Pasar al contenido principal

Probamos el Renault Zoe para saber si sigue siendo el eléctrico más recomendable

Prueba del Renault Zoe 400 km
Vicente Cano.

Si quieres un coche eléctrico con mucha autonomía tienes dos opciones: probar con un Renault Zoe o pagar a Tesla una señal y sentarte a esperar unos cuatro meses. Ese es el plazo que máximo que la compañía de Elon Musk te da de espera hasta recibir tu Model S o un Model X si los quieres encargar personalizados, que es la mitad si no te importa comprar uno que tengan en su stock.

Del Model 3 mejor ni hablemos, aunque en la marca señalan comienzo de 2019 como el inicio de sus entregas en Europa. A partir de junio, Tesla espera hacer unas 6.000 unidades a la semana y hay una lista de espera de 500.000 personas... Sin embargo, en solo cinco semanas, Renault te dará tu Zoe

Renault lleva desde 2012 produciendo en masa este Zoe. Ya hay unos 100.000 circulando, principalmente, por los países de Europa. Especialmente tras su última actualización, que recibió en 2017, se ha convertido en el coche eléctrico más vendido en muchos de los países del viejo continente. 

En marzo, por ejemplo, se vendieron en España 150 Renault Zoe mientras que Tesla entregó 30 unidades del Model S. Aunque este último es una berlina lujosa, con algunas prestaciones casi de deportivo, si exceptúas esas dos características y su gran pantalla central, un juguete con el que se controlan todas las funciones del S, la brutal diferencia de precio ya no puede justificarse con el resto de sus características. 

En su última actualización de 2017, el Zoe apenas recibió cambios más allá que una considerable mejora de la gestión de sus baterías. También estará disponible en la gama a partir del próximo mes de junio el nuevo motor R110 que entrega 12 kW más de potencia, 16 CV. La autonomía homologada es de 400 km, aunque tras conducir el Zoe durante una semana, la sitúo más bien en unos 290 km, que también están muy bien para un coche de sus características.

Desde luego, habrá que ver cómo van de alcance los eléctricos que están a punto de llegar y también anuncian esos 400 km de autonomía. Es verdad que una de las cosas que hace bien el Tesla Model S es darte prácticamente esos 500 km de alcance que vende y pagas. Sin embargo, con lo que vale uno podrías adquirir una pequeña flota de cuatro unidades de este utilitario galo... Veamos qué es lo que ofrece exactamente el Renault Zoe

El espacio natural para el Zoe es la ciudad, donde su corto radio de giro —10,8 m— y su rápido 0-50 km/h —4,1 s— hacen que sea un coche muy ágil

Prueba del Renault Zoe 400 km
Vicente Cano.

Además, gracias a este distintivo de la DGT que lo acredita como coche de cero emisiones, podrás aparcar en la zona SER de Madrid totalmente gratis. También en Barcelona, Bilbao, Sevilla...

Prueba del Renault Zoe 400 km

Lo ideal, si tienes un eléctrico es disponer de un enchufe en el trabajo, aunque con una autonomía de más de 200 km no es imprescincible. Para casa, Renault suele ofrecer la instalación gratuita de un wall box con el que recargar el Zoe en hasta 12 horas

Prueba del Renault Zoe 400 km

Si tu punto de recarga dispone de un conector específico de Renault —como el de abajo a la izquierda— la operación completa de carga puede hacerse en 8 horas

Prueba del Renault Zoe 400 km

El enchufe camaleón es específico de la marca Renault, pero los Zoe cuentan con un cable adaptador para ser enchufados a una toma convencional. Eso sí, la recarga puede demorarse más de 12 horas en esos casos

Prueba del Renault Zoe 400 km

Los periodos de mantenimiento de los coches eléctricos son iguales que los de combustión: cada año o 30.000 km, pero por lo menos mientras solo deberás de preocuparte de mantener lleno el depósito de los limpias

Prueba del Renault Zoe 400 km

El azul metálico en el que el nuevo Zoe está disponible es un color bastante llamativo y tiene bonitos efectos de luz sobre la carrocería 

Prueba del Renault Zoe 400 km

Las redondeadas formas del frontal y la parrilla inferior son de los pocos cambios que la carrocería del Zoe ha sufrido desde 2013

Prueba del Renault Zoe 400 km

El puesto de mando es bastante sencillo y los materiales del interior, salvo el volante, son todo plásticos duros, pero con una buena sensación de calidad

Prueba del Renault Zoe 400 km

Con las llantas de 17 pulgadas, mejora la dinámica de conducción, pero la autonomía se reduce en un 10%. Lo ideal es pedir el Zoe con estas llantas de 16 pulgadas que ofrecen un mejor compromiso entre dinámica y ahorro

Prueba del Renault Zoe 400 km

En carretera, hasta que no superas los 90 km/h y empiezas a notar el ruido del viento, el habitáculo del Zoe es tan silencioso como el de una berlina de lujo, quizá incluso más

