Pasar al contenido principal

La prensa de EE.UU. cuestiona la veracidad del polémico nuevo libro sobre Donald Trump, que pone en entredicho la salud mental del presidente

Michael Wolff, autor del nuevo libro sobre Trump
Carolyn Kaster/ AP Photo
  • El analista de medios Michael Wolff ha publicado un libro sobre el presidente tras meses de acceso a miembros de la Casa Blanca
  • Wolff ha sido una figura notoria en el panorama mediático estadounidense durante años por publicar críticas lacerantes de compañías y personalidades

Michael Wolff, un hombre que prácticamente ha hecho de enfadar a los demás su carrera profesional, se ha visto envuelto en la mayor tormenta mediática de su trayectoria.
 
El miércoles varias cabeceras publicaron partes de su nuevo libro sobre Donald Trump, que escribió tras tener acceso durante meses a actores clave de la Administración estadounidense.
 
Los fragmentos contienen anécdotas sorprendentes sobre la transición presidencial y los primeros meses de mandato de Trump. Entre ellos se incluyen pasajes que cuestionan la salud mental y la memoria del presidente de Estados Unidos, describen una declaración del magnate mediático Rupert Murdoch sobre que Trump es un “p*** idiota” e ilustran las críticas del antiguo estratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon hacia miembros de la familia del presidente, como Ivanka Trump o Donald Trump Jr.
 
Los aliados de Trump se han pasado los últimos dos días atacando a Wolff y su libro. Sus abogados enviaron a Wolff un cese y desista argumentando que algunas de las afirmaciones realizadas en el libro eran difamatorias. Durante una rueda de prensa el jueves, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, desmintió muchas de las afirmaciones del libro.
 
“Hay numerosos errores. Pero no voy a perder mi tiempo ni el del país yendo página por página y hablando sobre un libro que es pura fantasía y está lleno de cotilleos propios de un tabloide”, afirmó Sanders. “Es triste y patético. Y nuestra Administración y atención se centrarán más en llevar al país hacia delante”.
 
El Comité Nacional Republicano blandió un reportaje de 2004 de la New Republic que aseguraba que a menudo Wolff parecía embellecer los detalles. Y es que Wolff no es ajeno a la polémica.

Un habitual de los medios neoyorquinos

Parroquiano de la escena mediática de Nueva York, Wolff se labró una reputación como crítico mediático sin tapujos en la New York Magazine y USA Today con informaciones del sector y pronósticos que han resultado a veces proféticos y a veces desacertados.
 
Si bien despotricar contra personalidades y los hábitos gastronómicos de Manhattan le granjeó la etiqueta de “Chico Guay de los Medios de Nueva York”, sus quejas se amontonan.
 
Se quejó de los artículos de la periodista insignia del New York Times Maggie Haberman sobre la Administración Trump, argumentó que el bloguero progresista Andrew Sullivan carecería de sentido del humor y aseguró que la forma de escribir de la columnista del Times Maureen Dowd se debía a su supuesta incapacidad para encontrar a un hombre.
 
“Poseo una cierta combinación de valor e idiotez”, dijo al Washington Post en 2001. “Me da realmente igual. Diré lo que sea”.

Dudas sobre su precisión periodística

Mientras que muchos críticos con Wolff a mediados de los 2000 lamentaban su personalidad, los escépticos de su nuevo libro se preocupan más por su precisión periodística.
 
David Uberti, de la web Splinter, ha destacado que los críticos periodísticos cuestionaron los detalles del libro de Wolff de 1998 Burn Rate. También ha apuntado que el antiguo columnista del New York Times David Carr señalaba en su reseña del libro de Wolff sobre el magnate mediático Rupert Murdoch que Wolff “nunca destacó como reportero” y que era “mucho menos prudente” que otros periodistas.
 
Los periodistas también se han mostrado escépticos con la afirmación de Wolff sobre que Trump parecía no recordar quién era el expresidente de la Cámara de Representantes de EEUU John Boehner, ya que el mandatario había hecho múltiples comentarios sobre Boehner en público.
 
Katy Tur, de NBC, ha subrayado que la nota del autor en el nuevo libro de Wolff deja la puerta abierta al embellecimiento y apunta que algunas de las conversaciones citadas en él parecen ser reconstrucciones.
 
Otros han compartido historias personales sobre experiencias extrañas y negativas que han tenido con Wolff cuando este dirigía la revista Adweek a finales de la década de los 2000.
 
Por su parte, sin embargo, Wolff casi no ha dicho palabra sobre su libro y han surgido pruebas que podrían apoyar algunas de sus afirmaciones.
 
Axios ha informado de que Wolff tiene horas de entrevistas grabadas con figuras como Bannon o la antigua mano derecha del jefe de personal de la Casa Blanca Katie Walsh.
 
Asimismo, Wolff parece no temer a las amenazas de Trump de un posible pleito y, de hecho, adelantó cuatro días la fecha de publicación del libro en ciertos establecimientos.

Te puede interesar