Pasar al contenido principal

La presidencia de Trump se desintegra tras sufrir los 30 peores días de su mandato

President Donald Trump at the Family Research Council's annual gala in Washington on October 12, 2019.
REUTERS/Yuri Gripas
  • El último mes ha sido el peor periodo de tiempo de toda la presidencia de Donald Trump.
  • En política exterior, Trump ha desatado la indignación de ambos partidos al retirar a las tropas estadounidenses del noreste de Siria, abandonando a las fuerzas kurdas, aliadas de EE.UU..
  • En el frente doméstico, el presidente está siendo asediado por una investigación del Congreso para su impeachment que se está expandiendo rápidamente.
  • Los subordinados de Trump están desafiando sus órdenes de guardar silencio, ofreciendo sus testimonios a los legisladores en la investigación del impeachment.
  • Sus revelaciones ofrecen una impresión incriminatoria de que hubo un esfuerzo concertado para usar la política exterior de EE.UU. para conseguir material que beneficiaría personalmente al presidente.
  • Más informantes están saliendo de las sombras, lo que podría suponer más problemas para el presidente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mes pasado ha sido el peor periodo de tiempo de toda la presidencia de Donald Trump.

Hace poco más de una semana, Trump decidió brúscamente retirar a las tropas estadounidenses del noreste de Siria. La decisión provocó críticas de ambos partidos en Washington, incluyendo un atípico rechazo por parte de los republicanos en el Congreso de EE.UU. que acusaron al presidente de abandonar efectivamente a las fuerzas kurdas aliadas de EE.UU. ante una invasión militar turca.

Los kurdos se han llevado la peor parte en la campaña liderada por EE.UU. contra el Estado Islámico, perdiendo aproximadamente 11.000 combatientes, y Trump ha sido acusado de traicionar a sus aliados. Mientras tanto, los legisladores estadounidenses advirtieron a Trump de que su decisión podría provocar el resurgimiento del Estado Islámico y crear un vacío de poder que Rusia estaría feliz de aprovechar.

Leer más: Trump sufre, al parecer, tal nivel de paranoia con las filtraciones en la Casa Blanca que ha planteado que su equipo pase la prueba del detector de mentiras

Turquía invadió Siria el pasado miércoles y en una semana la situación ha degenerado en una catástrofe humanitaria que Moscú y el Estado Islámico ya han aprovechado.

Además de las críticas en el Congreso de EE.UU. por la retirada de Siria, los líderes europeos han afirmado que el presidente ha hundido significativamente la credibilidad de EE.UU. abandonando a los kurdos en pleno asalto turco.

Los subordinados de Trump salen a la luz, desafiando su orden de bloquear la investigación del Congreso

Todo esto ha sucedido en un momento en el que el presidente está siendo asediado en el frente doméstico por una investigación del Congreso para su impeachment que se está expandiendo rápidamente, que está analizando si Trump usó su cargo público para conseguir un beneficio privado.

En el centro de la investigación se encuentra una denuncia sin precedentes que presentó un funcionario de inteligencia de EE.UU., acusando al presidente de utilizar su cargo público para beneficio privado.

La controversia estalló a mediados de septiembre, cuando el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, hizo pública la existencia de esta queja.

Leer más: 8 claves para entender qué es el impeachment y saber cómo se defenderá Trump o cómo afectará a su campaña si consigue conservar el cargo

Específicamente, el funcionario alegó que Trump presionó repetidamente al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky durante una llamada telefónica el pasado 25 de julio para que investigase al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo, Hunter, por corrupción. Trump también pidió a Zelensky que le ayudase a desacreditar la investigación del FBI que desveló que Rusia había colaborado en secreto para ayudarle a ganar las elecciones.

Más allá de pedirle trapos sucios de un rival político a una potencia extranjera antes de las elecciones, Trump también se enfrenta a acusaciones de que entregó un paquete de ayuda militar de casi 400 millones de dólares a Ucrania días antes de la llamada telefónica para presionar a Zelensky.

En las semanas siguientes, los subordinados de Trump han ido saliendo a la luz, desafiando sus órdenes y las de otros altos funcionarios de permanecer en silencio, para ofrecer su propio testimonio en la investigación del impeachment.

