Todos los detalles sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2023: unas cuentas 'vitaminadas' con los fondos europeos que anticipan menos crecimiento y más gastos

La vicepresidenta segunda Yolanda Díaz con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.
La vicepresidenta segunda Yolanda Díaz con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

Pool La Moncloa

  • La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros cómo crecen los Presupuestos de 2023.
  • En la mayoría de partidas de gasto de las cuentas públicas el crecimiento es de doble dígito, pero se explica por la presencia del Plan de Recuperación.
  • 6 de cada 10 euros estarán destinados al gasto social: una inversión de 266.719 millones. Sanidad crece un 6,7%, Educación un 6,6% y Vivienda un 5,4%.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de ley para los nuevos Presupuestos Generales del Estado, los terceros de la legislatura, correspondientes al año 2023. La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, acompañada de las vicepresidentas y ministras de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y Hacienda, María Jesús Montero, se han congratulado de este logro.

La propia ministra portavoz ha trasladado "la felicitación" de todo el Consejo de Ministros a todo el área económica del Gobierno, al tiempo que ha reivindicado cómo el Ejecutivo "ha sido capaz de superar distintas crisis y adversidades manteniendo la fortaleza económica del país". "Estos Presupuestos son posibles porque se han hecho grandes transformaciones", ha incidido.

El Gobierno dice que espera alcanzar los 21 millones de ocupados y que el paro caiga al 11,7% en 2023

En ese sentido, la propia Nadia Calviño se ha referido a los datos de desempleo conocidos este martes, "que confirman la fortaleza en el crecimiento del empleo". "El ciclo económico iniciado tras el shock generado por la pandemia es muy diferente a la salida de crisis anteriores, gracias a esos cambios estructurales".

Esto ha servido a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital para recordar que por el momento España continúa "sin síntomas de desaceleración económica". "Estamos ante un cambio estructural de la economía gracias a la reforma laboral y a las inversiones del Plan de Recuperación, con un impacto muy positivo sobre la estabilidad fiscal y económica".

Ha sido la vicepresidenta y ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, la encargada de desgranar las novedades de los Presupuestos Generales del Estado aprobados para 2023, que ahora iniciarán su tramitación parlamentaria.

 

Récord en gasto social e impulso a las pensiones

Montero ha anunciado que 6 de cada 10 euros de las cuentas públicas se destinarán a gasto social garantizando la revalorización de las pensiones al IPC. El gasto social de los PGE ascenderá a 266.719 millones de euros, "la mayor cifra nunca registrada para estas partidas". "Compartirán que la dignidad de un país se debe medir en cómo tratamos a los mayores", ha mantenido.

De esta manera, la ministra de Hacienda también ha destacado cómo el Gobierno, en las cuentas del año que viene, aportará a la famosa hucha de las pensiones hasta 2.957 millones de euros procedentes del mecanismo de equidad intergeneracional. "Es la primera vez en 13 años que el Gobierno realiza una aportación al fondo de reserva, lo que abunda en la sostenibilidad del sistema".

Con todo, la presentación de las cuentas por parte de la ministra ha empezado con una aclaración. "Hay 2 formas de aproximarnos a estos Presupuestos Generales, en función de si incluimos en ellos o no los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia".

Por ejemplo, el límite de gasto no financiero total alcanza los 198.221 millones de euros para las cuentas del año que viene, un incremento del 1,1% con respecto a los Presupuestos de 2022 en vigor. El techo de gasto "nacional", como se ha referido la propia Montero, resultante de descontar esos fondos europeos, ascendería a 173.075% millones, "lo que también supone un hito".

En cuanto a gastos, el epígrafe que más incrementará será el capítulo 6, dedicado a inversiones reales. "Por primera vez en la historia supera el umbral de 10.000 millones", ha enfatizado Montero: pasa de 8.900 millones en los PGE de 2022 a 11.867 millones en los PGE del año que viene, un incremento del 33,1%. Sin contar fondos europeos, la partida crecería un 28%.

También la mejora salarial de funcionarios supone un aumento en el epígrafe de gastos de personal de un 6,6%, alcanzando así los 20.502 millones. 

En cuanto a los gastos por transferencias corrientes, "el dinero que transferimos a otros ministerios y administraciones", el crecimiento es plano, de un 0,5%, pero el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social percibirá 2.540 millones de euros más, precisamente para "dar cobertura a la subida de pensiones no contributivas".

2023 será año electoral y esto también repercute en los Presupuestos negociados: en gastos corrientes el crecimiento es de un 6,9% ?sobre el papel es un crecimiento de un 18,3%, por una reclasificación con respecto a partidas y ayudas a ONG?. "También esta partida aumenta por las citas electorales previstas: autonómicas, municipales, y generales cuando toquen".

