribuye a la subida de precios de la electricidad, mientras que a continuación aparecen el transporte, con un alza del 8,9%, los alimentos, un 1,1% más, y vestido y calzado, con un 1% más que en 2020.

Mientras, otras categorías instagrameables, como ocio y cultura, bebidas alcohólicas y tabaco, comunicaciones y hoteles, cafés y restaurantes, están aumentando de precio, aunque lo hacen por debajo de los niveles que registraban hace 12 meses y, de hecho, solo 2 de las 12 macrocategorías en las que el INE analiza la evolución de precios, alcohol y tabaco y moda, registran un descenso de precios respecto al mes anterior.

Concretamente, la vivienda es también la macrocategoría que más se encarece en tasa mensual, con un 2,1%, aunque seguida del transporte, que es un 1,1% más caro que en mayo y un 7,2% más caro que en enero; de hoteles, cafés y restaurantes, un 0,5% más que el mes anterior y un 1,5% más que al comienzo de 2021; y de ocio y cultura, que registra un incremento de precios del 0,4% respecto a mayo y de apenas un 0,1% en comparación con enero.

En cambio, revisando las 57 categorías concretas de productos y servicios que recoge el IPC, el impacto incipiente del efecto Instagram es más claro, aunque con excepciones. Así, turismo y hostelería se han encarecido un 0,8% respecto al mes anterior y un 1,3% respecto a enero, el transporte personal un 1,1% mensual y un 7,4% en lo que llevamos de 2021, mientras retroceden los precios de la moda, un 9,1% desde enero en la de hombre y un 2,2% en la de mujer.

Además, también han aumentado fuertemente de precio en el último mes los paquetes turísticos nacionales, un 14,5% más, y los hoteles y hostales, con un encarecimiento del 9,6% respecto a mayo, a pesar de que en los últimos 12 meses son precisamente los hoteles la categoría las que más se ha abaratado (21,2%), seguida de los vuelos internacionales (16,8%) y los paquetes turísticos internacionales (10,1%).

Otros artículos interesantes:

El coronavirus precipita el hundimiento de los precios y podría situar a la economía mundial en deflación por primera vez en décadas

Se acerca la cuesta de enero: los precios, tarifas, comisiones e ingresos que subirán en 2021

El alza de la demanda y la actividad comercial en junio provocan la mayor subida de precios en 2 décadas en España en paralelo a la recuperación del empleo

Te recomendamos

Y además