Problemas para Elon Musk en Alemania: los trabajadores de la gigafatoría de Tesla abandonan sus trabajos debido a los bajos salarios y las diferentes condiciones entre los propios compañeros

Elon Musk.
Elon Musk.

Reuters

En apenas 3 meses desde la apertura de la gigafactoría de Tesla situada en Grünheide (Alemania), con una producción de casi 1.000 vehículos eléctricos a la semana, está viviendo sus primeros problemas debido a las diferencias salariales entre sus trabajadores.

Según Birgit Dietze, sindicalista de IG Metal, uno de los mayores sindicatos de Alemania, los empleados de la planta de Tesla están abandonando sus trabajos debido a que, por realizar las mismas tareas y funciones, los trabajadores perciben salarios distintos.

Este hecho ha provocado que crezca el malestar dentro de la fábrica, ya que tal y como apunta Dietze en una entrevista con el medio alemán Spiegel, consideran que es algo injusto.

"Cada vez más personas se van de Tesla y algunas regresan a sus antiguos empleadores", ha señalado la líder del sindicato IG Metal en el distrito Berlín-Brandeburgo-Sajonia. "No tiene gracia que de repente otros ganen más que tú por el mismo trabajo y cualificación", ha añadido.

Si los trabajadores supieran cuánto pueden ganar en otro lugar, la mayoría abandonaría sus empleos, y los puestos de trabajo con salarios bajos se verían obligados a pagar más, según este estudio

Hace unas semanas, IG Metal volvía a alzar la voz para oponerse frontalmente a los intentos por parte del magnate surafricano de que los trabajadores que estuvieran teletrabajando volviesen a las oficinas. 

En febrero, los empleados de Tesla eligieron a 19 personas para crear el primer comité de empresa de la compañía, un mes antes de la propia apertura de esta gigafactoría. 

Al parecer, en la fábrica de Grünheide, los nuevos empleados contratados estarían percibiendo unas condiciones laborales mejores que sus compañeros. Una medida que se enmarca dentro de la batalla del gigante tecnológico por captar nuevo talento.

De hecho, durante los últimos meses, grandes compañías están viviendo problemas a la hora de contratar porque, según denuncian, hay "escasez de mano de obra cualificada". Para poner freno a esta cuestión, se han visto obligadas a subir los salarios y mejorar las condiciones que ofrecen.

En un estudio publicado en septiembre de 2021 por ManpowerGroup Inc., una empresa especializada en los Recursos Humanos, 2 de cada 3 compañías de todo el mundo reconocían dificultades para cubrir sus vacantes de empleo. 

Birgit Dietze en la entrevista con Spiegel, ha compartido unas inquietudes que siguen esta misma línea.

"Recibimos cada vez más comentarios de la fuerza laboral de que la contratación de trabajadores calificados no está cumpliendo con los objetivos establecidos. Esto aumenta la presión sobre la fuerza laboral existente y la atmósfera".

Los candidatos seleccionados por Tesla detallan los salarios, los lujosos paquetes de acciones y el proceso de selección para los puestos de la gigafábrica de la compañía en Berlín

Sin embargo, además de estos problemas de captación de talento, el sector tecnológico en general se ha visto obligado en el último mes a darle un giro a sus estrategias de contratación. 

Muchos de los gigantes como Microsoft o Facebook han ralentizado sus planes de contratación y ahora se centran en retener a sus trabajadores y evitar que se marchen a otras empresas.

Y no solo eso, una ola de despidos ha recorrido el mundo, sobre todo entre las startups, ante las previsiones de una recesión económica que ya se otea en el horizonte tras las subidas de los tipos de interés por la Reserva Federal de EEUU, el clima inflacionista global y los problemas derivados de la guerra en Ucrania.

La propia Tesla prevé recortar su plantilla hasta en un 10%, aunque Dietze asegura que esto no se espera que afecte a la fábrica de Grünheide. 

Elon Musk tuvo que salir a matizar sus declaraciones y aclaró que los despidos solamente afectarán a personal de oficina. Esta noticia sacudió la bolsa y las acciones de Tesla cayeron un 9,22% en un solo día.

"La cuestión de los diferentes salarios será un verdadero desafío. Ahora está la inflación y luego los aumentos de nuestra próxima ronda de negociaciones colectivas, que también incluye a la industria automotriz. Hay tanta presión que Musk no puede hacer cualquier cosa, no habrá otra opción más que aumentar los salarios considerablemente pronto", ha comentado Birgit Dietze sobre los retos a los que se enfrenta Musk.

Dietze habla de un período en el que tanto empresa como comité deben encontrar "una forma de cooperación conjunta". 

En el pasado, Musk no ha sido muy partidario de mantener conversaciones con los representantes de los trabajadores, y mucho menos con los sindicatos. Además de que ha intentado impedir cualquier atisbo de unión por parte de sus trabajadores.

De hecho, los problemas con IG Metal vienen desde unos meses atrás, cuando el CEO de Tesla se negó a aceptar los convenios colectivos del sector. 

"Sin un convenio colectivo, la fuerza laboral de Tesla siempre permanecerá por debajo del nivel salarial de otras compañías automotrices", ha concluido Dietze en Spiegel.

Otros artículos interesantes:

La visión "anticuada" de Elon Musk sobre el teletrabajo amenaza con alejar de Tesla a sus mejores talentos, advierten expertos

El currículum y el porfolio que me ayudaron a conseguir trabajo en Tesla como ingeniero

Amazon seduce a los empleados de Tesla enfadados por la orden de Musk de volver a la oficina: "Si el emperador de Marte no te quiere, estaré encantado de traerte"

Te recomendamos