Las principales telecos acuerdan dejar de realizar llamadas comerciales a la hora de la siesta

Un teleoperador atiende una llamada en un call center
Getty
  • Movistar, Orange, Vodafone, Masmovil y Euskaltel refuerzan su código ético para mejorar sus prácticas comerciales.
  • Pactan no llamar a la hora de la siesta ni volver a insistir en vender sus productos hasta 3 meses después de obtener un "no" por respuesta.
  • Garantizan que el teleoperador facilite al usuario un número de teléfono para pedir información, reclamar o realizar algún trámite.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Movistar, Orange, Vodafone, MASMOVIL y Euskaltel han anunciado en un comunicado conjunto que han elaborado un nuevo código ético "para garantizar las mejores prácticas de comercialización de sus productos y servicios en materia de televenta".

Entre las medidas más importantes aprobadas por las principales telecos españolas se encuentra el no realizar llamadas a la hora de la siesta (entre las 3 y las 4 de la tarde). Esta iniciativa se desarrollará a lo largo de los próximos meses y como tarde el 1 de enero de 2022. 

El nuevo código deontológico refuerza el alcanzado en 2010 y está abierto a que otras operadoras se sumen al acuerdo. El código garantiza que las llamadas comerciales no se realizarán antes de las 9 de la mañana ni después de las 9 de la noche y nunca en sábados, domingos y festivos. 

Según han apuntado las compañías, el propósito es "adoptar los máximos estándares de calidad en la venta y protección en relación con la normativa aplicable en cada momento y, en particular de la normativa de protección al consumidor, de protección de datos, de servicios de la sociedad de la información y contratación electrónica y la normativa de competencia desleal".

El acuerdo también incluye controlar a través de auditorías para que "los distribuidores y otras plataformas de emisión de llamada para que no utilicen medios engañosos, fraudulentos ni, en general, desleales para la competencia". 

La factura del 5G para las telecos superará los 5.000 millones de euros

Las operadoras quieren aumentar el control para que no se puedan obtener datos del consumidor ni contestaciones "que pudieran interpretarse como una aceptación al cambio de operadora, ni tampoco obtener del consumidor cualquier otro comportamiento económico".

También se aumentan las garantías para que los clientes incluidos en sistemas de Listas Robinson no sean contactados. Estas listas son directorios que ayudan a los clientes que lo soliciten a librarse de la insistencia de operadoras telefónicas y otras empresas para vender sus productos.

Asimismo, han acordado limitar a un máximo de 3 intentos mensuales el número de tentativas de llamada a clientes no contactados y que, cuando un potencial cliente conteste una llamada y manifieste no tener interés por la propuesta comercial, la compañía no vuelva a llamarlo hasta al menos 3 meses. 

Mayor transparencia en la información

Otras de las medidas acordadas consiste en que el teleoperador pueda facilitar al usuario un número de teléfono para pedir información, reclamar o realizar algún trámite. En este sentido, se han comprometido a implementar entre ellas un procedimiento para resolver las reclamaciones de clientes "que hayan podido ser víctimas de prácticas comerciales contrarias al código".

El usuario también podrá conocer el nombre de la empresa de call center desde la que le están contactando.

"El consumidor conocerá siempre el número desde el que se llama, la marca comercial que le está contactando y el motivo exclusivamente comercial de la llamada", precisan las telecos en el comunicado.

En el mismo añaden que "el consumidor tendrá acceso a información sobre el origen o la base de datos de la que provienen sus datos y, en concreto, el nombre del responsable de la misma, tanto en el ámbito de la actividad de televenta como en el envío de comunicaciones por medios electrónicos". 

Las telecos afrontan un 2021 marcado por la fuerte inversión que demanda el 5G mientras buscan nuevas vías de ingresos para poder ser viables en un mercado hipercompetitivo

"De esta forma, los cinco operadores comparten el propósito de que exista una mayor efectividad a la hora de poder detectar y eliminar cualquier práctica comercial que se aparte de estos exigentes estándares regulatorios y éticos", aseguran Movistar, Orange, Vodafone, Masmovil y Euskaltel en el escrito. 

El de las telecomunicaciones es el sector que más reclamaciones ha recibido la organización de consumidores Facua durante el pasado año, tras la Sanidad y los Transportes, muy afectados por la pandemia. 

Las telecomunicaciones supusieron el 13,6% de las denuncias ante Facua, principalmente por ofertas engañosas, subidas de tarifas de manera fraudulenta, incumplimientos de contrato y problemas cuando el cliente quiere darse de baja. 

Otros artículos interesantes:

La competencia en el sector de las telecos desploma los precios de las tarifas de telefonía

Las principales telecos lanzan un estándar para móviles que mide lo respetuosos que son con el medioambiente

Las telecos apuestan por aumentar sus servicios para generar ingresos y fidelidad del cliente: esto es lo que puedes contratar en Movistar, Orange, MásMóvil o Vodafone