Pasar al contenido principal

Estas son las principales compañías en las que invierte la sicav de Gerard Piqué

Gerard Piqué, con unas gafas Kypers
Twitter / @KypersCoolwear
  • El famoso jugador catalán invierte desde hace varios años a través de una sicav, denominada Kerad 3.
  • La sociedad obtuvo pérdidas suculentas durante el pasado ejercicio, a la estela de los comportamientos de los mercados.
  • La sicav invierte su mayoría en fondos de inversión, mediante IICs, pero reserva parte a bonos corporativos como BBVA, Alcoa o Red Ferroviaria.

Marcar goles en el mundo de la inversión es complicado. También lo es defenderse de los embistes de la volatilidad, como sucedió en el año 2019. Nadie que intenta sacar rendimientos de los mercados es ajeno a estas circunstancias. Tampoco grandes caras conocidas, como es el caso de Gerard Piqué

El central del FC Barcelona, además de por su gran palmarés deportivo, es conocido por su apuesta por varios negocios. La diversificación siempre ha sido una de sus principales armas, como recomiendan los grandes gurús empresariales. Por eso, él no ha sido menos y ha apostado por poner varios huevos en diferentes cestas.

El objetivo: más capacidad para obtener retornos. 

Una de sus principales apuestas es la de extraer la mayor ventaja de los mercados. Para ello, tiene una sicav, Kerad 3, gestionada por el banco suizo UBS y que le permite beneficiarse de la baja fiscalidad que tienen este tipo de sociedades.

Sin embargo, en los últimos dos años ha perdido un gran valor liquidativo. Únicamente en los últimos semestres, registró pérdidas de casi el 2,5% en el primer tramo del ejercicio y cerca del 7,5% en la segunda parte del pasado año

Y es que la cartera de Kerad 3 fue un auténtico colador durante el 2018, como se suele expresar en el argot futbolístico, aunque registró el mismo tono que el conjunto de las bolsas. Con todo, en periodos anteriores sí consiguió ganancias, con un perfil de riesgo “alto”, tal y como refleja la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Leer más: 4 estrategias para evitar que tu cartera pierda valor ante la temida subida de la volatilidad en los mercados

Dentro de su filosofía de inversión, la sicav puede tomar posiciones ya sea de manera directa o indirecta a través de IICs, en activos de renta variable y renta fija sin que exista predeterminación en cuanto a los porcentajes de inversión en cada clase de activo pudiendo estar la totalidad de su patrimonio invertido en renta fija o renta variable.

Dentro de la renta fija, además de valores, se incluyen depósitos a la vista o con vencimiento inferior a un año en entidades de crédito de la UE o que cumplan la normativa específica de solvencia e instrumentos del mercado monetario no cotizados, que sean líquidos, según explica la sociedad en el último informe remitido al regulador.

Principales inversiones

De esta manera, el grueso de la cartera lo compone participaciones de diferentes fondos de inversión entre los que se encuentran BlackRock, Alken, Fidelity, DWS, JP Morgan, Goldman Sachs o Robeco.

Por el contrario, se reserva un porcentaje para invertir en bonos en los que apuesta por los Treasuries a 10 años de Estados Unidos y selecciones en algunas compañías.

Dentro de este capítulo de deuda corporativa en la que tiene exposición hay varias que sobresalen por encima del resto. Entre otras, Comboios de Portugal, donde el catalán tiene invertidos 207.000 euros. 

Leer más: Qué debes considerar antes de decidir sobre una inversión

Por otra parte, una de las principales opciones son bonos del BBVA, por un montante de 139.000 euros, que suponen el 1,26% del total de la cartera. En esta línea, hay otras apuestas como los bonos de Red Ferroviaria (110.000 euros), Petroleros Mexicanos (102.000 euros), Alcoa (85.000 euros), o JP Morgan (86.000 euros). 

A este respecto la sociedad indica que no existe objetivo predeterminado ni límites máximos en lo que se refiere a la distribución de activos por tipo de emisor (público o privado), ni por rating de emisión/emisor, ni duración, ni por capitalización bursátil, ni por divisa, ni por sector económico, ni por países. El partido se sigue jugando.

Te puede interesar