Pasar al contenido principal

El principal negocio de Amazon no está en el comercio electrónico, sino en sus servicios cloud

Jeff Bezos, CEO de Amazon
Jeff Bezos, CEO de Amazon Wikimedia Commons
  • A pesar de que Amazon es mundialmente conocida por su plataforma ecommerce, su principal negocio está en sus servicios cloud.
  • Amazon Web Services facturó 7.430 millones de dólares en los últimos tres meses del año pasado y 25.650 millones en el global del curso.
  • El CEO de Amazon Web Services, Andy Jassy, anticipó que su compañía tiene el 51,8% de la cuota de mercado en la nube, muy por encima del 13,3% que ostenta Microsoft.

No hay nadie en el planeta Tierra que no conozca Amazon o a su mediático fundador, Jeff Bezos. No en vano, la firma norteamericana es el gran coloso del comercio electrónico en Occidente, con reinados igualmente reseñables en la venta de libros electrónicos o la música y las series en streaming.

Una multinacional que facturó nada menos que 72.400 millones de dólares en el último trimestre de 2018, un 20% más que en el mismo período del año pasado, haciendo que los ingresos anuales asciendan a más de 232.900 millones de dólares.

Números muy positivos, aunque muestran un cierto grado de desaceleración (antaño el ritmo de crecimiento interanual rondaba el 38%) y también esconden el alto nivel de gasto asociado a una empresa dedicada a la compra-venta de productos: 'apenas' 10.000 millones de dólares de beneficios en todo el curso.

Leer más: Esto es lo que hace Jeff Bezos para lidiar con las criticas y aprender de ellas

Pero lo que quizás no sea tan conocido es que el negocio más rentable de todo el grupo no sean ninguno de los anteriormente mencionados, sino su división de servicios cloud para empresas y desarrolladores. Amazon Web Services, que así se llama la unidad en cuestión, facturó 7.430 millones de dólares en los últimos tres meses del año pasado 25.650 millones en el global del curso—, experimentando un espectacular incremento del 45% respecto a los datos ofrecidos un ejercicio atrás (5.110 millones). Si hablamos de beneficios, los ingreso operativos se sitúan en el entorno de los 2.180 millones de dólares, superando con creces los 2.090 millones que estimaban los analistas.

Con estas cifras, podemos constatar como AWS supone solo el 10% de la facturación total de Amazon en el cuarto trimestre de 2018. Aunque si nos atenemos a los beneficios operativos del grupo, la cosa cambia sustancialmente: el 58% de éstos procede de los servicios cloud.

Un reinado ¿indiscutible?

El enorme peso que Amazon Web Services que tiene sobre el total de la multinacional de Jeff Bezos se entiende fácilmente si tenemos en cuenta dos factores: la consolidación del 'cloud computing' como modelo de despliegue TIC por defecto y la posición pionera y hegemónica de AWS en dicho negocio.

En una reciente conferencia, el CEO de Amazon Web Services, Andy Jassy, anticipó que su compañía tiene el 51,8% de la cuota de mercado en la nube, muy por encima del 13,3% que ostenta Microsoft, el 4,6% de Alibaba o el 3,3% de Google.

Sin embargo, estos datos están muy sesgados por parte de la parte interesada, ya que de acuerdo a un informe de Synergy Research, publicado a mediados del pasado curso, Amazon Web Services cuenta con un 33% de ‘market share’, el mismo porcentaje aproximado al que mantenía un año antes, lo que demuestra su dificultad para seguir creciendo en cuota en un segmento de negocio en plena ebullición.

Por el contrario, y siempre según esta fuente, sus rivales sí crecen a pasos agigantados: Microsoft Azure alcanza ya el 13% del negocio, subiendo desde el 10% anotado un año atrás, con IBM, Google y Alibaba cerrando este particular 'top five'.

Y además