9 problemas de salud que pueden estar revelando los espasmos musculares

Hombre con dolor de espalda.
Getty Images
  • Los espasmos musculares son comunes y ocurren de forma ocasional sin que resulten preocupantes.
  • Pero si los espasmos se repiten habitualmente y no se encuentra una solución, podrían estar revelando un problema de salud, y en algunos casos deberías contactar a un médico.
  • A continuación, se muestran los 9 aspectos de tu salud que pueden estar desvelando los espasmos musculaes.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Es habitual que sufras espasmos musculares, por ejemplo mientras estás durmiendo, después de hacer deporte o en general en cualquier momento del día.

En principio, esta contracción involuntaria de los músculos no debe ser motivo de preocupación. Eso sí, cuando los espasmos persisten en el tiempo durante una fecha prolongada no deberías dejarlo pasar, e incluso puede ser motivo suficiente como para consultar con tu médico.

A continuación, se muestran 9 aspectos de tu salud que pueden estar revelando los espasmos musculares.

Hernia discal

cama dolor de espalda

Los espasmos en la espalda suelen resultar más incómodos que en otras zonas del cuerpo.

En el caso de que dure más de 3 días y que presente dolor al toser o estornudar, dicho espasmo podría estar provocado por una hernia de disco, según advierte el portal de salud de la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos MedlinePlus.

Si además sufres un dolor que se extiende a las piernas o que te entumece las extremidades, deberías acudir a un servicio médico, ya que los problemas de espalda han de ser tratados antes de que se agraven.

Enfermedad arterial periférica

Corazón, latidos

La enfermedad arterial periférica puede atacarte cuando se acumula placa en las arterias, normalmente en las piernas, algo que provoca espasmos y calambres musculares en esta zona del cuerpo, tal y como explica este informe del Texas Heart Institute (Estados Unidos).

La misma publicación advierte de que las enfermedades arteriales terminan ocasionando coágulos u obstrucciones si no se tratan a tiempo. En el peor de los casos, incluso una embolia pulmonar.

Leer más: Qué le sucede a tu cuerpo cuando empiezas a hacer deporte regularmente

No es habitual que un espasmo se deba a enfermedades tan graves, pero debes prestar atención si tienes demasiados calambres en las piernas, o en los dedos de los pies y las manos, ya que podrían estar revelando este problema.

Estás demasiado cansado

ordenador cansancio

Getty Images

Los espasmos en los ojos son muy comunes.

Es decir, cuando el párpado empieza a moverse por sí solo y tienes la sensación de que te estuviesen dando un pequeño tirón.

Por suerte, no suelen presentar gravedad alguna. A veces ocurren durante días o semanas cada cierto tiempo, luego desaparecen y al cabo de los meses vuelven a afectarte. El cansancio, la fatiga, la ansiedad y la falta de sueño son algunas de las posibles explicaciones a este tipo de espasmo, según detalla el portal de salud Healthline.

Tendrás que consultar a un médico si es muy persistente o te está afectando a la visión, ya que podría ser síntoma de otros problemas como la inflamación del párpado, conjuntivitis o sensibilidad a la luz.

Ingesta de algunos medicamentos

Pastillas
Getty Images

Hay algunos fármacos que pueden ocasionar temblores, calambres y espasmos como efectos secundarios, especialmente aquellos medicamentos que afectan a los riñones, ya que agotan el potasio y el magnesio, esenciales para el buen funcionamiento de los músculos.

Otros fármacos que pueden generar espasmos son los que se utilizan para tratar el cáncer, los anticonvulsivos, los medicamentos contra el asma o los estabilizadores del ánimo.

Pasas demasiado tiempo delante del ordenador

Una mujer joven con una taza de café en un balcón con un ordenador portátil
Getty Images

Si los espasmos musculares te sobrevienen cuando estás delante del ordenador, sobre todo en la parte superior de la espalda, puede ser signo de que deberías pasar menos tiempo delante del teclado y la pantalla.

El movimiento repetitivo de escribir durante todo el día delante del ordenador termina generando este tipo de respuesta en tu organismo. Esto es muy habitual cuando se realizan trabajos de oficina.

Padeces deficiencias nutricionales

Malos hábitos de comida
Reuters

Ingerir habitualmente comida basura puede provocar enormes daños en tu cuerpo. Además de la diabetes, obesidad o problemas cardíacos, una mala dieta puede empezar a manifestarte con simples calambres en los músculos.

Si no existe un equilibrio nutricional serás más propenso a padecer espasmos musculares, sobre todo si no tienes la suficiente cantidad de magnesio y potasio en el organismo.

La solución es sencilla: mantener una dieta equilibrada, que además va a ahorrarte otros problemas de salud. 

Efectos del embarazo

Pareja con test de embarazo

Getty Images

Los calambres o espasmos musculares son habituales en las embarazadas. Pueden darse en cualquier zona del cuerpo, aunque es más común en las piernas.

Ocurren debido a la deshidratación, el aumento de peso, cambios en el flujo sanguíneo o falta de ejercicio y estiramientos. Según el portal de salud Mayoclinic, para evitar estas molestias durante el embarazo es necesario permanecer bien hidratado, tomar suplementos de magnesio y consumir cantidades adecuadas de calcio.

Leer más: Los 10 alimentos más importantes que debes cenar para dormir bien

La actividad física también puede ser de ayuda, pero esta debe ser prescrita por un profesional de la salud.

Deshidratación

niño agua

Deposit Photos

Cuando el nivel de líquido en tu cuerpo es bajo se producen desequilibrios, y estos pueden llegar a provocar calambres musculares y espasmos.

Los deportistas que hacen ejercicio a alta temperatura sin consumir el agua suficiente pueden terminar sufriéndolos. Sanitas advierte que si has perdido un 10% o 15% de agua acabarás teniendo espasmos, piel seca e incluso visión nublada.

Por ello, una buena hidratación siempre es importante, sobre todo en verano y en las épocas en las que se alcanzan temperaturas elevadas.

Exceso de trabajo físico

Carpintero.
REUTERS/Benoit Tessier

Los espasmos en el cuello, la espalda y las piernas son el primer aviso de que el cuerpo está sobrecargado. Normalmente sucede al hacer mucho ejercicio físico, ya sea en actividad deportiva o en trabajos manuales que requieren un esfuerzo repetitivo, como la jardinería o la limpieza.

Para que no se produzcan es necesario descansar, y utilizar hielo para aliviar el dolor o calor para relajar el músculo. Los masajes pueden ser también de mucha ayuda cuando los espasmos se vuelven incómodos y frecuentes.

Otros artículos interesantes:

11 inventos tecnológicos que han revolucionado para siempre el deporte

'Salud sin bulos', una iniciativa para erradicar rumores falsos en la red

Los médicos instan a hablar sobre la muerte en tiempos de coronavirus

Te recomendamos

Y además