Pasar al contenido principal

El príncipe heredero de Arabia Saudí quiere construir una ciudad en el desierto de 500 mil millones de dólares con lluvia artificial, una playa que brilla en la oscuridad y robots dinosaurios

Riad Arabia Saudí
Getty Images
  • Arabia Saudí lleva tiempo planeando construir una megaciudad futurista en el desierto.
  • Un artículo de el Wall Street Journal cuenta todo tipo de detalles sobre este plan, incluyendo cosas futuristas y extrañas como sacadas de una película de ciencia ficción.
  • Citando documentos de tres firmas de consultoría, el diario dice que la ciudad incluiría lluvia artificial, doncellas robóticas y profesores holográficos. 

El heredero al trono, el príncipe Mohammed Bin Salman, quiere construir este proyecto de 500 mil millones de dólares para diversificar la economía del país y disminuir su dependencia del petróleo.

Han salido a la luz detalles frescos del ambicioso plan de Arabia Saudí para construir una megaciudad de 500 mil millones de dólares en el medio del desierto, el conocido oficialmente como proyecto Neom. 

Según un reportaje del Wall Street Journal publicado el jueves, estos planes contemplan decorar una ciudad que Arabia Saudí quiere que sea del tamaño de Massachusetts, con una amplia variedad de tecnologías y, en algunos casos, un sonido completamente futurista.

El reportaje cita informes elaborados por tres de las mayores firmas de consultoría del mundo (McKinsey&Co, Boston Consulting y Oliver Wyman) que trabajan para ayudar a crear el plan de la ciudad según la visión del heredero al trono, el príncipe Mohammed Bin Salman.

La ciudad se llamará Neom, una composición a partir de la palabra griega neos, que significa nuevo, y mustaqbal, la palabra en árabe para “futuro”.

Entre las ideas que figuran en los informes de la firma de consultoría, el diario dice que se encuentran nubes artificiales para crear lluvia en el desierto, doncellas robóticas que hagan las tareas del hogar y una playa con arena que brilla en la oscuridad.

Leer más: El plan de Moscú para convertirse en una de las ciudades más inteligentes del planeta

Entre las cosas que mencionan los informes de las consultorías se incluyen:

  • Taxis voladores. En el futuro, dice un informe, según cita el diario:  conduciremos sólo por diversión, no para trasladarnos de un lado a otro. (Un ejemplo: conducir un Ferrari al lado de una costa con vistas bonitas).
  • Una luna artificial gigante que estará iluminada cada atardecer.
  • Un moderno sistema de seguridad y vigilancia que utilizará drones, cámaras de seguridad y tecnología de reconocimiento facial para realizar un seguimiento constante de todos los ciudadanos. 
  • Una tecnología que siembre nubes para hacer nubes artificiales y producir más lluvias de lo habitual en el desierto de Arabia Saudí.
  • Colegios con profesores holográficos. Neom tendrá el “sistema educativo líder en el planeta”, según las consultoras.
  • Una isla a lo Jurassic Park llena de dinosaurios robóticos para entretener a los residentes y visitantes. 
  • Una zona gastronómica con “el mayor ratio de restaurantes con Estrellas Michelín por habitante” de cualquier ciudad del mundo. 

Neom es la pieza central del plan 2030 de bin Salman para modernizar y diversificar la economía de Arabia Saudí, disminuyendo la dependencia del estado de los combustibles fósiles, Arabia Saudí es el segundo mayor productor de petróleo del mundo, pocos pasos por detrás de Estados Unidos en términos de producción y capacidad. Como resultado, su prosperidad económica depende directamente de los precios globales del petróleo, que son volátiles.

En octubre de 2017, bin Salman anunció por primera vez este proyecto, en la conferencia Future Investment Initiative en Riyadh, y dijo que Neom sería “un sitio para los soñadores del mundo”.

Neom implica cosas que son necesariamente orientadas al futuro y visionarias”, dijo el director ejecutivo de Neom Nadhmi al Nasr en un comunicado al diario. 

Leer más: Así es el primer rascacielos horizontal que se está construyendo en China con cuatro torres y 250 metros de altura

“Estamos hablando de tecnología vanguardista y que en algunos casos está aún en desarrollo y puede ser teórica”, añadió. Mientras el gobierno de Arabia Saudí dice que la ciudad atraerá a las “mentes más brillantes y más talentosas del mundo”, han surgido preocupaciones acerca de cómo se financiará el proyecto. 

Según el reportaje del Wall Street Journal, los ex empleados de Neom y las personas cercanas al proyecto “no saben bien qué parte del plan se hará realidad debido a los potenciales problemas de financiación y a las limitaciones tecnológicas”.

Las primeras etapas del proyecto, de su planificación y desarrollo de la ciudad, han sido financiadas con dinero prestado del extranjero, aseguró el Wall Street Journal citando a fuentes cercanas al proyecto. 

Y además