"La inversión en Coinbase sigue siendo de alta rentabilidad porque entramos cuando era una empresa pequeña": Carlos Torres, presidente de BBVA, defiende la apuesta de su fondo de capital riesgo por la plataforma de criptos

Carlos Torres, presidente de BBVA

REUTERS/Vincent West

Las turbulencias del mercado se han notado también en las criptomonedas, que viven su particular rally bajista. En este contexto, el presidente de BBVA, Carlos Torres, ha defendido una de las inversiones de su fondo de capital riesgo, Propel, en la que es ahora una de las grandes empresas del sector de las criptos. 

"Nuestra inversión en Coinbase sigue siendo una inversión de altísima rentabilidad porque entramos cuando era una empresa pequeña", ha señalado. Torres ha añadido que Propel es un fondo de capital riesgo y esta es una inversión dentro de su estrategia de diversificación. 

BBVA invirtió en 2015 en Coinbase, una plataforma que había sido fundada en 2012 en San Francisco, cuya actividad se basa en ofrecer a consumidores y empresas la posibilidad de comprar, vender y realizar transacciones fácilmente con bitcoin y provee a los desarrolladores las herramientas para crear nuevas aplicaciones sobre su plataforma tecnológica. 

El banco invirtió 75 millones en la plataforma en ese ejercicio en una ronda de financiación serie C. Coinbase salió a Bolsa en 2021. 

La importancia del blockchain 

Torres, a preguntas de los periodistas en el curso organizado Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), ha destacado que más que el Bitcoin en sí mismo, lo que considera que es más importante es la tecnología que hay detrás. 

"El bitcoin tiene una altísima volatilidad y ha habido prácticas alrededor de él que no son las correctas en cuanto a protección al consumidor, en cuanto a productos y servicios", ha dicho Torres. 

"Eso es, quizá, lo que es menos interesante porque el potencial disruptivo es el de la tecnología blockchain y la potencial digitalización de un activo físico en un blockchain programable", ha destacado el presidente de BBVA, que ha señalado la relevancia de los smart contracts y el potencial que tiene esta tecnología en el futuro de las finanzas. 

Eso sí, ha concedido que todavía es pronto para ver el total potencial de esta tecnología que está en proceso de desarrollo. "Es incipiente, es pronto para que sea una realidad porque no es algo que sea fácil de usar para un cliente cualquiera", ha apuntado. 

Te recomendamos