Por qué los productos antiedad son siempre tan caros

  • Los productos de antienvejecimiento siempre afirman que son capaces de hacerte parecer más joven reduciendo, ocultando o previniendo la aparición de marcas de envejecimiento.
  • Los productos antiedad de alta gama son algunos de los artículos de un solo uso más caro del mundo. El precio que los consumidores pagan por los productos más caros es, significativamente más alto que el coste de producción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: los productos anti envejecimiento vienen en forma de cremas y sérums. Afirman que te hacen más joven reduciendo, ocultando o impidiendo que aparezcan señales de envejecimiento. Los productos antiedad de alta gama son algunos de los artículos de un solo uso más caros del mundo. Tan solo 28 gramos de este sérum rejuvenecedor te costará 1.800 dólares, lo que lo convierte en uno de los líquidos más caros del planeta. Pero, ¿funcionan realmente los productos antiedad? ¿Eso es lo que justifica el que sean tan caros?

Dimitrios Tsivrikos: con toda honestidad, un gran número de estas cremas utilizan el efecto placebo.

Anjali Mahto: más caro no significa necesariamente mejor o más eficaz.

Narrador: la mayoría de los cosméticos antiedad, incluso los de bajo coste, tienden a incluir un conjunto estándar de ingredientes: agua, glicerina, ácidos, aceites y vitaminas. Sin embargo, las cremas más caras contienen una serie de agregados de lo más extravagantes. Por ejemplo, Crème de la Mer incluye un “miracle broth” de marca registrada, un compuesto de algas marinas gigantes cosechadas a mano que, según afirman ellos, tienen propiedades “autorregeneradoras”.

Anuncio comercial: estos cultivos son la fuente de la energía concentrada que liberamos para mejorar nuestra piel. Lo llamamos “miracle broth”.

Narrador: pero, según los expertos en la piel, estos costosos ingredientes no garantizan nada o no se ha demostrado lo suficiente que sean más efectivos. 

Mahto: a menudo, lo que las compañías te dicen es: “Mi producto contiene este ingrediente de origen botánico y natural realmente interesante. Por lo tanto, es 10 veces mejor para hidratar la piel que cualquier otra cosa”. Sin embargo, no están obligados a probar que es ese ingrediente en sí mismo el que causa las propiedades humectantes, o algo muy básico como la glicerina, que se encuentra en la mayoría de los humectantes. Las afirmaciones de los productos no necesariamente tienen que ser tan certeras de una manera tan rigurosa.

Narrador: en Estados Unidos, por ejemplo, las medicinas antiedad deben tener la aprobación de la Administración de Alimentos y Fármacos para garantizar su seguridad y efectividad, mientras que los cosméticos antiedad, como cremas y sérums, no requieren la aprobación de la FDA antes de salir al mercado. 

Así es el "tabaco del Nuevo Mundo", la prestigiosa variedad de puros que amenaza la histórica hegemonía de los Habanos

Tsivrikos: cuando se trata de las promesas de los productos antiedad, es todo bastante ambiguo. Varias de estas compañías prometen a la gente que podrán conseguir revertir el envejecimiento, que podrán hacer que la gente de verdad se vea y se sienta más joven. Simplemente gracias a que lo prueba un grupo de testeo, y luego añaden un poco de humo y espejos para superar esta etapa. Porque, en realidad, podemos decir con confianza que la mayoría de estos estudios clínicos no son de fiar.

Narrador: y el precio que los consumidores pagan por los productos más caros es significativamente más alto que el coste de producción. Una investigación de 2010 del Daily Mail descubrió que recrear una solución de 3,4 onzas de Crème de la Mer a partir de ingredientes fácilmente disponibles costaba, aproximadamente, unos 35 dólares. Mientras que La Mer comercializa sus productos a 510 $. Contactamos con La Mer para hablar sobre esta investigación, y ellos respondieron diciendo: “el valor de la Crème de la Mer refleja los ingredientes de la más alta calidad, el tiempo empleado, los complejos procesos necesarios para crearla y los poderosos beneficios para el cuidado de la piel que experimentan sus miles de fieles devotos en todo el mundo”.

Tsivrikos: cuando se trata de comprar un producto muy caro, lo más probable es que entre el 60% y el 70% del precio que podríamos estar pagando esté relacionado con el coste del fabricante para producir y envasar la crema, en lugar del producto real.

Narrador: pero el deseo de mantener la apariencia juvenil no es nada nuevo. Se cree que Cleopatra se bañaba diariamente en leche de burra por sus propiedades ácidas, mientras que las mujeres de la corte francesa se echaban vino añejo en la cara, un proceso que ahora se reconoce que tiene beneficios exfoliantes. Pero un bombardeo de anuncios de belleza en las revistas de mediados del siglo XX que demonizaban a las mujeres por tener la llamada “piel de mediana edad” fue el catalizador de una industria antiedad ahora en auge. Se espera que el mercado de los productos antiedad supere los 216.000 millones de dólares a finales de 2021, pero una gran parte de eso incluye procedimientos cosméticos como el bótox y los estiramientos faciales, que podrían ser una respuesta extrema a nuestro proceso natural de envejecimiento.

Mahto: siento como si estuviera viendo a muchas mujeres jóvenes de unos 20 años preocupadas por el envejecimiento de su piel. Actualmente vivimos en una sociedad que está muy centrada en la estética exterior. Creo que también hay una necesidad imperiosa de que la gente se interese más por cosas como la cirugía láser o las inyecciones como el bótox o el relleno de colágeno, desde una edad mucho más temprana de la que habíamos visto antes.

Narrador: a pesar de la atracción de los remedios mágicos y los brebajes lujosos, evitar el daño a la piel y combatir los signos de envejecimiento no tendría por qué ser tan caro.

Mahto: los productos más económicos pueden ser tan efectivos como sus homólogos más caros. El enfoque no debe ser el corte del producto. Usar un protector solar de buena calidad, con un FPS mínimo de 30, lo ideal sería de 50, durante todo el año. La razón de esto es que entre el 80% y el 90% de los signos que asociamos con el envejecimiento de la piel son efectos de la incidencia de la luz solar. Hablamos de líneas finas, arrugas, pigmentación.  Otra razón es usar productos que tengan como base la vitamina A o un retinoide. Uno no necesita gastarse una fortuna, y probablemente, una vez te gastes más de 25 o 30 libras en un producto, probablemente no sea necesario.

LEER TAMBIÉN: 7 consecuencias del tabaco en tu piel, desde envejecimiento prematuro hasta cáncer

LEER TAMBIÉN: Las arrugas en la frente pueden indicar un mayor riesgo de morir por enfermedad cardíaca, según un estudio biomédico

LEER TAMBIÉN: Cuánto costarán las mascarillas de Mercadona, Dia, Carrefour, Hipercor y Alcampo con la reducción del IVA al 4%

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Trending
  2. video
  3. Cosmética
  4. Lujo
  5. Cultura
  6. curiosidades
  7. Belleza