Pasar al contenido principal

Uno de los primeros empleados de Apple confiesa cómo eran Steve Jobs y Steve Wozniak como jefes

El equipo de Apple en un encuentro en Carmel (California) en 1982: Steve Jobs y Steve Wozniak se encuentran en la misma fila, sentados, en la parte central de la imagen.
El equipo de Apple en un encuentro en Carmel (California) en 1982: Steve Jobs y Steve Wozniak se encuentran en la misma fila, sentados, en la parte central de la imagen. Joe Shelton
  • Jose Shelton entró a Apple en 1979, cuando la empresa tenía menos de 100 empleados, y su escritorio estaba a menos de diez metros del de Steve Jobs. Shelton fue el primer jefe de producto del Mac original.
  • Shelton nos cuenta cómo era lidiar con el infame "campo de distorsión de la realidad" de Steve Jobs. La verdad, explica Shelton, es que Jobs no era el maestro del control de la menta que mucha gente creía que era.
  • Steve Wozniak, cofundador de Apple era como un "niño grande" que a veces se escondía detrás de su escritorio cuando no quería verse involucrado en alguna situación.

Joe Shelton entró a trabajar en Apple el 30 de abril de 1979, cuando la compañía tenía menos de 100 empleados. "Me tropecé con la empresa" después de seis años en la Marina de los Estados Unidos, explica a Business Insider Estados Unidos.

"Estaban haciendo algo que llamaban 'ordenador para el hogar' y mi madre dijo 'no sé por qué alguien querría tener un ordenador en casa'". Sin embargo, "me lancé al trabajo porque parecía que iba a ser muy divertido", explica.

Estaba en lo cierto. Durante algunos años, el escritorio de Shelton estaba a menos de diez metros del de uno de los fundadores de la empresa, Steve Jobs. También trabajó con Steve Wozniak, otro de los fundadores de Apple que contribuyó sobre todo a la brillantez a nivel de programación en los primeros años de la empresa.

Y, junto a los dos Steve, también acudió a reuniones con un joven Bill Gates, cuya por entonces desconocida Microsoft suministraba parte del sistema operativo para las primeras versiones del Apple II. Trabajaron juntos hasta que Jobs y Wozniak dejaron la compañía en 1985. Shelton dejó la empresa en 1992.

Business Insider le ha preguntado a Shelton cómo era lidiar con el infame "campo de distorsión de la realidad" de Steve Jobs, como se denominaba a su habilidad para convencer a sus compañeros de embarcarse en grandes y ambiciosos proyectos, incluso cuando no tenían sentido, basándose en el magnetismo de su personalidad. La verdad, dice Shelton, es que Jobs no era ese maestro del control mental que mucha gente creía que era. 

Shelton fue contratado inicialmente como analista de marketing, pero pronto se convirtió en el jefe de producto de varias de las primeras versiones del software de Apple, como Apple Writer, el procesador de textos del Apple II.

Leer más: Apple, Netflix, Zara, Mercadona y otras 21 grandes empresas son tan grandes que superan el PIB de estos países

En 1981 no había mucha gente que escribiera aplicaciones de software para el Apple II. A Shelton el preocupaba que el grupo Apple Software Publishing prometiera cifras de ventas imposibles de alcanzar a expensas de la calidad. Así que Shelton decidió dimitir.

"Ya había escrito mi carta de renuncia con mis opiniones sobre la dirección de la compañía y se la había dado a uno de mis jefes, el jefe del grupo Apple II y III, y acababa de darle una copia a Mike Markkula —presidente por entonces de la junta directiva y vicepresidente de marketing— cuando me encontré con Steve".

De pie en el pasillo del cuartel general de Cupertino en Bandley Drive, Steve Jobs le preguntó: "¿qué estás haciendo?"

La división del Macintosh reunida frente al edificio Bandley 3 justo antes del lanzamiento del Mac, a finales de 1983.
La división del Macintosh reunida frente al edificio Bandley 3 justo antes del lanzamiento del Mac, a finales de 1983. Joe Shelton

Shelton le dijo: "creo que vamos en la dirección equivocada así que voy a dejar la empresa". 

Y Jobes le respondió: "ven conmigo".

El fundador lo llevó al edificio Bandley 4 y le mostró en qué estaba trabajando el grupo secreto de Steve: el prototipo del Mac. Era el primer ordenador que utilizaba una interfaz gráfica en la que se podía seleccionar y hacer click con un ratón, además de ofrecer menús desplegables para ejecutar diferentes comandos y funciones.

Aquella máquina era revolucionara. Eliminaba los ordenadores que utilizaban líneas de texto de código como comandos y los reemplazaba con un entorno visual que incluía carpetas, iconos y papeleras, cosas que la gente reconocía de la vida real. La razón por la que tu portátil tiene el aspecto que tiene hoy en día se debe en buena medida a aquel Mac.

"¿Te gustaría convertirte en el jefe de producto?", preguntó Jobs. Obviamente, Shelton dijo que sí. 

Joe Shelton con el Mac original, antes del lanzamiento oficial, en algún momento de entre octubre y diciembre de 1983. Shelton se encargó de presentar el producto a la prensa.
Joe Shelton con el Mac original, antes del lanzamiento oficial, en algún momento de entre octubre y diciembre de 1983. Shelton se encargó de presentar el producto a la prensa. Joe Shelton

"Todo el mundo en el grupo Mac amaba a Steve", cuenta Shelton, incluso en los días en los que Steve Jobs estaba profundamente equivocado.

