El aceite de argán: así se elabora el preciado "oro rojo" que ha empoderado a un grupo de mujeres de Marruecos

  • El aceite de argán: el “oro rojo” que ha dado la independencia económica a las mujeres amazigh
  • En solo una generación, el mercado internacional de aceite de argán ha pasado de contar con unos 200 litros a mover 4.000 toneladas.
  • Este aceite artesanal se vendía originalmente a los bordes de las carreteras en botellas recicladas por tan solo 3 dólares el litro.
  • A una mujer le lleva aproximadamente 24 hora producir un litro de aceite de argán.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: el aceite de argán puede llegar a costar hasta 300 dólares por litro, lo que lo convierte en el aceite comestible más caro del mundo. Sin embargo, hace solo 20 años, la producción de aceite de argán estaba limitada a las aldeas locales de Marruecos, con ventas internacionales prácticamente inexistentes. Pero desde entonces, la formación de cooperativas dirigidas por mujeres ha transformado la producción en una industria de miles de millones de dólares. Entonces, ¿por qué el aceite de argán ha ganado repentinamente tanta popularidad? ¿Y qué es lo que lo hace tan caro?

El aceite de argán se usa de manera predominante en productos cosméticos de alta gama y en la cocina marroquí. El aceite proviene de la semilla del árbol de argán, nativo solo de la estrecha franja del semidesierto entre la costa atlántica de Marruecos y la cordillera del Atlas. El pueblo amazigh del norte de África ha usado las semillas de argán durante siglos, y los métodos para crear este costoso aceite no ha cambiado en años. 

Khadija Heeda: la primera etapa de la producción es la recolección. Recogemos los frutos del argán. Los recogemos cuando están maduros. El fruto joven tiene este color verde. No podemos recolectarla golpeando el árbol con palos o arrancándola de la planta. Esperamos a que madure y caiga al suelo, y su color se vuelve marrón. 

Narrador: una vez recolectadas, las frutas de argán se secan al sol antes de ser peladas y despulgadas a mano para eliminar las capas externas más carnosas. El sobrante del cuerpo del argán necesita ser machacado para llegar a la semilla rica en aceite que hay en su interior.

Leer más: ¿Es mejor freír con aceite de oliva o girasol? La opinión de una experta en seguridad alimentaria

Khadija Heeda: esta es una etapa más difícil. No cualquiera puede cascar esa semilla, porque hay que conocer la técnica para machacarla correctamente mientras mantiene la estructura de la semilla intacta sin machacarla. Para obtener un litro de aceite de argán necesitaríamos 40 kilogramos del fruto, o unos 20 kilogramos de las semillas para obtener un litro.

Narrador: la siguiente etapa es la trituración, que a menudo se suele hacer a mano.

Khadija Heeda: molemos los granos de argán con este método tradicional que aprendimos de nuestros antepasados y que es muy conocido en nuestra herencia marroquí. Este es un método que consume mucho tiempo. Para obtener un litro, este método necesita dos horas. Por eso evolucionamos, y ahora somos capaces de, cuando tenemos un pedido muy grande, de usar una máquina. La máquina tarda muy poco tiempo. En cinco minutos, puede producir uno o dos litros.

El aceite de argán no es como otros aceites. Al aceite de mayor calidad se le conoce como “oro rojo” porque es muy caro. El aceite de argán requiere mucho esfuerzo a la hora de prepararlo. Una mujer tarda en producir un litro de aceite de argán aproximadamente 24 horas.

Narrador: la pulpa sobrante que se extrae del fruto se vende como alimento para animales, particularmente para cabras, que están intrínsecamente ligadas al árbol de argán. En algunas zonas, es tradición permitir que las cabras suban a los árboles para alimentarse libremente de los frutos. Los granos de argán se recogen entonces de sus excrementos, ahorrando el laborioso trabajo de tener que abrir las semillas manualmente.  Pero hoy en día, en la mayoría de los bosques de argán, esta peculiar visión se utiliza como una atracción turística.

Khadija Heeda: cuando se estudió el residuo que se producía de esa manera, se encontró que no era apto para el consumo. Si la cabra tiene algún problema, se vuelve dañino. Las cabras son una parte de esa región, los turistas disfrutan viendo las cabras en los árboles de argán y les gusta hacerse fotos con ellas.

