Pasar al contenido principal

El primer medicamento financiado por la Sanidad Pública para dejar de fumar ya está camino hacia las farmacias de España

Fumar
Getty Images
  • En España un 23% de la población es fumadora y, según los expertos, el hecho de que un fumador reciba ayuda profesional puede multiplicar por 10 las posibilidades que tiene de dejar el tabaco. 

  • Por este motivo, la Sanidad Pública financiará por primera vez un medicamento para dejar de fumar.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Sanidad Pública financiará por primera vez un medicamento para dejar de fumar. Y es que según Regina Dalmau, cardióloga y presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNTP), el tabaquismo es conocido como la principal causa de muerte evitable en el mundo.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el 12% de las muertes a nivel mundial están relacionadas con el tabaco. Mientras tanto, datos del Ministerio de Sanidad aseguran que en España un 23% de la población es fumadora, causando 52.000 muertes anuales, mucho más que la media europea. 

Por este motivo, y en pro de ayudar a los fumadores a combatir su adicción, la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud ofrecerá por primera vez un medicamento para dejar de fumar. 

El fármaco podrá ser recetado en los centros de asistencia primaria gracias a un nuevo protocolo y, según el Ministerio de la Salud, aproximadamente 70.000 personas saldrán beneficiadas. 

Así lo ha avanzado la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, quien también ha asegurado que el lunes se dará el último paso para que sea posible la financiación de la Vareniclina como medicamento para la deshabituación de tabaco.

Leer más: Las misteriosas enfermedades pulmonares relacionadas con el vapeo se están extendiendo por Estados Unidos: estos son los síntomas que debes tener en cuenta, según los médicos

"Es cuestión ya de semanas que entre en la cartera de servicios", subrayó Carcedo

Según la CNPT un tratamiento adecuado puede multiplicar por 10 las posibilidades de dejar de fumar con éxito en comparación con la lucha personal de un fumador sin ayuda profesional.

Y además