Una característica clave del Mac era su capacidad de 128 KiB de memoria RAM. Esta minúscula cantidad de memoria era por entonces todo un hito. Un día Steve Jobs reunió a todo el equipo del Mac —unas 40 personas— en el atrio de Bandley, donde había un piano Bosendorfer, una mesa de ping-pong y una motocicleta BMW de 500cc. Quería tratar su decisión de fijar un límite de 128K en el nuevo Mac.

El límite de 128K significaba que los usuarios no podían ejecutar programas que necesitaran más de 128K de capacidad, incluyendo el sistema operativo.

There was a motorbike parked in the Atrium of 10460 Bandley Drive. Shelton says: "It was a 500cc BMW motorcycle similar or identical to the one that Steve had ridden in Africa (or so the story goes.) A man called Apple one day in
There was a motorbike parked in the Atrium of 10460 Bandley Drive. Shelton says: "It was a 500cc BMW motorcycle similar or identical to the one that Steve had ridden in Africa (or so the story goes.) A man called Apple one day in early 1984 after the Mac Joe Shelton

De pie frente a sus empleados, Jobs dijo: "queremos que los desarrolladores escriban poco código pequeño que sea eficiente, no código de Microsoft". Esa lógica acabaría inundando todo el proyecto, hasta el punto de que se convertiría en una de las señas de Apple al obligar a los desarrolladores a hacer más con menos margen de maniobra. 

Al personal de la época de Apple parecía gustarle esa lógica —aquí entra en juego el campo de distorsión de la realidad de Steve Jobs— pero Shelton no estaba convencido. "Yo era la única persona que no lo aceptaba porque sabía cómo crecen normalmente los sistemas operativos, cómo se desarrolla el software." Jobs pensó que los desarrolladores harían sus aplicaciones más pequeñas, "pero no iba a ser así", dice Shelton.

Aunque el número de empleados de Shelton era de 345, debido a la rotación de personal sólo había unas 100 personas en Apple cuando se incorporó en 1979.
Aunque el número de empleados de Shelton era de 345, debido a la rotación de personal sólo había unas 100 personas en Apple cuando se incorporó en 1979. Although Shelton's employee number was 345, due to staff churn there were only about 100 people at Apple when he joined in 1979.

Así que Shelton visitó a uno de sus colegas del grupo de desarrollo del Mac, Andy Hertzfeld, principal arquitecto de software del Mac. "No podemos hacer eso", le dijo Shelton, refiriéndose al límite de 128K. "Es absurdo. No podemos diseñar un límite a nivel de software".

Hertzfeld respondió: "estoy de acuerdo, no lo haremos".

¿Pero no insistió Steve Jobs en un límite de 128K?

Hertzfeld le dijo a Shelton, "Steve hará lo que quiera hacer. Haremos lo que Steve necesite que hagamos. Excepto cuando tengamos que hacer lo que tengamos que hacer".

Ese fue el momento en el que Shelton se dio cuenta de que el campo de distorsión de la realidad de Jobs tenía algunas fallas. El Mac no fue, en última instancia, cableado con un límite de 128K, aunque muchos creían que sí lo tenía. De hecho, tenía capacidad para operar más allá de esa cifra, aunque el equipo de Jobs en un primer momento no informó a su jefe de que el Mac era más potente de lo que la empresa decía oficialmente.

"Steve lo descubrió con el tiempo", dijo Shelton.

Wozniak era casi lo opuesto a Jobs, confiesa Shelton. Jobs se consideraba a sí mismo como el norte de la compañía, un líder que se pondría delante de todo el personal del equipo Mac para anunciar una decisión difícil. Sin embargo, Wozniak —que prefería dedicarse a programar— a veces eludía la responsabilidad de su puesto como gerente.

Shelton recuerda una vez que trató de obtener la opinión de Wozniak sobre una decisión mientras Wozniak caminaba por la oficina. Wozniak no era la persona más alta de la sala, pero tenía un corte de pelo muy característico, que Shelton podía ver moverse entre los cubículos que separaban cada escritorio.

"Hey Woz", le gritó Shelton.

"Su cabeza desaparecía cuando se agachaba [detrás de los cubículos] porque no quería hablar contigo."

Apple salió a Bolsa en 1980, haciendo de Woz un hombre rico. "En cuanto consiguió el dinero Woz se volvió fuera de sí", explica Shelton. Tenía un entusiasmo infantil por los gadgets, que para él eran simples juguetes. Llegó a comprar un avión monomotor con el dinero que hizo (lo estrelló en 1981). "Woz amaba sus cosas", dice Shelton. "Woz era, y sigue siendo, un niño en el fondo y la verdad es que hoy en día no hay suficientes niños adultos como él en el mundo".

Una sudadera de la empresa de los primeros años del Mac. Todo el mundo de la foto en blanco y negro en la parte superior de este artículo lleva una puesta.
Una sudadera de la empresa de los primeros años del Mac. Todo el mundo de la foto en blanco y negro en la parte superior de este artículo lleva una puesta. Joe Shelton

 

Por el otro lado la sudadera tenía un error ortográfico: tenía mal escrita la palabra Macintosh.
Por el otro lado la sudadera tenía un error ortográfico: tenía mal escrita la palabra Macintosh. Joe Shelton

Te puede interesar