Sigue la fiebre por las 'tiny houses': crean la primera minicasa de hormigón impresa en 3D en Europa

Casa en 3D impresa en hormigón

3DCP Group

Entre las tendencias de vivienda más punteras y destacadas de los últimos años están las casas prefabricadas, las tiny houses y por supuesto, la impresión en 3D. La fórmula de su éxito es un cóctel de ventajas: materiales sostenibles, la ubicación deseada, rapidez de construcción, un presupuesto más económico o integrarse perfectamente en el entorno.

Sus habitantes se han interesado por ellas seducidos por su capacidad de personalización, la calidad de sus estructuras o el importante ahorro que pueden implicar para el bolsillo —una casa prefabricada sale entre un 21% y un 35% más barata que su equivalente tradicional—. Ahora, se ha presentado la primera minicasa impresa en 3D en Europa.

Bautizada como House 1.0, es fruto del trabajo de la startup danesa de impresión 3D 3DCP Group. Para su construcción, ha contado con la colaboración con la empresa de impresoras de construcción modular 3D COBOD y Saga Space Architects. 

Compacta, sólida y funcional a la par que estética, esta vivienda está concebida para ser lo más asequible posible, albergando todas las comodidades necesarias en solo 37 metros cuadrados de superficie. 

Tiny house danesa

En cuanto a su diseño, la tiny house dispone de forma circular varios volúmenes triangulares dispuestos conectados por un núcleo central abierto. Pese a su tamaño reducido, tiene todas las estancias indispensables: un baño, una cocina de planta abierta, una sala de estar y un dormitorio en un altillo sobre el baño, en la zona con el techo más elevado.

El hormigón de bajo coste es el material del que está hecho todo el edificio, incluyendo los techos y cimientos. Es de bajo coste y se imprime gracias a la ejecución de la impresora 3D para construcciones grandes COBOD, que también es capaz de crear estructuras inusuales. 

El esqueleto es de hormigón, pero el interior se inspira en la tradición nórdica, empleando la madera cálida como principal componente.

Casas modulares hechas en España que están listas en 60 días y pueden ser tuyas a partir de 41.000 euros

La compañía danesa considera que la impresión 3D es el próximo salto cuántico en la industria de la construcción y subraya que la ayuda a progresar de modo rápido y eficiente. La tecnología también permite crear estructuras orgánicas y fluidas, más adaptadas a la naturaleza.

"La manera en que usamos la impresora para colocar el hormigón, capa por capa, minimiza tanto los desechos como el consumo general de material, al mismo tiempo que permite la fusión de muchos procesos y flujos de trabajo", recalcan desde la empresa.

Interior de la tiny house

"Nuestra tarea era hacer una minivivienda con todas habitaciones y funcionalidades de una casa normal, pero a un costo tan bajo que incluso los estudiantes puedan permitirse vivir en él", apunta arquitecto Sebastian Aristotelis de Saga Space Architects, responsable de diseñar la pequeña casa impresa en 3D. 

La minicasa impresa en 3D es la primera de su tipo en Europa, pero seguro que no la última. "Esta nueva arquitectura no habría sido posible con los métodos convencionales de ladrillo y mortero", apunta Mikkel Brich, CEO de 3DCP Group.

Según Mikkel Brich, los estudios han demostrado que la impresión 3D utiliza un 70 % menos de hormigón en comparación con la construcción con elementos de hormigón y que las emisiones de CO₂ de las obras de construcción se pueden reducir hasta en un 32% gracias a ella. 

Además, la automatización de procesos y la construcción con robots de construcción también es posible reducir las horas de trabajo humano en el proceso de construcción hasta en un 50%.

Otros artículos interesantes:

Este edificio de Dubái es la mayor estructura impresa en 3D del mundo: solo se necesitaron 3 trabajadores y una impresora para construirlo

Nuevo hito para el mercado de la carne cultivada: imprimen en 3D el bistec de laboratorio más grande hasta la fecha

Innovación sobre las aguas: así será el fascinante campus móvil flotante y 100% autosuficiente para un Manhattan superpoblado

Te recomendamos