Leer más: Trump habría admitido a sus colaboradores íntimos que le preocupa que el impeachment pueda arruinar su currículum

En conjunto, sus revelaciones muestran una imagen dañina de un esfuerzo conjunto de los niveles más altos de la administración Trump para usar la política exterior de EE.UU. para conseguir material que beneficiaría personalmente al presidente.

También revelan hasta qué punto ha implicado Trump a su abogado personal, Rudy Giuliani, en el proceso. Estos son los momentos más destacados:

  • El exrepresentante especial en Ucrania, Kurt Volker, entregó al Congreso mensajes de texto explosivos en los que se revelaba hasta qué punto veteranos diplomáticos estadounidenses estaban implicados en los esfuerzos de Giuliani por encontrar trapos sucios de los Biden.
  • Según los mensajes, Volker y otro diplomático transmiten a Ucrania que para conseguir una buena relación, el gobierno ucraniano tenía que realizar "investigaciones" y "llegar al fondo" de lo que sucedió en 2016.
  • El otro diplomático, el embajador de EE.UU. ante la UE, Gordon Sondland, ha sido llamado a testificar ante el Congreso la próxima semana acerca del contenido de un mensaje que escribió negando que hubiese un intercambio de favores con Ucrania como le transmitió Trump.
  • Se prevé que Sondland vaya aún más lejos y testifique ante los legisladores que ni siquiera sabe si Trump fue honesto cuando negó el quid pro quo.
  • Marie Yovanovitch, exembajadora de EE.UU. en Ucrania que se negó a cooperar con los esfuerzos de Trump y Giuliani contra Biden, declaró que fue destituida bruscamente en mayo por "acusaciones infundadas y falsas por parte de personas con motivos claramente cuestionables".
  • Yovanovitch afirmó que fue relevada a pesar de que el Departamento de Estado creía que "no había hecho nada malo". También dijo que había habido "una campaña concertada" en su contra y que el departamento "había estado bajo presión del presidente para que la relevara desde el verano de 2018".
  • Fiona Hill, exanalista sobre Rusia para la Casa Blanca, testificó que el ex asesor de seguridad nacional John Bolton estaba tan enfadado por la campaña de presión sobre Ucrania que le ordenó que se lo contara a los abogados de la Casa Blanca.
  • Hill también dijo que Bolton describió a Giuliani como una "granada de mano" que "haría explotar a todos". Añadió que presenció "irregularidades" mientras trabajaba para la administración Trump.

Aparecerán más informantes y Giuliani afronta un juicio penal federal

Mientras, el presidente podría tener que enfrentarse todavía a más informantes a medida que otros funcionarios del Gobierno se planteen dar un paso adelante.

Los abogados que representan al primer informante en Ucrania ya han dicho que representan a un segundo funcionario de inteligencia de EE.UU. que tiene más información sobre la llamada de Trump con Zelensky.

Y el Comité de Conducta de la Cámara de Representantes está intentando conseguir más información sobre un tercer informante, que trabaja para el IRS (la agencia tributaria estadounidense) y que alega en su queja "esfuerzos inapropriados de influir" en la auditoría de esta agencia sobre las declaraciones de impuestos de Trump, según un documento del comité.

Leer más: Trump presionó al primer ministro de Australia para ayudar al fiscal general Barr a investigar los orígenes de la trama rusa

Según The Washington Post, la persona acusada de intentar interferir con la auditoría es un cargo político en el Departamento del Tesoro.

The Daily Beast ha publicado recientemente, citando a 2 fuentes en el Congreso, que nuevos posibles informantes están dando un paso adelante para la investigación del impeachment de la Cámara.

En medio de la tormenta, Trump ha desestimado las peticiones para que refuerce su equipo legal y la sala de guerra de la Casa Blanca.

Pero el presidente bien podría tener que buscar pronto otro equipo, dado que Giuliani es objeto de una investigación penal federal ampliada sobre si violó las leyes de lobby extranjeras mientras trabajaba para destituir a Yovanovich.

Y además