Las ayudas al alquiler y los trenes gratis continuarán en 2023

En cuanto al mencionado capítulo de transferencias corrientes, la ministra Montero ha enfatizado en los 700 millones que se transferirán al Ministerio de Transportes, en su mayoría correspondientes a una transferencia que se realiza a Renfe. La razón: el Gobierno ha anunciado que la gratuidad en Cercanías y trenes de Media Distancia continuará el año que viene, más allá de diciembre.

En cuanto a dependencia, el Gobierno ha estipulado una inversión de 3.522 millones de euros, lo que supone un 150% con respecto a la cifra de 1.401 millones que dejó el último Gobierno de Mariano Rajoy en sus últimas cuentas. "También los recursos para combatir la violencia de género han aumentado un 44%", y la inversión en I+D+i "un 23%" tras "3 Presupuestos progresistas".

"Los Presupuestos de 2023 destinarán a infraestructuras 8.116 millones, un crecimiento del más 50%. Quizá alguien pueda pensar que lo hacemos por el impulso que nos da el Plan de recuperación: estos fondos son una ayuda, pero los cambios estructurales se financian con ingresos propios", ha enfatizado María Jesús Montero.

En otras áreas de gasto social, la ministra ha enfatizado en cómo en política sanitaria el crecimiento de sus partidas oscila el 6,7%. El énfasis lo ha puesto en los 172 millones que las cuentas destinan a la atención primaria, más otros 500 millones en infraestructura dirigidos sobre todo a salud mental. Otros 50 millones estarán destinados a aumentar el número de plazas del Grado en Medicina.

En materia educativa, las partidas de gasto crecen un 6,6%. "Las partidas de becas aumentan 390 millones y ya tenemos una dotación de 2.474 millones destinados a la igualdad de oportunidades, para que todo joven pueda ir a la universidad o cursar sus estudios de la FP sin que la renta familiar les impida continuar con su trayectoria".

Una desaparecida de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha sido la otra ministra de Unidas Podemos, Ione Belarra. Es la ministra detrás de la ley de vivienda de la que no se ha vuelto a oír hablar en boca del socio mayoritario. Sin embargo, Montero ha explicitado en materia de vivienda, "que también preocupa a los jóvenes", un incremento de inversión del 5,4%.

"Esta partida alcanza así los 3.462 millones. Consolidaremos el bono de alquiler joven dotado con 200 millones y trabajamos en un nuevo plan de alquileres asequibles dotado con 260 millones de euros", ha avanzado la responsable de Hacienda.

De todas las partidas que se contemplan en estos Presupuestos solo disminuyen 2, siendo una de ellas la relacionada con las ayudas al desempleo, lo que el Gobierno explica en las buenas cifras que está arrojando el mercado laboral.

Así esquiva el PSOE el 'melón' del gasto militar

Uno de los grandes escollos que han trascendido en las últimas semanas durante las negociaciones de estos Presupuestos Generales del Estado era la posibilidad de que el Gobierno aumentara el gasto en Defensa el año que viene. Sobre ello se llegaron a pronunciar miembros de la mayoría parlamentaria que apoyó la investidura de Sánchez en 2020, como los republicanos de ERC.

Finalmente el gasto en el Ministerio de Defensa crece un 6,5%, un 8,4% si se incluye el impacto de los fondos europeos del Plan de Recuperación. Sin embargo, las políticas en Defensa del Gobierno en realidad crecen más "si se contemplan programas especiales de modernización que no computan en el límite de gasto no financiero".

De esta manera, la ministra Montero entiende que se supera "esa visión que a veces tenemos excesivamente militarista sobre los gastos en Defensa", trasladando así un evidente recado a sus socios morados.

En lugar de incrementar el gasto en Defensa directamente a través de las nuevas cuentas públicas, el Gobierno se refiere a esos programas especiales de modernización de las Fuerzas Armadas que se computan "en distintas anualidades". Para 2023 asciende a 4.900 millones, y la mayor parte de esa cifra se corresponde a "contratos con la industria nacional".

De esta manera, Maria Jesús Montero ha defendido cómo el aumento de este gasto, más allá de los Presupuestos Generales, supone la posibilidad de crear hasta 22.607 empleos "bien de forma directa o bien de manera indirecta". 

Otros artículos interesantes:

PSOE y Unidas Podemos cierran 'in extremis' los terceros Presupuestos de la legislatura

El Gobierno anuncia un "impuesto de solidaridad" a las grandes fortunas para 2023 y 2024

El aumento de la prestación por desempleo será de 100 euros de media por parado y beneficiará a 300.000 personas

Te recomendamos