El gran problema de las startups de coches eléctricos que sueñan con ser la próxima Tesla

El retraso en los ingresos no es bueno para nadie, pero es especialmente problemático para una joven empresa como Lucid en el sector del automóvil, que requiere mucho capital.
El retraso en los ingresos no es bueno para nadie, pero es especialmente problemático para una joven empresa como Lucid en el sector del automóvil, que requiere mucho capital.

Lucid Motors

  • Rivian y Lucid han informado de que han entregado muchos menos coches de los que han fabricado este año.
  • Las startups de coches eléctricos lo atribuyen al aumento de la producción y a la logística. Pero es crucial que las empresas empiecen a reducir la diferencia.

La industria automovilística encadena varios meses plagados de problemas en la cadena de suministro y en la logística, lo que ha dificultado su capacidad para poner los vehículos en manos de los clientes que pagan por ellos. 

Sin embargo, las cifras de nuevos fabricantes de automóviles como Lucid muestran que las startups de vehículos eléctricos  están sufriendo un golpe mayor que fabricantes tradicionales como Ford, GM o Volkswagen.

Lucid ha informado de que en el tercer trimestre de este año ha fabricado 2.282 coches, pero solo ha entregado 1.393 a los clientes. De enero a septiembre, solo ha comercializado el 66% de los 3.687 coches que ha producido.

Rivian también ha experimentado una brecha significativa, aunque menos extrema. La startup respaldada por Amazon ha fabricado 7.363 vehículos y ha entregado 6.584 en el tercer trimestre. En los primeros nueve meses de 2022, Rivian había producido 14.317 coches y entregado 12.278, un porcentaje del 86%. 

"En los años que precedieron a la pandemia, la industria automovilística entregó prácticamente todos los coches que fabricó", subraya Eric Anderson, analista principal de investigación de S&P Global. En 2021, ese ritmo se redujo debido a la escasez mundial de chips y a diversas interrupciones en la cadena de suministro. 

Sin embargo la media del sector sigue siendo muy superior al 66% de Lucid

"La proporción es importante porque las empresas de automóviles no contabilizan los ingresos hasta que se entrega el coche. Pero con las startups que están perturbando el modelo de ventas basado en los concesionarios [sobre todo en Estados Unidos] los antiguos ratios son más difíciles de aplicar", señala Anderson.

"Es difícil decir cuál es un nivel adecuado para esta diferencia en este momento, porque se está aplicando a un concepto nuevo", reflexiona Anderson. Al mismo tiempo, asegura que es importante que las startups vayan "en la dirección correcta".

La pérdida o el retraso a nivel de ingresos no es algo agradable para nadie, pero resulta especialmente problemático para las empresas más nuevas que se encuentran en fase de entrada a un negocio que requiere mucho capital inicial.

Rivian había captado 13.800 millones de dólares hasta el final del tercer trimestre, mientras que Lucid alcanzó los 3.850 millones y tiene un plan para recaudar otros 1.500 millones. Ninguna de las dos compañías han querido dar más detalles al respecto.

"Una cosa es ser una startup y producir unos cuantos miles de coches", señala Peter Maithel, analista principal de la industria del automóvil en Infor. "Pero luego escalar la producción hasta que sea comercialmente viable es un reto".

Desfase de las empresas jóvenes

El desfase entre la producción y la entrega de Lucid "se debe principalmente a que los vehículos se distribuyen en tres áreas del proceso de entrega: vehículos en tránsito, vehículos en espera de la inspección previa a la entrega y vehículos en espera de la entrega a un cliente", detalló la directora financiera de Lucid, Sherry House, a los inversores en una conferencia sobre los resultados del tercer trimestre. 

Parte del retraso inicial de Lucid estaba relacionado con sus problemas al iniciar la producción. Aunque los vehículos se estaban fabricando, antiguos y actuales empleados confesaron recientemente que los coches salían de la línea de producción sin piezas clave o esperaban demasiado tiempo a la espera de ser revisados, dados los elevados estándares de calidad de Lucid.

Los empleados atribuyeron los problemas de las piezas a las empresas de logística con las que trabaja Lucid, explicado que eso causó un cuello de botella en el almacén de la empresa en Tempe, Arizona, donde las piezas se apilaban de forma incorrecta o se deterioraban, lo que obligaba a retirar los coches fabricados.

 

Desde entonces, Lucid ha internalizado sus operaciones logísticas en un esfuerzo por rectificar esos obstáculos, y hasta ahora parece estar funcionando, ya que Lucid ha acelerado su ritmo de producción.   

Aun así, House espera que los vehículos producidos sigan superando a los entregados a corto plazo, puesto que Lucid está acelerando la producción y empezando a hacer entregas a nivel internacional. 

La directora financiera de Rivian, Claire McDonough, achacó la diferencia en la logística y a la inclusión de otro turno de fabricación. "El tiempo de tránsito de los envíos por tren, junto con un aumento de los volúmenes de la rampa de nuestro segundo turno hacia el final del trimestre, causará una discrepancia significativa entre la producción y las entregas" para el cuarto trimestre, explicó a los inversores durante la presentación de resultados del tercer trimestre de Rivian.

Qué significa esto para el futuro 

Las empresas esperan que las diferencias se reduzcan, y es crítico que eso suceda.

A medida que aumenta el tiempo de entrega y la diferencia, estas empresas no solo retrasan sus ingresos, sino que se arriesgan a perder clientes en favor de sus competidores tradicionales y, con ello, su cuota de mercado.

El arquitecto del negocio de coches usados de Tesla comparte 4 claves para triunfar en la industria del automóvil eléctrico

Las empresas automovilísticas tradicionales, como Ford, GM y Volkswagen, tienen estrategias de producción, logística y entrega consolidadas desde hace tiempo, subraya Jessica Caldwell, analista de automoción de Edmunds. 

Además, las startups de vehículos eléctricos, como Rivian y Lucid, no disfrutarán de las ventajas de ser las primeras en llegar que tuvo Tesla en sus comienzos de producción de vehículos eléctricos, lo que hace que este momento sea aún más determinante para estas empresas.

"Estas startups se han ido convirtiendo en una alternativa menos atractiva", añade, "simplemente por el hecho de no ser las primeras".

Otros artículos interesantes:

Los empleados de las startups de coches eléctricos que compiten contra Tesla están desmoralizados, y eso podría ser un golpe mortal para su negocio

La crisis de la cadena de suministro va a crear aún más caos en los próximos años, y esta vez podrás culpar al cambio climático de la subida de los precios

Por qué las startups de vehículos eléctricos no conseguirán superar a Tesla ni a los grandes fabricantes de automóviles

Te recomendamos