Pasar al contenido principal

Botín (Santander) aboga por la "ortodoxia" fiscal: "las empresas tienen que pagar impuestos donde generen beneficios"

Ana Botín, presidenta ejecutiva del Santander.
"La penalización por maternidad no es un mito", aseguró Ana Botín con motivo del Día de la Mujer en 2018. Santander
  • "Tenemos una economía que está creciendo al doble que la media europea y de una manera más equilibrada, pero hay que seguir trabajando para que haya más empleos y de mejor calidad", ha dicho Botín en la rueda de prensa de presentación de resultados.
  • La directiva ha abogado porque las empresas paguen impuestos allí donde generen actividad. 
  • Botín ha defendido la decisión del consejo de administración de dar marcha atrás en el nombramiento del italiano Andrea Orcel como próximo consejero delegado y ha apuntado que el actual CEO se quedará por tiempo "indefinido". 

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha pedido "ortodoxia" fiscal para que la economía crezca."No tiene sentido pagar dos veces por lo mismo o pagar un gravamen por pérdidas", ha dicho la directiva. En este sentido, ha apuntado que Santander pagó unos impuestos del 35% en 2018, lo que se traduce en 5.200 millones de euros. 

La directiva apostaba así por la consolidación fiscal para apuntalar el crecimiento económico de España y generar más empleo. 

"Tenemos una economía que está creciendo al doble que la media europea y de una manera más equilibrada, pero hay que seguir trabajando para que haya más empleos y de mejor calidad", ha dicho Botín en la rueda de prensa de presentación de resultados. 

En este sentido, se ha referido al hecho de que la entidad que preside deba pagar impuestos en el país donde genera beneficios y luego volver a someter las ganancias restantes que se traen a la matriz a nuevas imposiciones, o que los accionistas, sobre todo los minoritarios (en torno al 40%), tengan que aplicar retenciones a los dividendos recibidos.

El impacto económico del adelanto de elecciones 

La presidenta de Santander no ha querido entrar a valorar si sería deseable un adelanto electoral. Ha apuntado que esta política fiscal es importante para el país ya que influye tanto en datos como la prima de riesgo pero también se traslada al consumidor o a las empresas debido a los costes de financiación. 

"Lo importante es que tenemos una economía que está creciendo. Hemos creado muchos puestos de trabajo pero todavía hay un 14% de tasa de desempleo y que haya mayor crecimiento de empleo y de mayor calidad. Es importante que tengamos un contexto lo más claro posible a futuro", ha dicho. 

El actual CEO, José Antonio Álvarez, se quedará por tiempo indefinido

Botín ha defendido la decisión del consejo de administración de dar marcha atrás en el nombramiento del italiano Andrea Orcel como próximo consejero delegado, subrayando que se llevó a cabo tras un proceso diligente y con la vista puesta en los valores y las responsabilidades de la entidad. 

"Teníamos razones para hacer la oferta. Finalmente, cuando supimos la cifra, consideramos que no era asumible, sobre todo ante las responsabilidades que tenemos con nuestros accionistas, empleados y la sociedad en general", ha apuntado.

José Antonio Álvarez, actual consejero delegado del Santander y que iba a asumir la presidencia ejecutiva de Santander España y la vicepresidencia de Santander cuando se materializara la llegada de Orcel, se mantendrá en su actual cargo, además de asumir el de vicepresidente del consejo. Tras el anuncio, quedó sin efecto su designación como presidente de Santander España.

De este modo, Botín ha remarcado que Álvarez se mantendrá como consejero delegado por un tiempo "indefinido".

Te puede interesar