Pasar al contenido principal

Paulo Rodríguez, el español al frente de la innovación de Dropbox en Europa, hizo 100 entrevistas antes de elegir al primer miembro de su equipo: esta es la pregunta que determinó la decisión

Paulo Rodríguez, responsable de Innovación de Dropbox EMEA.
Paulo Rodríguez, responsable de Innovación de Dropbox EMEA. Dropbox
  • Paulo Rodríguez dirige el equipo de innovación de Dropbox en Europa, Oriente Medio y África.
  • Antes de empezar a trabajar para esta plataforma de colaboración había pasado por Google, Amazon o Symantec, entre otras.
  • Rodríguez revela en una entrevista con Business Insider España cuál es la pregunta clave que le hace saber si una persona debería estar en su equipo.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Paulo Rodríguez lidera el equipo de Innovación en Europa, Oriente Medio y África de Dropbox, una plataforma de colaboración para trabajar en equipo con 600 millones de usuarios a nivel global.

En España, la estadounidense crece a un ritmo del 40% año tras año, y cuenta con clientes de la talla de Mazars, Mediapro, IESE o Ausolan.

Antes de entrar en Dropbox, este gallego trabajó en Oracle, Symantec, Amazon y Google, además de realizar un máster en el Trinity College que le permitió completar su currículo técnico con capacidades para la gestión y coordinación de equipos.

Actualmente, se ocupa desde Dublín de un equipo de 15 profesionales que trabajan desde 4 ciudades distintas para desarrollar soluciones adaptadas a empresas que quieren mejorar sus políticas de seguridad o explorar las capacidades para compartir datos entre los trabajadores. 

Leer más: Cerveza gratis, servicio de lavandería y billar: así se trabaja en las tecnológicas de moda en Dublín

En la capital irlandesa se concentran grandes compañías, como Slack y LinkedIn, lo cual genera una gran demanda y competencia por hacerse con el talento.

Por tanto, formar ese equipo no fue tarea fácil, ya que, además, Rodríguez es muy exigente a la hora de elegir a los miembros. De hecho, le llevó casi 100 entrevistas contratar a la primera persona que le acompañase.

"Si soy yo el único que elijo, voy a elegir mal"

"Inevitablemente, por muy bueno que crea que soy, si soy el único que toma decisiones, voy a tener una serie de prejuicios de manera inconsciente", explica Rodríguez en una entrevista para Business Insider España.

"La clave es que si yo soy el único que elijo, voy a elegir mal", señala.

Por eso, destaca el proceso de selección en Dropbox, muy parecido al que se lleva acabo en otras muchas empresas tecnológicas, en el que se implica a un equipo muy diverso y que busca cosas distintas del candidato en cada entrevista con el fin de tener un visión completa del mismo. 

Según el ejecutivo, esa es la única manera de saber si el candidato está alineado con la cultura de la empresa, si tiene las habilidades necesarias para el puesto y su capacidad de crecer.

Leer más: 20 de las preguntas más raras que pueden hacerte en una entrevista de trabajo

Rodríguez, en particular, necesita que la persona que trabaje en su equipo sea capaz de interactuar con clientes de manera eficiente y de entender sus necesidades. "Necesitamos que tenga la cabeza bien amueblada y que se adapte a lo que nosotros necesitamos", añade.

Pero hay un requisito que el candidato necesita cumplir sí o sí.

La pregunta que se hace a sí mismo para saber si está ante el candidato perfecto

"Hay una pregunta que para mí es clave: '¿Trabajaría yo para esa persona?' Si la respuesta es sí, entonces esa persona también es un sí", confiesa.

Rodríguez señala que él se cuestiona si trabajaría para ese candidato en algún punto de su vida, no solo ahora mismo, ya que a veces contrata a personas que acaban de graduarse de la universidad. Pero aunque ahora no lo hiciese, sí busca averiguar si esa persona tiene el potencial para ser su jefe. 

Esa pregunta incluye un sinfín de pequeñas dudas: "¿Querría trabajar con esa persona? ¿Estaría motivado? ¿Estoy de acuerdo con la forma que tiene que ver el mundo y de pensar? ¿Cómo trabaja en equipo?". 

"¿Es alguien con el que yo me sentiría cómodo? Una vez que veo el 360º del candidato, esa es la última pregunta que me hago", comenta.

¿Trabajaría Rodríguez para sí mismo? La respuesta es sí. 

"Uno de mis mayores defectos es que me pongo el listón demasiado alto y me obligo a alcanzarlo", comenta. Además, explica que es muy crítico consigo mismo, ya que siempre piensa que lo podría haber hecho mejor, pero cuando ve que sus compañeros aprecian lo que ha hecho, piensa que, pese a todo, no lo hace "mal".

"Soy muy exigente conmigo mismo, por lo que viendo el 360º, creo que sí trabajaría para mí mismo", concluye.

Y además