Prueba del Renault Zoe 400 km

Con un botón de la consola, puedes cambiar el aspecto del cuadro de mandos, que siempre ofrece información sobre la gestión de las baterías y el flujo de energía

Prueba del Renault Zoe 400 km

La autonomía que el Zoe muestra en la pantalla depende de dos variables: la carga de la batería y de cómo de eficiente se haya sido en la conducción durante los últimos usos, cosa que hace aumentar la predicción de alcance que ofrece el sistema

Prueba del Renault Zoe 400 km

La versión 2018 de ZOE recibirá pronto la compatibilidad con Android Auto. El R-Lynk 2 es un interfaz con un aspecto algo anticuado y poco sofisticado, pero a cambio es muy fácil de usar y en realidad tiene tantas funciones como los más modernos HMI

Prueba del Renault Zoe 400 km

Por las mañanas, si hace frío, llevar el coche a más de 21ºC puede hacer que pierdas algo de autonomía

Prueba del Renault Zoe 400 km

El botón Eco resta aceleración, pero permite ganar hasta un 15%, pero resta bastante respuesta del acelerador, apenas lo utilicé durante toda la semana de la prueba 

Prueba del Renault Zoe 400 km

El navegador del Zoe te ofrece información de todos los puntos de recarga indexados, pero es mejor ir a lo seguro porque esto no significa que eso enchufes estén disponibles u operativos

Prueba del Renault Zoe 400 km

Cuando dejas cargando el Zoe, la pantalla central te muestra el estado de la batería y el tiempo restante

Prueba del Renault Zoe 400 km

Intenté enchufar el Renault Zoe en uno de los flamantes nuevos puntos de recarga rápida de la EMT en Madrid, este además situado debajo de Colón te permite estacionar gratuitamente hasta hora y media

Prueba del Renault Zoe 400 km

Sin embargo, el primer día no pude darme de alta en la app que gestiona el proceso y, al segundo, hubo un problema técnico que espero que ya hayan resuelto... menos mal que llegué allí al 80% solo para ver cómo es la experiencia: mal 

Prueba del Renault Zoe EMT
Vicente Cano

Debido a la ubicación de las baterías, en forma de T bajo los asientos traseros, los pasajeros de la segunda fila viajan unos 5 centímetros más altos que los de delante. También el Zoe es algunos centímetros más alto que un Clio

Prueba del Renault Zoe 400 km

El maletero tiene 338 litros, más que suficiente para hacer la compra del mes o meter dos maletas. Aunque el espacio se ve mermado por tener que llevar los dos cables de recarga con sus adaptadores

Prueba del Renault Zoe 400 km

En esta pantalla del menú de R-Lynk 2 puedes ver cómo ha sido tu conducción desde el punto de vista del ahorro

Prueba del Renault Zoe 400 km

El veredicto

He tenido ocasión de conducir todos los Renault Zoe desde 2013, y desde entonces siempre he considerado a este como el eléctrico más aconsejable del mercado. Con espacio para cinco ocupantes, un maletero aceptable y tanta autonomía con los mejores, el Zoe es un ahorrador de ciudad, con el que puedes salir a autopista con total confianza. 

Eso sí, aunque el Zoe puede rodar algo por encima de esta velocidad, a 120 km/h la autonomía fácilmente baja a 1,4 km por cada km recorrido. En ciudad es otra cosa, porque si circulas en perfil de bajada, aunque sea mínimo, puedes hacer muchos kilómetros sin recortar apenas autonomía. Además, el Zoe dispone de un modo Eco con el que el pedal del acelerador es menos directo y, si no superas los 90 km/h en carretera, puedes hacer viajes de media distancia —200 km ida y vuelta— con total garantía. 

Una muestra de ello que Zity, el servicio de coche compartido de Madrid, que usa Renault Zoe, detecta cada fin de semana unidades en Toledo y Segovia, que usuarios han usado para escapadas de fin de semana. 

El precio de acceso a gama del Zoe está ahora en 21.630 euros, puede que el Plan Vea llegue para echar un cable y que puedas ahorrar hasta 2.500 euros en el precio final. Una cosa que sigo sin entender de la oferta de Renault es que tengas que alquilarles la batería, y la cuota además depende del kilometraje anual: 80 euros/mes para 10.000 km y casi 100 euros/mes para quien haga 15.000 km al año. 

Esto hace que el tiempo para amortizar la compra de un Zoe se alargue mucho más que si optas por un coche a gas. Especialmente si vas a hacer muchos kilómetros. En cuanto a comportamiento, el Zoe es un coche impecable: tiene buena aceleración y un centro de gravedad casi tan bajo como el de otros eléctricos con las pilas en configuración más plana. Además, para ser un EV, el Zoe es bastante ligero: pesa menos de 1.500 kg.

Quizá, este mismo año, el Zoe tenga algún rival en su segmento y rango de precio, pero si tuviera que comprarme un coche eléctrico este mes, al igual que me ha pasado desde hace ya cinco años, no lo dudaría y me decantaría por este utilitario de Renault

Te puede interesar