La división de reparto con drones de Amazon 'quema' al personal: uno de los equipos ha perdido al 70% de los empleados en el último año

El exjefe de ventas de Amazon, Jeff Wilke, reveló el nuevo modelo de dron de Prime Air en la conferencia de robótica Re:Mars 2019

JORDAN STEAD/ Amazon

La división de entrega con drones Prime Air de Amazon sufrió una sangría de personal el año pasado, lo que puso en peligro la capacidad de la unidad para cumplir los objetivos clave del proyecto, según documentos internos a los que ha tenido acceso Business Insider. 

Más del 30% de los 800 empleados de Prime Air renunciaron, se trasladaron o fueron despedidos el año pasado, según dichos documentos. Esta tasa de rotación es significativamente más alta que el 20% del año anterior y más de cuatro veces más alta que el objetivo anual de Amazon del 6% para lo que llama "tasa de abandono no lamentada". Dentro de la unidad de pruebas, la rotación alcanzó casi el 70% el año pasado.

La inusual rotación de personal de Prime Air también se produce en un momento de cambio y agitación interna. Los empleados se han ido en medio de roces entre los nuevos contratados y los empleados más antiguos, los elevados costes, los cambios en los objetivos, el incumplimiento de los plazos y los retrasos por accidentes en las pruebas, según ha informado anteriormente Business Insider. 

La compañía también despidió a más de 100 empleados en la oficina de Prime Air en el Reino Unido el año pasado como parte de una reestructuración de la división, según aelantó en su día Wired.

Otros equipos de Amazon también se han enfrentado a tasas de abandono inusualmente altas el año pasado, en parte debido a la creciente competencia de otros titanes tecnológicos dispuestos a ofrecer remuneraciones más elevadas a los ejecutivos de Amazon.

Un portavoz de Amazon no ha respondido a una solicitud de comentarios de Business Insider al respecto.

Estos son los 13 directivos que marcarán el futuro de Amazon en España

Directivos de Amazon en España

El progreso de Prime Air ha sido accidentado desde que el fundador de Amazon, Jeff Bezos, anunció el proyecto en 2013. En ese momento, Bezos pronóstico que los drones autónomos de Amazon estarían entregando paquetes a los clientes en "cuatro o cinco años".

Sin embargo, para 2020, Amazon había llegado a la conclusión de que la división se había centrado demasiado en la I+D y no había logrado producir "un servicio de entrega que pudiera funcionar de forma segura sobre zonas pobladas", según una revisión trimestral interna del negocio de principios de este año a la que ha tenido acceso Business Insider. Amazon reemplazó al jefe de Prime Air, Gur Kimchi, en 2020 con David Carbon, antiguo ejecutivo de Boeing, quien estableció objetivos ambiciosos para las pruebas y las aprobaciones regulatorias, según cuentan varios exempleados. 

La estrategia más estricta de Carbon a veces ha irritado al personal existente de Prime Air, según ha dicho un exempleado de pruebas. Algunos no estaban acostumbrados al minucioso proceso necesario para garantizar que los drones autónomos de Amazon fueran seguros para volar sobre ciudades y pueblos, un paso crucial para obtener la aprobación de la Administración Federal de Aviación en Estados Unidos. La división había sido anteriormente "un refugio para los manitas", según relata esta persona. 

La rotación fue especialmente alta en la unidad de pruebas de Prime Air, de aproximadamente 100 personas, que perdió al 71% de sus empleados el año pasado, según la revisión confidencial de la empresa, que se distribuyó internamente en febrero. Esta elevada tasa de bajas contribuyó a dificultar el cumplimiento del objetivo de realizar 2.500 vuelos de prueba el año pasado, según el documento, un aumento significativo respecto al objetivo anterior de Prime Air de realizar unos 350 vuelos de prueba al año, de acuerdo con un antiguo empleado de Prime Air.

El año pasado, los ingenieros de pruebas de Prime Air trabajaron "siete días a la semana" para intentar cumplir el objetivo de pruebas, según un antiguo empleado de Prime Air. Al final completaron 2.338 vuelos de prueba y no alcanzaron el objetivo, según dichos documentos. Los empleados del equipo de pruebas se cansaron por la elevada carga de trabajo, comenta otro exempleado de Prime Air, y muchos se fueron.

La fascinante historia de Jeff Bezos, que creó Amazon para convertirse en la persona más rica de la historia moderna

Jeff Bezos, CEO de Amazon.

La revisión trimestral señala que Prime Air "no estaba preparada" para aumentar el volumen de pruebas, haciendo referencia al desgaste del personal, la limitada disponibilidad de hardware, los errores de software y los procesos de prueba incompletos. Amazon reestructuró el equipo y externalizó algunos puestos "para cubrir el déficit de capacidad", según expone el documento. 

La carga de trabajo de la unidad de pruebas, mientras tanto, ha crecido significativamente en el último año. Prime Air tiene como objetivo realizar 12.000 vuelos de prueba en 2022, incluyendo vuelos con 1.300 clientes registrados para las pruebas beta en California y Texas.  

La alta rotación de los empleados ha sido un problema constante para Prime Air. El desgaste del equipo es alto incluso en comparación con otras divisiones de Amazon, lo que hizo que Carbon abordara el tema durante una polémica reunión interna el verano pasado.

Con el fin de abordar los problemas de contratación y retención de talento, el equipo de Prime Air está planeando una serie de eventos virtuales de networking, vídeos de contratación externa y nuevas campañas de marca este año, según uno de los documentos.

Prime Air también tenía previsto duplicar la captación de traslados internos, según un documento de contratación del pasado mes de mayo, en el que se afirmaba que aproximadamente el 33% de la contratación total de Prime Air suele proceder de empleados existentes de Amazon. También pretendía animar a los directivos a tener objetivos de contratación interna y a utilizar activamente el dive and saves, un paquete salarial que se ofrece a quienes corren el riesgo de abandonar la empresa.

El equipo también ha planeado lanzar una iniciativa de contratación llamada 'Proyecto Reconsiderar', que identifica y acelera el proceso de contratación para los candidatos de desarrollo de software que han rechazado una oferta de Amazon en los últimos tres a seis meses, según ese documento de contratación. Amazon podría ampliar el proyecto a otros puestos de trabajo, dependiendo de los resultados.

Prime Air también puso en marcha un segundo centro tecnológico en Austin (Texas) a finales del año pasado para ampliar su talento en la región, según los documentos.

Otros artículos interesantes:

Amazon despide a decenas de trabajadores de Prime Air tras externalizar la producción de sus drones de reparto a una empresa austriaca y otra española

Entregas de pedidos de Amazon con drones: este es el estado actual del servicio Prime Air, que sigue retrasándose por accidentes y problemas regulatorios

Los secretos de la gran ambición de Jeff Bezos: Prime Air, el servicio de entregas con drones de Amazon, intenta despegar tras innumerables retrasos y cambios de responsables

Te recomendamos