La mayor fuente de emisiones de CO2 de Google, Disney o Meta está en sus inversiones y en el efectivo que tienen en los bancos

Ilustración de una persona que maneja un emisor de CO2.

gettyimages

La mayor fuente de emisiones de CO₂ de algunas de las empresas más grandes del mundo, como Google o Disney, está provocada por sus inversiones y el dinero en efectivo que tienen en los bancos. 

La anterior es la principal conclusión del informe The Carbon Bankroll: The Climate Impact and Untapped Power of Corporate Cash, elaborado por 3 iniciativas financieras y sociales como The Outdoor Policy Outfit, BankFWD y South Pole. 

Apuntan en el estudio que, a medida que las empresas se enfocan cada vez más en combatir el cambio climático, la huella de carbono generada por sus inversiones y el efectivo que tienen en los grandes bancos es, en ocasiones, su mayor fuente de emisiones. 

Qué es la huella de carbono y cómo puedes reducirla: 13 apuntes para contaminar menos (casi) sin darte cuenta

Para elaborar este informe, se han utilizado los datos disponibles de 10 corporaciones importantes. Es un análisis, anotan, que arroja luz acerca de "cómo el sistema financiero, en particular el sector bancario -que emplea el efectivo de los clientes para financiar los combustibles fósiles-, socava los esfuerzos de las empresas para reducir la huella de carbono". 

El análisis también sugiere que las empresas pueden aprovechar sus prácticas financieras para acelerar la descarbonización del sector financiero, que es fundamental para lograr el objetivo climático global de limitar el calentamiento a 1,5 grados.

Las emisiones de CO₂ de Google

De las 10 grandes empresas en las que se han analizado sus emisiones de dióxido de carbono, el caso más extremo es el de PayPal, compañía en la que el CO₂ enviado a la atmósfera por su funcionamiento habitual fue de 24 ktCO2e, mientras que el provocado por sus inversiones y efectivo (denominado emisiones financiadas) fue de 1.345 ktCO2e, es decir, un 5.512% de las emisiones oficiales. 

Respecto a Disney, con 15.221 millones de euros (15.959 millones de dólares al cambio actual) invertidos o en los bancos, provocó una huella de carbono oficial de 1.190 ktCO2e, mientras que las emisiones financiadas fueron de 2.011 (169%).

"Si se quieren alcanzar niveles de carbono neutro en 2050, los acuerdos para generar combustibles fósiles deben terminar inmediatamente", advierte la Agencia Internacional de Energía

También en Meta, las emisiones de CO₂ oficiales (4.067) están por debajo de las provocadas por el apoyo de los bancos a los combustibles fósiles, 4.453 (112%).

Y en cuarta posición está Google. Con 129.983 millones de euros (136.243 millones de dólares), sus emisiones oficiales de dióxido de carbono fueron de 10.326 ktCO2e, mientras que las provocadas por el aspecto pecuniario ascendieron a 11.484 (111%).

Por debajo, otras 6 empresas en las que, aunque sus emisiones financiadas fueron altas, no llegaron a superar las oficiales: son Microsoft, Salesforce, Apple, Netflix, Johnson & Johnson y Amazon.

Las empresas deben presionar a los bancos para reducir las emisiones de dióxido de carbono

“Las empresas destacadas en este informe son líderes ambientales, que han estado trabajando durante años para combatir el cambio climático y descarbonizar sus cadenas de suministro”, señaló Paul Moinester, director ejecutivo de TOPO. 

"El estudio revela que los logros climáticos sustanciales de estas empresas están siendo gravemente socavados por un sistema financiero desalineado", espetó.

Además, este análisis sobre las emisiones de CO₂ sugiere que, "así como las empresas han trabajado para descarbonizar sus cadenas de suministro operativas y energéticas, también tienen opción de coadyuvar presionando a sus bancos para que reduzcan el financiamiento para combustibles fósiles o moviendo su dinero". 

Otros artículos interesantes:

2x1: esta nueva técnica aprovecha los residuos plásticos para capturar las emisiones de CO₂

Internet contamina más de lo que crees: una videollamada supone 1.000 gramos de dióxido de carbono

Cómo ser la marca más sostenible: BMW apuesta por la energía 100% verde y por acabar con las emisiones de CO2

Te recomendamos