Pasar al contenido principal

Las profesiones mejor pagadas también van a sufrir el impacto de la revolución de los robots y la inteligencia artificial

Lobo de Wall Street
Universal Pictures
  • En los últimos años se han publicado decenas de estudios que analizan el impacto de la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías en el mundo laboral.
  • Algunas publicaciones advierten que se perderán millones de puestos de trabajo, aunque también surgirán otras funcionalidades que necesitarán roles más especializados.
  • Un estudio de Brookings señala que no sólo los empleos menos cualificados podrán ser desempeñados por máquinas, sino que los sectores mejor pagados también son susceptibles de tener que hacer hueco a la inteligencia artificial.
  • Aquí puedes ver qué profesiones pueden ser sustituidas por la labor de una máquina y cómo los avances tecnológicos van a afectar también a los trabajadores más cualificados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No es ciencia ficción. La inteligencia artificial evoluciona a un ritmo tan elevado que incluso los científicos pueden tener dificultad a la hora de comprender ciertos patrones y funcionalidades.

El Foro Económico Mundial ya pronosticó que para el año 2025 la automatización de las tareas eliminará 75 millones de empleos en todo el planeta, y que en 2035 los sistemas de inteligencia artificial llegarán a desempeñar el 40% de trabajos del mundo.

Sin embargo, en la misma publicación se señala que también se pondrán en marcha 133 millones de nuevas funciones que requieren de profesionales cualificados para su creación y mantenimiento.

Los directivos de las grandes multinacionales tampoco permanecen ajenos a los avances tecnológicos, y ya han analizado los cambios que puede traer la inteligencia artificial al empleo y a la economía, apostando a que la digitalización de las tareas creará más trabajos de los que va a destruir.

Leer más: Estas son las 13 profesiones con mayor futuro en España

Pero una nueva publicación, esta vez de la prestigiosa Institución Brookings —un think thank creado hace más de un siglo en Washington—, asegura que los puestos de trabajo más cualificados también están en peligro.

Es decir, las profesiones mejor pagadas podrían ser ocupadas por máquinas y sistemas de inteligencia artificial.

Cómo la inteligencia artificial puede perjudicar a los profesionales de mayor cualificación

Hasta ahora se pensaba que los más damnificados por los avances tecnológicos y la digitalización del empleo iban a ser los trabajadores menos cualificados. Pero el análisis publicado por la Institución Brookings desmonta esta teoría.

El estudio afirma que el desarrollo de la inteligencia artificial va a tener tanto impacto en los trabajos manuales como en los de oficina, y que los profesionales mejor pagados también tendrán que hacer frente a los retos que este nuevo paradigma está creando en el mercado laboral.

El profesor Michael Webb de la Universidad de Stanford ha sido el encargado de liderar esta investigación. El estudio ha tenido en cuenta un total de 790 empleos diferentes, tanto manuales como técnicos, y ha concluido que 740 de ellos terminarán expuestos a los avances de la inteligencia artificial.

Sin embargo, los investigadores advierten en la propia publicación que el avance tecnológico no se traducirá necesariamente en una destrucción completa de estos trabajos. Aunque el impacto, aseguran, será significativo.

Si la inteligencia artificial es capaz de optimizar los procesos en trabajos de alta cualificación (como ya está consiguiendo en otros sectores como la agricultura o la manufactura), cada vez serán necesarios menos profesionales para sacar adelante las tareas del día a día.

Leer más: 9 trucos que debes seguir en LinkedIn para encontrar trabajo

Algunos de los empleos cualificados que se verán afectados si se cumple esta hipótesis son los relacionados con el marketing, las ventas, la abogacía, la programación informática y los de algunas ramas de la ingeniería.

El equipo de investigadores de Michael Webb también destaca que aquellos que ocupan puestos ejecutivos y de alta responsabilidad en las empresas no se verán apenas afectados por la inteligencia artificial.

Además, las profesiones que dependen en un alto grado de las capacidades humanas, como las de la rama sanitaria y educativa, tampoco estarán especialmente expuestas.

Y además