Pasar al contenido principal

Las princesas Disney y los personajes femeninos de la animación: ¿buenos modelos de liderazgo para las niñas?

Las princesas Disney aparecen en Ralph rompe Internet
Walt Disney Animation Studios
  • La princesas Disney, en particular, y los personajes femeninos de la animación en general están siendo estudiados para conocer su influencia en el comportamiento de las niñas. 
  • En especial, se ha puesto en entredicho su rol como buenos modelos de liderazgo para los más pequeños y algunos estudios apuntan a que contribuyen a perpetuar los roles de género. 
  • ¿Es exagerado pensar que hay que examinar con más criterio el papel que juegan los personajes de animación en el comportamiento de los niños? Esto es lo que dice la investigación hasta ahora. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 1937, Disney lanzó Blancanieves y los siete enanitos y consolidó a la mujer como protagonista en las películas infantiles. Con el paso del tiempo las protagonistas han ido evolucionando desde la princesa que limpia la casa de siete hombres hasta la poderosa reina del hielo de Frozen

La animación de otras franquicias también ha ido produciendo diversas protagonistas femeninas como Pitufina de Los Pitufinos o la moderna Lady Bug de origen francés, cuyo éxito ha hecho que Netflix la haya reclutado para su catálogo infantil. 

El impacto de estos personajes femeninos, especialmente de las princesas Disney, ha sido muy estudiado por lo investigadores para determinar su papel en la perpetuación de roles de género y su función como modelos de conducta para los más pequeños. 

¿Son las princesas Disney y otros personajes de animación buenos modelos de liderazgo para tus hijas? Esto es lo que dice la investigación hasta ahora. 

Leer más: 10 fotos mágicas de princesas de Disney reimaginadas como mujeres reales

Los padres (y las niñas) quieren una líder y se encuentran con personajes secundarios consumistas y celosas

Lady Bug
Netflix

Un estudio de la Universidad de Granada ha estudiado la caracterización de la mujer en las series de dibujos animados que se emiten en nuestro país, desde Shin Chan hasta Monster High, y ha encontrado que las mujeres están relegadas a papeles secundarios y comparten estos rasgos: son consumistas, celosas y están obsesionadas por su aspecto físico. 

El propio guión de las películas ya apunta a cómo funciona la representación de la mujer en los clásicos de Disney. Las lingüistas Carmen Fought y Karen Eisenhauer realizaron una investigación para ver el nivel de machismo de estas películas: solo un 11% de las alusiones a ellas en La Bella Durmiente, Blancanieves y Cenicienta se dirigen a sus logros. El resto de diálogos son menciones a su belleza. 

Otro estudio anterior, de 2008, explica las características que suelen acompañar a los personajes femeninos frente a las que suelen estar presentes en las de personajes masculinos tras examinar las representaciones en 19.664 programas infantiles de 24 países del mundo. 

Las niñas en la televisión infantil son modestas, ordenadas, dependen de los chicos, raramente aparecen como adultas, son muy delgadas y están sexualizadas. 

Por su parte, los chicos son solitarios o líderes, aparecen con más frecuencia como personajes con sobrepeso y tienen un interés en las mujeres a la vez que las desprecian. 

Leer más: La princesa Leonor pronuncia su primer discurso en los Princesa de Asturias: aquí tienes las mejores fotos de su vida, año por año

Una imagen muy diferente a lo que los padres quieren que sus hijas vean en pantalla cuando ven representada a una mujer, según un informe de Common Sense Media que preguntaba a los padres sobre las cinco cualidades que quieren que transmita un personaje femenino en las películas. 

  • Inteligencia. 
  • Confianza en una misma.
  • Amabilidad.
  • Habilidades de comunicación.
  • Capacidades de liderazgo.

El público infantil también quiere otra cosa: el 65% de niñas y adolescentes entre 10 y 19 años considera que no hay suficientes personajes femeninos fuertes en la ciencia ficción, según el estudio Superpowering girls: Female Representation in the Sci - Fi/Superhero Genre de BBC America y el Women’s Media Center.

¿De verdad influye tanto? El impacto en el comportamiento de los niños 

Una niña abraza en Disneyland a una princesa Disney
Reuters

¿Es realmente importante la representación en la televisión? Es decir, ¿es realista pensar que los comportamientos de los personajes de las películas y las series que ven los niños influyen en su comportamiento? 

Los niños y las niñas tienden a tomar como modelos de referencia a los personajes de su mismo género, según explica el informe del Women's Media Center. 

"No creemos que las niñas jueguen naturalmente de una cierta manera o hablen de una cierta manera", dice Fought, profesora de lingüística en Pitzer College en una entrevista con The Washington Post. "No nacen queriendo un vestido rosa. En algún momento les enseñamos. Así que una gran pregunta es de dónde sacan las chicas sus ideas sobre ser chicas".

Y varios estudios apuntan a que las películas y series sí tienen una gran influencia a la hora de conformar la identidad durante la infancia. 

En esta investigación de Charul Uppar de la Universidad de Karlstad, se pidió a niñas de tres países que dibujaran una princesa. La gran mayoría optaron por una figura de Disney, a pesar de que la franquicia no figuraba en las instrucciones. Muy pocas niñas (y ninguna en el rango de edad de los 8 a los 10 años) optaron por una princesa que no fuera blanca y casi ningún dibujo mostraba las ropas tradicionales de su país. 

Cuando se les preguntaba si creían que ellas mismas podrían llegar a ser princesas, las niñas de India y Fiji respondieron que no por su color de piel más oscuro. 