Narrador: tradicionalmente, las mujeres amazigh, que hasta 1956 requerían el permiso del hombre para salir de sus casas, hacían el aceite de argán principalmente para fines culinarios usando métodos transmitidos a través de generaciones. Este aceite artesanal se vendía ocasionalmente al borde de la carretera en botellas recicladas por tan solo 3 dólares el litro. 

Zoubida Charrouf: descubrimos que las mujeres que preparaban este aceite de manera tradicional tenían una piel muy suave y sin arrugas. Pero no teníamos ninguna prueba científica.

Narrador: Zoubida Charrouf estudió por primera vez el árbol de argán para su doctorado a finales de los 80, cuando la especie están en un peligroso declive. Después de llevar a cabo una investigación científica par apoyar los beneficios hidratantes del aceite de argán en el pelo y en la piel, Charrouf planeó transformar el problema ambiental en una solución económica.

Leer más: El melón es considerado un auténtico lujo en Japón, y están dispuestos a pagar hasta 22.500 dólares por pieza

Zoubida Charrouf: el objetivo no era guardar estos resultados en los cajones de la universidad, sino salir ahí fuera y organizar el sector. Estas mujeres no estaban organizadas en absoluto, y producían el aceite de argán de forma tradicional en sus casas. Era muy difícil. Era algo nuevo. No sabían lo que era una cooperativa. En aquel entonces no salían de sus casas. Pero empezamos con 16 mujeres, y tan pronto como los demás vieron cómo salía esta primera cooperativa, vinieron a vernos muchas mujeres que también querían organizarse en cooperativas y beneficiarse de la comercialización del aceite de argán.

Narrador: por supuesto, el rápido aumento de la popularidad del aceite de argán no solo trajo beneficios a la región, sino que también revitalizó todo un ecosistema. El recién descubierto respeto por el valor de los árboles de argán aseguró la estabilidad de la especie y a su vez, la vida silvestre  la comunidad circundante cosecharon los beneficios. El árbol de argán, conocido localmente como “el árbol de la vida”, proporciona alimento, refugio y protección contra la desertificación, y sus profundas raíces evitan la erosión del suelo, permitiendo que crezca la hierba vegetada para el pastoreo del ganado. Se estima que hasta el 90% de la economía de esta región se debe al árbol de argán.

Zoubida Charrouf: hay casi 3 millones de personas que subsisten del árbol de argán porque proporciona muchos días de trabajo a la población local. La extracción del aceite por sí solo, proporciona casi un millón de días de trabajo. Pero el papel más importante es el papel medioambiental. El árbol de argán es realmente la última cortina verde del desierto.

Narrador: en solo una generación, el mercado internacional del aceite de argán ha pasado de sólo 200 litros a 4.000 toneladas en 2019. Para 2025, la ambición es vender más de 10.000 toneladas. Para facilitar este incremento, la zona de producción del aceite se ha expandido más de 100 millas al sur de Essaouira y está previsto que se expanda hacia el norte. 

Como con cualquier ingrediente caro, los productos derivados del aceite de argán son a menudo adulterados Tanto el aceite de argán cosmético como el culinario se suele etiquetar como “puro” a pesar de que el porcentaje no revelado de aceite de argán se mezcla con una gran cantidad de compuestos químicos. 

Y un aceite más barato, extraído mecánicamente, ha empezado a aparecer en el mercado por tan solo 22 dólares el litro, amenazando la estabilidad de las cooperativas locales. Sin embargo, algunos gigantes de la cosmética, como L’Oréal, se han comprometido con los programas de comercio justo para ayudar a asegurar la estabilidad de su aceite de argán y a la preservación de la biodiversidad del bosque.

Con la ayuda de cooperativas, las habilidades tradicionales de las mujeres amazigh han creado una industria en auge. Pero aunque estos ingresos han permitido cierta independencia financiera a una sociedad dominada por hombres, las mujeres normalmente ganan menos de 220 dólares al mes, por debajo del salario mínimo nacional recomendado por Marruecos.

Como se prevé que la industria del aceite siga creciendo, la prosperidad de las mujeres amazigh aún está por ver.

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero habrías ganado si hubieras invertido 1.000 euros en Inditex el día que salió a bolsa

LEER TAMBIÉN: Las mejores mascarillas reutilizables que se venden en supermercados, según la OCU

LEER TAMBIÉN: Calendario lunar: estos son los días en los que puedes ver cada una de las fases de la Luna

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Trending
  2. video
  3. Vida sana
  4. Alimentación