Sin embargo, teniendo en cuenta que el contenido que consumen los niños y las niñas sí influye en ellos, cabe destacar que el impacto puede ser positivo. "Las superheroínas en ciencia ficción son fuentes de inspiración más importantes para las niñas que los superhéroes para los niños", asegura el estudio Superpowering girls: Female Representation in the Sci - Fi/Superhero Genre. 

Leer más: Cómo la forma natural de hablar y de actuar de Greta Thunberg la ha convertido en un icono mundial

El rol de la villana: feminista y poderosa 

Evelyn Deavor, la mala de Los Increíbles 2.
Pixar

Tampoco ayuda que las villanas representen el rol de una mujer poderosa, en ocasiones ligada a la ciencia e, incluso, feminista. 

En las películas Disney o de animación más antiguas, las villanas eran las que no estaban a la altura de los canones de belleza establecido, desde Úrsula de La Sirenita, Irma de El emperador y sus locuras o Drizella de la Cenicienta.

Irma de El Emperador y sus locuras.
Irma, de El Emperador y sus locuras. Walt Disney Pictures

Y, además, con una sutil vinculación a la ciencia, donde también encajan el personaje de Úrsula, Irma y la bruja de Blancanieves, en las que sus habilidades solo son usadas para atacar a la protagonista porque tienen celos. 

En las más recientes, las villanas son las mujeres poderosas. El ejemplo perfecto es la enemiga de Ms. Increible en Los Increíbles 2. Ella tendrá que enfrentarse a otra mujer que sigue "ese arquetipo que representa a las feministas como mujeres malas, pérfidas y odia hombres, la nueva femme fatale a mi entender", explica Ana Vicens, doctora en Comunicación Audiovisual, en una entrevista anterior con Business Insider España..

Sin embargo, no hay que menospreciar los avances realizados por las películas de Disney para representar de forma más positiva a la mujer. Con Frozen, por ejemplo, se dejó atrás el mito del amor romántico en el que una boda surge de un solo encuentro, y la trama se centró, por primera vez, en la relación entre dos hermanas. 

Leer más: Cuándo empiezan exactamente las niñas a pensar que son menos listas que los niños y otros esterotipos

La cuestión es, ¿es tan malo ser una princesa? 

Brave
Walt Disney

De hecho, cualquiera que vea las nuevas películas podría pensar que está todo hecho, y que es algo radical oponerse a la representación de la mujer en las películas Disney. 

Este estudio, publicado en Child Development, confirma la influencia del contenido multimedia en los niños al revelar que cuánto más participa una niña de la "cultura de las princesas" (viendo películas y jugando con juguetes de ese estilo), más posibilidades había de que desarrolle comportamientos femeninos estereotipados. 

La cuestión es, ¿es malo querer ser una princesa? Famosas como Keira Knightley han dicho en algunas entrevistas que prohíben a sus hijos ver las películas de princesas Disney, mientras que Kristen Bell ha explicado que utiliza el clásico de Blancanieves para hablar con sus hijos sobre el consentimiento. 

Tamzin Outhwaite, la actriz de Hotel Babylon y de la serie EastEnders, también ha afirmado que las princesas Disney no son el modelo que quiere para sus hijas. 

Leer más: Los 10 villanos de película que han pasado a historia del cine

En una entrevista, Catherine Connors, fundadora de Demeter Media y antigua directora de contenido en Disney Interactive for Women and Family cuenta a The New York Times que se preguntó lo mismo cuando su propia hija empezó a pedirle productos de princesas. 

Una niña elige una princesa de la tienda de Disney.
Reuters

Y es que aquí también entra en juego, no solo las películas, sino el merchandising que genera Disney y otras franquicias de la animación y el cine infantil. Más aún en un mundo en el que "los personajes cinematográficos salen de la pantalla con una facilidad pasmosa. Especialmente los dirigidos a los niños y adolescentes, están presentes en su día a día… canciones, programas, musicales, peluches, ropa interior, pijamas… todo lo que te puedas imaginar", explica Ana Vicens. 

El producto que llega a las estanterías de las jugueterías, muchas veces vuelve al estereotipo por mucho que la película haya mostrado una versión más moderna. Connors señala la tendencia de los productos para representar a las princesas activas de las películas en poses bonitas pero pasivas (y a menudo sexualizadas).

Por ejemplo, Brave, la valiente princesa escocesa con una habilidad sin igual con el arco que se niega a aceptar el matrimonio impuesto por sus padres, experimentó un rediseño al ser lanzada como producto comercial como una princesa con varias tallas menos y una vestimenta más ajustada. 

Sin embargo, la antigua directiva de Disney advierte de que hay una doble cara en el rechazo a los personajes femeninos en la animación infantil. "Realmente nos molesta la idea de que la feminidad sea fomentada en las chicas", explica. Connors señala que nos preocupa menos que una niña quiera llevar unas botas de Spiderman que que quiera vestirse como una princesa. La directiva sugiere que eso podría ser una manifestación de sexismo también. 

"Nos retorcemos las manos por si las chicas se dejan engañar por la narración de la princesa, pero no nos preocupa que los chicos se confundan sobre su futuro como superhéroes", lamenta. 

"Estamos tan preocupados por la narrativa de la princesa pasiva y en espera de un rescate, que no vemos lo positivo que hay ni en las historias más antiguas", argumenta. "Vemos que la amabilidad que demuestra la Cenicienta es menos noble que ir tras un dragón", añade. 

Y además